Lo que de verdad implica para la moda el adiós de Man Repeller
  1. Estilo
  2. Moda
LEANDRA MEDINE

Lo que de verdad implica para la moda el adiós de Man Repeller

El conocido blog Man Repeller, de Leandra Medine, echa el cierre. Recordamos por qué la influencer cambió la industria

Foto: Lo que de verdad implica para la moda el adiós de Man Repeller
Lo que de verdad implica para la moda el adiós de Man Repeller

Hoy somos conscientes de que hay dos tipos de influencers de moda. Por un lado, están las que apuestan por looks impolutos en los que las tonalidades tierra están muy presentes y en los que los accesorios del momento están destinados a ser los protagonistas de cada instantánea. Por otro, encontramos a instagramers que hacen de la extravagancia y del color sus mejores armas y que apuestan por looks de siluetas exageradas. Por supuesto, existen también las que hacen de la sensualidad su aliada, como es el caso de Jessica Goicoechea, pero las que son más admiradas por las fashion insiders son precisamente las que dejan atrás las siluetas bodycon y prefieren que la comodidad sea su sello.

Sin embargo, no hemos de olvidar que la reina en el campo de la comodidad, la que hizo que el athleisure estuviera siempre presente incluso cuando todavía no leíamos el término en cada artículo de moda, es Leandra Medine, que logró diferenciarse del resto al imponer la mirada femenina en sus looks. Ahora que Zara lanza su propia línea de lencería, a la que llama Female Gaze para dejar claro que no ha sido creada para satisfacer los deseos masculinos, tenemos que señalar que Leandra Medine cambió las normas de la moda al crear outfits que, en sus propias palabras, espantaban a los hombres.

Al fin y al cabo, eso es lo que su nick, Man Repeller, quiere decir. Recientemente publicó un post en su web homónima (de la que se desvinculó este verano ante acusaciones de elitismo y racismo) en el que se sorprendía al darse cuenta de que con el tiempo buscaba uniformes. Antes, aseguraba, amaba que sus looks fueran definidos como extravagantes, divertidos e incluso absurdos, pero ahora apostaba por la seguridad que el gris y el camel ofrecen. Quizás ocurra como cuando un outsider rompe las normas de la moda y su transgresión determina por convertirse en la normal: que ha de cambiar de nuevos sus bases para volver a transgredir.

El normcore popularizó los calcetines con sandalias y los ugly shoes fueron los siguientes en hacerse no solo con pasarelas, sino también con armarios. Pero ¿cuáles son las claves para tener un armario construido a prueba de hombres? Como ella misma explicaba en su libro 'Man Repeller. Seeking Love. Finding Overalls', “pantalones harem, boyfriend jeans, petos, hombreras, monos largos, joyas que puedan parecer armas violentas y zuecos”. Hoy resulta llamativo que estas prendas y accesorios sean considerados de tal modo, y en gran parte se lo debemos a ella. Fue a los 24 años cuando durante una visita a Topshop, su amiga le dijo que todos los looks que elegía parecían destinados a espantar a los hombres.

“Lo dijo con tal seguridad que me hizo pensar que era ridículo que achacara mis fracasos amorosos a algo que no fuera la forma en la que visto”, escribía. Quizás sus looks imposibles sean hoy mainstream gracias a la fuerza escapista que ella les achaca. "Me he dado cuenta de que si apuestas por un look extravagante o decadente, eres dueña de tu propia agenda y es un método efectivo para olvidarte de la realidad del mundo”, explicaba a 'Matches Fashion'. El estilo de Leandra es tan aclamado que incluso ha diseñado zapatos para Del Toro, deportivas para Superga, joyas para Dannijo y su propia colección para Mango.

El que Man Repeller cierre sus puertas quiere decir que por fin la moda se desvincula de la mirada masculina, pero quizás, también, que la siguiente Leandra Medine está por llegar. ¿Quién será la siguiente en romper las normas de la moda?

Moda otoño-invierno Mango