La tendencia que domina Marta Ortega: mezclar lo casual con lo elevado
  1. Estilo
  2. Moda
UN NUEVO DRESS CODE

La tendencia que domina Marta Ortega: mezclar lo casual con lo elevado

Analizamos de dónde viene la tendencia que la heredera de Inditex ha puesto de moda: la de mezclar prendas informales con otras más sofisticadas

Foto: Marta Ortega y Carlos Torretta. (Gtres)
Marta Ortega y Carlos Torretta. (Gtres)

El look de invitada de Marta Ortega en la boda de Pedro Bravo y Carlota Pérez-Pla ha revolucionado los medios de tendencias y a los expertos en moda, que han debatido acerca de si el atuendo elegido era oportuno para una celebración nupcial. Nosotros hemos hablado con cinco expertos para saber si llevar un jersey calado a una boda es una decisión adecuada, y hoy queremos ir más allá para ahondar en la tendencia que Marta Ortega domina. No nos referimos únicamente a su capacidad para combinar prendas asequibles con accesorios de alta gama, una fórmula que también dominan celebridades como Amelia Bono, sino de la capacidad de llevar prendas arregladas con otras más casual.

placeholder Gwyneth Paltrow, vestida de Balmain en Londres. (EFE)
Gwyneth Paltrow, vestida de Balmain en Londres. (EFE)

Fue en el tour promocional de 'Iron Man' cuando Gwyneth Paltrow cautivó al mundo con su estilo. Hasta este momento su armario no era especialmente aclamado, pero cuando sorprendió en la alfombra roja con un minivestido de Balmain combinado con una chaqueta blazer, este mix de opuestos enamoró a los entendidos de moda. Hoy este tipo de combinaciones no resultan sorprendentes, pero entonces se trataba de un cambio en las normas de la alfombra roja, esa que aunque en la actualidad es mucho menos encorsetada, en el 2008 seguía apostando siempre por vestidos brillantes o diseños de estética Princesa Disney.

placeholder Sienna Miller y Tom Sturridge, en la gala MET. (Getty)
Sienna Miller y Tom Sturridge, en la gala MET. (Getty)

La capacidad de mezclar opuestos fue la que convirtió a Gala González en icono, pues la influencer siempre ha sabido combinar prendas relajadas con diseños de alta gama, un mix que fue el responsable también de que Olivia Palermo se convirtiera en toda una it girl. Olivia combinaba en la red carpet jerséis de Eric Bompard con faldas satinadas maxi y tacones vertiginosos o total looks de Dior compuestos por camisetas básicas con blazer y faldas de tul.

placeholder Olivia Palermo, vestida de Dior. (Getty)
Olivia Palermo, vestida de Dior. (Getty)

No solo ha sabido adaptar la fórmula a sus looks de calle, que crea combinando faldas de tul de Max&Co con jerséis de lana casual y botas de combate de Dior, sino también al ámbito nupcial. Sienna Miller se convirtió en otra de las celebridades expertas en combinar prendas opuestas. Al fin y al cabo, el estilo bohemio recurre a este tipo de mixes, y cuando pisó la alfombra roja de la gala MET enfundada en un maxivestido de Burberry combinado con una chaqueta biker con pinchos metalizados, dejó claro que la red carpet había cambiado definitivamente sus normas.

placeholder Jennifer Lawrence, vestida de Dior. (Reuters)
Jennifer Lawrence, vestida de Dior. (Reuters)

Jennifer Lawrence recogió el relevo al combinar su jersey de punto de la colección Spring/Summer 2017 de Dior con una falda de tul transparente de la firma francesa para desfilar por la alfombra roja. Cuando Marta Ortega combinó este fin de semana su vestido lencero con un jersey calado de Valentino, no pudimos evitar recordar a Juana Acosta en el Festival de Málaga, donde puso en marcha la tendencia con excelencia al combinar su falda midi de lentejuelas de Dior con un jersey de lana de estampado animal de la maison. Pero ¿por qué esta tendencia regresa ahora?

placeholder  Marta Ortega y Carlos Torretta. (Gtres)
Marta Ortega y Carlos Torretta. (Gtres)

Cuando Gwyneth Paltrow puso en marcha la fórmula con su look de Balmain, nos hallábamos en plena crisis económica, aunque era una bien diferente a la actual por no haber contado con una pandemia de por medio. Sin embargo, las interminables horas de trabajo a las que muchos se tenían que enfrentar para poder sobrevivir económicamente hicieron que el término afterwork fuera indispensable. De ahí la combinación de chaquetas asociadas al ámbito laboral con looks festivos: el mundo del trabajo 24/7 llegaba para no irse jamás y terminaba por dejar huella en la moda. Ahora, tras meses de confinamiento, la estética sleepleisure se ha adentrado de forma irremediable en la alfombra roja, y al haberse relajado los códigos de vestimenta de las bodas, no es raro que los vestidos lenceros, esos por los que Vanesa Lorenzo y Nieves Álvarez acaban de apostar en sus redes, se conviertan en la elección perfecta para celebraciones importantes.

Incluso la alta costura abraza ya este tipo de combinaciones, como dejó claro el último desfile Couture de Stephane Rolland, donde vimos un mono de punto blanco y seda metalizada dorada bordado con lentejuelas, cristales, malaquita y perlas que creaba el efecto dos piezas más casual. Aunque esta tendencia lleva años entre nosotros, Marta Ortega ha marcado un antes y después en el mundo nupcial. Como ocurre siempre que alguien cambia las normas, hay quienes al comienzo no están de acuerdo con la transformación consiguiente, pero no cabe duda de que de ahora en adelante veremos con cada vez mayor asiduidad a invitadas de boda lucir prendas de punto casual con vestidos lenceros o con diseños brillantes, un mix de moda que resume a la perfección lo que hemos vivido a lo largo del último año. Las inmensas ganas de salir de fiesta combinadas con la imposibilidad de salir de casa han terminado por quedar reflejadas en el look de invitada de boda de Marta Ortega.

Sienna Miller Juana Acosta
El redactor recomienda