Repasamos los 30 años del estilo de Emily Ratajkowski: madre, it girl y activista
  1. Estilo
  2. Moda
FELICIDADES

Repasamos los 30 años del estilo de Emily Ratajkowski: madre, it girl y activista

Ratajkowski celebra su 30 cumpleaños con mucho que festejar. La madre primeriza se ha convertido en una de las modelos más activistas de la industria

placeholder Foto: Emily Ratajkowski. (Imagen: Nasty Gal)
Emily Ratajkowski. (Imagen: Nasty Gal)

Emily Ratajkowski celebra su 30 cumpleaños con mucho que festejar. La madre primeriza se ha convertido en una de las modelos más activistas de la industria y puede presumir de ser la preferida de los fotógrafos más relevantes y de las personalidades más aclamadas. Al fin y al cabo, Ratajkowski (cuyo apellido aprendimos a escribir sin tener que chequearlo en Google hace mucho menos de lo que nos gustaría reconocer) es íntima de Lena Dunham (junto a quien anunció su embarazo en un artístico vídeo) y de Amy Schumer, con quien comparte cartel en la película ‘I feel pretty’ y junto a la que fue detenida en una protesta feminista en contra de la confirmación de Brett Kavanaugh como candidato a juez del Tribunal Supremo de Estados Unidos.

Su estilo se caracteriza por la sensualidad más extrema y, sin embargo, exquisita, pues aunque es experta en mostrar piel, lo hace con tal naturalidad que la vulgaridad jamás está presente. Aprovechamos su trigésimo cumpleaños para recordar algunas de las razones por las que Emily es una de las modelos más estilosas de la industria… Y ya que estamos, para decirle que, si nos está leyendo, queremos tener su casa. Y su armario. Y su nómina…

La modelo se ha convertido también en una de las celebridades que hablan con más naturalidad de la salud mental y de lo bien que le sientan sus terapias, por lo que el otro día mostraba con orgullo el look con el que visitó a su psicoanalista.

Apostaba por un traje oversize tan impresionante que la modelo Amber Valetta no dudó en preguntarle públicamente de qué marca era. Aunque Emily no respondió (al menos, no de manera pública), si Amber nos está leyendo (como Emily), le decimos que es de Havre Studio. Nos encanta el toque sporty que le da con su crop top y su gorra roja.

Otro de sus últimos looks consiste en un maxivestido negro de sensual escote trasero que han alabado compañeras de profesión como Irina Shayk. Es un diseño de la marca sostenible Aya Muse, en concreto, el modelo Electra. Lo combina con bolso pastel de Jw Pei.

La modelo suele apostar por delicados vestidos de estética lencera que realzan su silueta, y de cara al verano se decanta por este diseño slip dress blanco de Ciao Lucia con flecos en el escote, que lleva con deportivas blancas. Lo cierto es que su estilo ha sido comparado en más de una ocasión con el de nuestra Jessica Goicoechea, pues ambas apuestan y diseñan bikinis minúsculos y presumen de sus figuras con diseños que huyen de las siluetas oversize y que abrazan las aberturas y los dos piezas en los que los crop tops y las faldas midi hacen que el cottagecore quede muy lejos de sus armarios.

De hecho, ¿quién ha dicho que a la alfombra roja de los Oscar hay que llevar grandes vestidos de gala? Ella estaba perfecta con su dos piezas blanco, un look capaz de competir con la alta costura sin problemas. Se trata de un diseño de su propia firma que volvió a dejar a todo el mundo helado o, precisamente, lo contrario.

Ella es capaz de transformar también la estética working para convertirla en idónea para la oficina, como demuestra este vestido blazer que accesoriza con botas de serpiente. Prueba a leer la descripción del look sin recordar la foto: resulta casi imposible pensar en un resultado elegante, pero Emily lo logra.

Sin embargo, no todo son diseños XS, sino que incluye algunas piezas maxi en su vestidor que sabe ceñir a su silueta para que esta siga destacando.

Por cierto, recientemente recorría la ciudad enfundada en un minivestido flúor de Zara, y no es la primera vez que ha apostado por la marca, pues en unos importantes premios dejó a todos los asistentes boquiabiertos al hacer de su maxivestido rojo asimétrico de la marca española el mejor ejemplo de cómo el low cost es a veces capaz de estar a la altura de las grandes marcas. De hecho, se casó ataviada con un traje mostaza de Zara que no tenía nada que envidiarle a las firmas nupciales por más que el diseño en cuestión no tuviera un ápice de alma nupcial.

El truco, eso sí, es tener el cuerpo de una supermodelo… O al menos, qué demonios, su actitud. Deberes para el verano: dejar de lado la manía de alcanzar el cuerpo perfecto y centrarnos en lograr una actitud de reina de la pasarela. ¿Os apuntáis?

Emily Ratajkowski Premios Oscar
El redactor recomienda