Cómo llevan esta temporada el abrigo camel las expertas en 5 looks listos para triunfar
  1. Estilo
  2. Moda
ESENCIAL ETERNO

Cómo llevan esta temporada el abrigo camel las expertas en 5 looks listos para triunfar

El clásico entre los clásicos actualizado y puesto al día según las tendencias gracias a las prescriptoras. Descubre de qué cinco maneras lucen el abrigo camel

Foto: La insider Leonie Hanne, con un abrigo camel. (Imaxtree)
La insider Leonie Hanne, con un abrigo camel. (Imaxtree)

Motivos que justifiquen su constante uso hay de sobra. Porque trasciende en el tiempo, porque es elegante, porque nunca fallas y porque tu armario no sería lo mismo sin él. Hablamos del abrigo camel, clásico entre los clásicos y ese esencial eterno que no ha perdido fuelle ni protagonismo en el street style. Tantos son los años que lleva anclado en los looks de las expertas que cada temporada necesita una renovación y puesta a punto, no por su diseño, es tan perfecto que no admite modificaciones, pero si en su puesta en práctica.

Aliándose con las grandes tendencias para este otoño-invierno de 2021-2022 y rescatando su colección de abrigos de color camel, las insiders nos ofrecen cinco ideas novedosas y fáciles de aplicar para lucirlo y conseguir triunfar.

Con vaqueros y botines de suela track

Nadie diría que un abrigo recto, de inspiración masculina, largo y cruzado, podría resultar la pieza ideal de un look moderno y urbano, pero la editora danesa Darja Barannik nos demuestra que sí. Junto a unos jeans anchos de tiro alto rematados con el bajo deshilachado y unos demoledores botines con suela dentada, el clásico puede brillar y precisamente poner el punto de inflexión que de manera obligada precisa un outfit tan cañero.

A tono

placeholder La insider Leonie Hanne, con un abrigo camel. (Imaxtree)
La insider Leonie Hanne, con un abrigo camel. (Imaxtree)

Estamos frente a una de las grandes corrientes cromáticas de la temporada y que consiste en teñir todas las piezas con la gama de los tonos neutros. Sin concesiones a otros colores, la marea 'nude' se extiende ya como la pólvora sobre el asfalto y ha encontrado en el abrigo camel su mejor aliado. Es más, si juegas con los distintos participantes, marrón, beis o tostado, tu atuendo, al igual que el de la insider alemana Leonie Hanne, puede pasar de outfit aburrido del montón a lookazo de profesional.

Sobre un chándal

Este abrigo puede mutar y acoger otras siluetas de tendencia. Los diseños 'faux fur', los de efecto pelo o los de borrego, siempre que mantengan al camel como tono, también pueden aspirar a conseguir ese rol de esencial. Si apuestas por ellos y te atreves a lucirlos deberás renunciar a looks minimalistas y rendirte ante atuendos más informales en clave 'comfy'. Mira cómo lo hace la berlinesa Sonia Lyson, reina indiscutible del sporty-chic: sobre un chándal a juego y con botines Chelsea.

Con animal print

placeholder Un abrigo camel en un look animal print. (Imaxtree)
Un abrigo camel en un look animal print. (Imaxtree)

Precisamente la base en la gran mayoría de los motivos salvajes que hoy pululan por la industria de la moda tiene al camel (o similares) como fondo y sobre él se salpican esas manchas a contraste tan características del print. Por eso, la idea de unir tus total looks estampados con leopardo, cebra o cualquier otro dibujo de su familia, junto al abrigo protagonista es simplemente perfecta. Para rematar el atuendo, parece más que probado que los accesorios de color negro son la mejor opción.

En un look neón

No te asustes. De alto voltaje e impactante, el último look con abrigo camel comienza a tomar impulso en el street style y son muchas las expertas que lo están probando. Si a ellas les funciona, a nosotras también. El verde o el fucsia, siempre en su versión neón, son los más empleados para teñir las prendas y los complementos del look. Escoge uno, lúcelo a lo grande y tal y como ha hecho Nina Sandbech, calma esa imagen radiactiva con el abrigo. Si sigues estos consejos al pie de la letra, ten por seguro que no fallarás.

Abrigo Camel Tendencias
El redactor recomienda