Del teatro de Banderas al museo de la baronesa: 4 hoteles para disfrutar de Málaga
  1. Estilo
  2. Ocio
CIUDAD VIP

Del teatro de Banderas al museo de la baronesa: 4 hoteles para disfrutar de Málaga

Vamos a ponerle a estos días de coronavirus un poco del glamour hollywoodiense del Soho malagueño y de esa inspiración que lleva el sello Thyssen. Te decimos dónde alojarte

Foto: El Gran Hotel Miramar de Málaga tiene su punto hollywoodiense. (Cortesía)
El Gran Hotel Miramar de Málaga tiene su punto hollywoodiense. (Cortesía)

Vienen tiempos de mediterranear en la ciudad de Picasso, cada día más cosmopolita y artística. Ya no solo es todo lo que rodea a nuestro artista más internacional (y afrancesado), es que aquí está el museo que lleva el nombre de la baronesa, el otro Thyssen, una 'sucursal' del Centro Pompidou y, tachán, el teatro de Antonio Banderas, el Soho, ahora convertido en el Broadway español. Málaga está que se sale. Solo hay que ver estos cuatro hoteles donde te puedes alojar. Vamos a dormir aquí... y a soñar.

Palacio Solecio, siglo XVIII, un marqués…

Lo tiene todo: historia, glamour, aristocracia y ese lujo de todos los detalles. Este hotel, que abrió las puertas el pasado diciembre, está donde estuvo el palacio del marqués de la Sonora, construido en 1789, residencia del genovés Félix Solecio y luego almacén de papel, y está considerado, atención, como una de las obras cumbre de la arquitectura civil dieciochesca de la capital, en el corazón de su centro histórico. Su rehabilitación se la debemos al estudio de arquitectura Antonio Obrador, que ha hecho de él lo que ya era, un palacio, pero convertido en hotel boutique.

Ladrillo visto, dos patios, puertas de estilo castellano, suelos en blanco y negro, lámparas de inspiración arabesca, junto a la gran escalera del hall, la doble arquería y algunas columnas del patio porticado que se cuentan entre los elementos originales. Hay 68 habitaciones y una de ellas en la torre-mirador, con unas vistas que no se pueden describir, gimnasio, lobby bar, restaurante bajo cubierta de cristal… Lo dicho: es de película.

Precio: desde 143 euros. Dónde: C/ Granada, 61.

Gran Hotel Miramar, glamour del de antes

Este hotel podría estar en San Sebastián y llamarse María Cristina, pero no, está en Málaga y se llama Miramar (como el palacio donostiarra, por cierto) y también en contexto cinematográfico y de festival. En vez de mirar a la bahía de la Concha, siempre un regalo y un recuerdo de otros tiempos y belle époque, este se asoma a la Caleta, en mismo paseo de Reding, con extraordinarias vistas al mar. Prepárate porque esto es elegancia y refinamiento, a veces nazarí, a veces modernista, a veces clásico y siempre mediterráneo. Las habitaciones van desde la premier hasta la royal suite, haciéndose cada vez más lujosas, con mármoles, sala de estar, tecnología punta, vistas increíbles, gran salón, vestidor, gran terraza, jacuzzi al aire libre…

Fue inaugurado por Alfonso XIII en 1926 como hotel Príncipe de Asturias. En 1936, con el estallido de la Guerra Civil, fue hospital de campaña, y en 1939, reabrió ya como Miramar y hasta 1967, que pasó a ser Palacio de Justicia. En 2016, volvió a ser el Miramar otra vez. Para que sepas dónde te alojas. Emoción.

Precio: desde 191 (premier) hasta 2.260 euros (royal suite). Dónde: Paseo de Reding, 22-24.

Room Mate Larios, art decó by Lorenzo Castillo

También aquí tenemos un trocito del imperio hotelero modernísimo del inquieto Kike Sarasola, decorado además por Lorenzo Castillo siguiendo las pautas del art decó. Y nada menos que en la calle más famosa y popular de Málaga, la calle Larios, que es en sí un monumento, al ladito del Museo Picasso (y la casa natal del pintor), el Carmen Thyssen, la catedral, la alcazaba, el castillo de Gibralfaro, apoteósicos y que no habíamos nombrado aún, y además con una terraza en la azotea que te hará ser consciente de dónde estás. El paisaje urbano era esto.

El Room Mate Larios está en la famosa calle malagueña del mismo nombre. (Cortesía)
El Room Mate Larios está en la famosa calle malagueña del mismo nombre. (Cortesía)

Por lo demás, 41 habitaciones, algunas con balcones a la calle, más seis apartamentos que están en un edificio independiente pero solo a 120 metros del hotel, estos con vistas a las plaza de la Constitución.

Precio: desde 127 euros. Dónde: C/ Marqués de Larios, 2.

La junior suite del Room Mate Larios. (Cortesía)
La junior suite del Room Mate Larios. (Cortesía)

Vincci Selección Posada del Patio... y la muralla

Este cinco estrellas presume de su ambiente exclusivo, de su azotea con vistas a la ciudad, su restaurante gourmet, sus suites exclusivas y todo su lujo y confort, y por encima de esto, de tener acceso a la muralla de la ciudad. Porque este edificio, testigo del paso de fenicios, romanos, árabes, cristianos, multicultural por demás, ha sido renovado por la decoradora e interiorista Alejandra Pombo, dando todo el protagonismo al tramo mejor conservado de esta muralla, que está en su interior, como un huésped más (fue descubierta mientras se hacían las obras del hotel, enre 2007 y 2008).

Así es el Vincci Selección Posada del Patio. (Cortesía)
Así es el Vincci Selección Posada del Patio. (Cortesía)

Son en total 106 habitaciones, suites y junior suites, con diseño de vanguardia, más una terraza con piscina en la azotea y ese patio que hace de oasis en medio no ya del hotel, sino de la ciudad. Y, por supuesto, fue posada, una de las últimas que hubo en la ciudad, La Posada del Patio. El otro, porque son dos edificios, era un bloque de viviendas de principios del siglo XX. En cuestiones gastronómicas, no te pierdas La Posada Food &Living ni la carta de su restaurante Entremuros.

Precio: desde 151 euros. Dónde: Pasillo de Santa Isabel, 7.

La Posada Food & Living, un concepto gastronómico nuevo. (Cortesía)
La Posada Food & Living, un concepto gastronómico nuevo. (Cortesía)

Málaga Gastronomía en Hoteles Antonio Banderas Viajes en España Viajes Viajes en familia Viajes gastronómicos
El redactor recomienda