Logo El Confidencial
TENDENCIAS EN TARTAS

Naked Cake: la última obsesión dulce que invade Instagram

Estas tartas ya inundan las cuentas foodies más golosas de la red. Reconocibles a simple vista, es difícil no caer en la tentación. Te las presentamos

Foto: Naked Cake, una obra de arte a la vista. (Unsplash)
Naked Cake, una obra de arte a la vista. (Unsplash)

Si algo ha hecho Instagram por el universo de los postres es elevarlo a los altares gastronómicos foto a foto. Y es que en cuestión de dulces, todo hay que decirlo, comemos por los ojos. Ese amor a primera vista es la causa principal de acabar probando cada una de las tentaciones que esta red social pone de moda. De los elaborados y fantasiosos cupcakes, pasando por las rústicas cookies, hasta llegar al punto en el que hoy nos encontramos, las naked cakes. Pero ¿de qué estamos hablado realmente? Con casi un millón y medio de fotos subidas bajo el #nakedcake, su traducción literal es 'tarta desnuda' y si lo analizas bien, es precisamente lo que es. Se trata de un pastel (de uno, dos, tres pisos o más) que está desprovisto de la cubierta, ya sea de buttercream o de fondant, pero que deja al descubierto su interior. Solo así se produce el fenómeno naked cake: podemos apreciar los colores, intuir a simple vista los sabores, deleitarnos con sus texturas y asombrarnos con sus irregularidades.

Decorada con flores. (Unsplash)
Decorada con flores. (Unsplash)

Su precursora fue Christina Tosi, una pastelera estadounidense archiconocida por sus apariciones en televisión y dueña de una pequeña pastelería de culto en Nueva York, Milk Bar. Bien es cierto que se idea inicial fue crear una tarta de cumpleaños, pero la imagen vintage, nostálgica y clásica de ese pastel arrasó en las redes sociales convirtiéndola en el fenómeno que es hoy en día.

Más allá de su apariencia desnuda, estas tartas son supermodernas y versátiles. Y claro está, de tanto verlas en Instagram, se han convertido en la apuesta dulce imprescindible en fiestas de todo tipo y, cómo no, la última tendencia en bodas. Además de su imagen retro, son elegantes y refinadas, pero a la vez rústicas, pudiendo llegar a ser un elemento decorativo más en cualquier fiesta.

Sus decoraciones son infinitas: flores y hojas naturales, frutas, confeti… Y sus sabores más. Se busca un contraste entre el bizcocho y la crema que rellena cada piso para crear un efecto óptico superreconocible. Como todas las elaboraciones quedan a la vista, es una tarta un tanto exigente que requiere de especial paciencia y pericia pastelera. No hace falta que quede perfecta; es más, se lleva el poder apreciar los fallos, pero ,ojo, no de amateur; fallos de maestros.

En nuestro país esta tendencia se ha extendido, en parte gracias a Instagram, hasta llegar a cocineras de la talla de Alma Obregón, @alma_cupcakes, o grandes referentes del mundo pastelero como Las Tartas de Zarina, de María Parejo González de Castejón, @lastartasdezarina; Tart Co., de Isabela Muro, @tartco, o al templo de los postres, Martin’s Cake Bar en Madrid, @martinscakebar. Mira las versiones made in Spain de esta famosa (e instagramer) tarta desnuda.

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios