Logo El Confidencial
MANSIONES CON MAYORDOMO Y CHEF

Cuatro lugares superexclusivos para unas vacaciones de lujo

Con mayordomo, chef, pista de aterrizaje, vistas al mar, piscina infinita, jardín del Edén y otras bondades. Así son las mansiones que se alquilan para el no común de los mortales. ¿Estás entre ellos?

Foto: La Nava del Barranco, en un lugar de La Mancha
La Nava del Barranco, en un lugar de La Mancha

Vamos a meternos dentro del sueño y a vivir unas vacaciones de lujo en una mansión de esas que te lo ponen todo más que fácil. Practicaremos la religión de tumbarnos a la bartola con vistas al mar, el jardín, el valle o la piscina. Disfrutaremos de sauna, de sala de cine e incluso de capilla privada sin salir de casa. Y pasaremos a cenar al comedor a la señal del mayordomo cuando la comida, elaborada por el chef, según el guión, ya esté en la mesa. No sin antes recibir a los invitados, que en alguno de los casos llegarán a bordo de su flamante jet. Hay que tener cuidado con los sueños, estos y otros, porque se hacen realidad, ya se sabe. Pero ¿dónde? Buscamos el escenario.

La Nava del Barranco, una casa manchega a la que se puede llegar en avión

Esta finca privada por la que tuvo pasar el ingenioso hidalgo de Cervantes se levanta en medio de la naturaleza como un monumento al lujo. Tiene 16 habitaciones tipo suite, comedor principal y comedor de campo, gimnasio, biblioteca y agua mucha agua: en la infinity pool sobre los campos de Castilla-La Mancha o en el spa.

Por si fuera poco, cuenta con bicicletas, caballos, servicio doméstico propio y una pista de aterrizaje, en la que, según fuentes del casón, aterrizan más de 100 jets privados al año. También te organizan safaris fotográficos, picnis por todo lo alto, recorridos en globo y paseos en quad por la finca en compañía de sus guardas. Estamos despegando ya hacia este punto de Castellar de Santiago (Ciudad Real). Deseando ver esos gigantes que son molinos. Precio: consultar.

Dar Tella, a la sombra del palmeral de Marrakech con todo el boato árabe

Mayordomo, criado, jardinero y chef cuidarán de que no te falte de nada en esta casa de ensueño en el más lujoso Marrakech, el que se mira cara a cara con La Mamounia. Esta villa se alza y también se esconde del sol y del mundanal ruido en el palmeral de la ciudad marroquí, a la sombra de 100.000 palmeras, con su edénico jardín andalusí de olivos y naranjos. Cerca pero lejos de la bulliciosa medina.

Dispone de cinco habitaciones: tres en el piso de abajo y dos en el de arriba, todas con terraza privada y baño en suite. El culto al verde, al agua y la buena vida que se pone de manifiesto en el porche a cubierto, los cenadores bajo el cielo y la piscina. Y Essaouira en el mar y el Atlas tierra adentro esperándote. Precio: desde 750 euros la noche. 

Villa Marinka, un ‘barco’ anclado en Córcega con vistas a Cerdeña

Concretamente está en los alrededores de la pintoresca Porto Vecchio, al sur de la isla. Esta casa cuadriculada, minimalista y entregada al horizonte tiene cuatro dormitorios, tres baños, unos amplios ventanales por los que se cuela el paisaje, una terraza de 100 metros cuadrados amueblada, una piscina que casi se funde con el mar y acceso directo a la playa de Palombaggia.

Puedes alquilar un yate y contratar los servicios del chef y de la niñera; todo de película. Piérdete por los alrededores: son espectaculares, y encima con montañas. Precio: desde 976 euros la noche.

Las vistas desde Villa Marinka (Foto: Paul Larrieu)
Las vistas desde Villa Marinka (Foto: Paul Larrieu)

Un palacio con capilla privada en la Asturias aristocrática: el de Miravalles

Una piscina cubierta climatizada con agua salada en un palacio histórico recién remodelado es más de lo que nuestras ganas epicúreas podían imaginar. Existe, claro, y la tenemos entre nosotros. Cerca del encantador pueblo de Villaviciosa (Asturias).

Con tres plantas inmensas en sus 1.000 metros cuadrados: vestíbulo, el elegante salón, una amplia sala de estar y una cocina equipadísima, todo con vistas al jardín, en la planta baja; cinco dormitorios con baño en suite en la primera, y zona de entretenimiento con pantalla gigante, home cinema, equipo de música y otra habitación en la última. Circundándola un terreno de 5.000 metros cuadrados y muy verde. Redondeará la experiencia lujosa la soberbia playa de Rodiles. Precio: desde 6.650 euros la semana.

 

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios