Copia la tradición navideña estadounidense por excelencia con tus hijos
  1. Estilo
  2. Ocio
¡Fácil y creativo!

Copia la tradición navideña estadounidense por excelencia con tus hijos

De las aventuras de Hansel y Gretel a tu cocina, esta Navidad toca decorar una casita de jengibre

placeholder Foto: Reese Witherspoon nos conquista cada año con su dulce casita. (Instagram @reesewitherspoon)
Reese Witherspoon nos conquista cada año con su dulce casita. (Instagram @reesewitherspoon)

Aunque la raíz de jengibre se cultivó por primera vez en la antigua China, los primeros en fabricar el pan de jengibre fueron los monjes de los monasterios de Europa del norte, que solían añadirle pimienta y acompañarlo con vino.

Esta tradición se ha trasladado a nuestros días, sobre todo en Navidad, con la tradición de construir y decorar una casita de jengibre con los más pequeños de la familia. Originarias de la Alemania del siglo XVI, la popularidad de estos dulces llegó de la mano del cuento de los hermanos Grimm, 'Hansel y Gretel'.

placeholder  El príncipe Guillermo inspecciona una casita de jengibre. (Getty)
El príncipe Guillermo inspecciona una casita de jengibre. (Getty)

Lo ideal es que todos los miembros de la familia participen en su elaboración, desde el horneado de las galletas hasta la construcción de la casa y su decoración. El pan de jengibre es un postre ideal para hacer entre todos, ya que no necesita demasiado esfuerzo y es muy creativo.

En él, como seguro recuerdas, dos niños abandonados en el bosque por sus padres encontraban una casa comestible hecha de pan con adornos de azúcar. Después de que este libro fuera publicado, los panaderos alemanes comenzaron a hornear pasteles basándose en la casa descrita en sus páginas.

placeholder Reese Witherspoon con su casita de jengibre. (Instagram @reesewitherspoon)
Reese Witherspoon con su casita de jengibre. (Instagram @reesewitherspoon)

Los emigrantes europeos llevaron la tradición a Norteamérica y hacer el pan de jengibre en familia se convirtió en una parte importante de las celebraciones navideñas, pero con la variante de convertir ese pan en una casita que posteriormente se completa con dulces y mucho glaseado.

Foto: El bosque animado de Alejandro Montes (Mamá Framboise)

Si os apetece hacer la masa de forma casera, estos son los ingredientes. Necesitaréis 260 gramos de harina, 150 gramos de mantequilla, un huevo, 100 gramos de azúcar moreno, una cucharadita de canela en polvo, una cucharadita de jengibre en polvo, 5 gramos de bicarbonato y un poquito de sal.

Respecto a la decoración, no dudes en dejar volar vuestra imaginación. Glaseados de colores, galletitas, chocolatinas, chucherías, frutas como arándanos o frambuesas... todo vale para este dulce hogar.

placeholder

Aunque, si preferís un poco de ayuda, nosotros os sugerimos haceros con algún kit donde ya podáis encontrar todo lo necesario. Por ejemplo, la firma de repostería Dr. Oetker cuenta con La Dulce Casita De Navidad por 7,99 euros, con el que la propia marca nos anima a "sobornar a Papá Noel" (puedes comprarla en Amazon aquí).

Las instrucciones nos indican que saldrán aproximadamente 10 raciones, que tardaremos unos 35 minutos y que el nivel de dificultad es fácil. En ocho sencillos pasos, desde la preparación del 'pegamento', al montaje y la decoración final, tendréis vuestra propia casita de jengibre en menos que canta un gallo. Un plan ideal para compartir con cualquier miembro de la familia.

Pasteles Navidad
El redactor recomienda