Logo El Confidencial
El fenómeno 'OT'

Eurovisión 2018: ¿Se nos está yendo la olla con Alfred y Amaia? Hablan los expertos

La pareja salida de las aulas de 'Operación Triunfo' se ha convertido en un fenómeno de masas, pero ¿por qué?, ¿qué han hecho?, ¿qué nos ha pasado? Los psicólogos responden

Foto:  Amaia y Alfred, la pareja de moda. (Getty)
Amaia y Alfred, la pareja de moda. (Getty)

Pase lo que pase el próximo 12 de mayo en Lisboa, Alfred y Amaia ya han hecho historia. La 63ª edición del Festival de Eurovisión tendrá a los dos exconcursantes de 'Operación Triunfo' como representantes de una España que lleva meses viviendo convulsa el fenómeno Almaia: sus apariciones púbicas parecen visitas de Estado, sus encuentros con megaestrellas internacionales revolucionan las redes, sus declaraciones provocan pequeños seísmos informativos.

[LEE MÁS: El embajador de Portugal en España recibe a Amaia y Alfred]

Cada paso que da la pareja de moda (con permiso de Paula Echevarría y Miguel Torres, y de Harry y Meghan Markle) es noticia. La última, la protagonizada por Alfred que en el Día del Libro tuvo la ocurrencia de regalarle uno de Albert Pla a Amaia titulado 'España de mierda'. Alguna voz crítica, como la de Carlos Herrera sentenció: "Tienes que calcular que, cuando eres quien eres y vas a hacer lo que vas a hacer, es mucho mejor regalar 'Mujercitas' o 'Viento del Este, viento del Oeste' que regalar un libro que se llama 'España de mierda', porque demuestras que te falta un hervor, hijo mío. Te falta un hervor".

'Tu canción' es el tema que interpretarán en Eurovisión. (Gtres)
'Tu canción' es el tema que interpretarán en Eurovisión. (Gtres)

Es este punto del relato, tres meses después de su salida de la academia y a quince días de la gran cita eurovisiva, cabe hacer un alto en el camino y una reflexión: ¿le falta un hervor a Alfred por regalar un libro, a Carlos por hacer este tipo de juicio de valores o a todos nosotros por habernos dejado arrastrar por un concurso televisivo que se ha convertido en un fenómeno de masas?

La necesidad de tener ídolos

“Desde el origen de los tiempos, el hombre se ha organizado en sociedades buscando modelos de identificación, de valores, estéticos o de cualquier índole, que le incluyeran en un grupo y facilitara su éxito dentro de aquel”, explica la sicóloga Patricia Aberturas, psicóloga del Grupo Doctor Oliveros y miembro de Top Doctors. “Esta necesidad alcanza una especial fuerza en el sector más joven de la sociedad en el que el fenómeno que han protagonizado Amaia y Alfred ha tenido una potencia espectacular. Estos cantantes han logrado constituir un modelo musical (cantan bien), estético (son guapos), afectivo (forman una simpática pareja) y social (por su conducta, indumentaria y forma de expresarse)”.

Amaia y Alfred son gente normal capaz de despertar la simpatía y la empatía de cualquiera

Algo similar opina Pilar Conde, directora técnica de Clínicas Origen, al añadir que “tener ídolos no es algo negativo si se vive con un idea al que uno le gusta llegar porque nos identificamos con los valores que transmiten. Otra cosa distinta es que si esto acaba siendo excesivo, en el sentido de querer o tener aquello que nuestro ídolo tiene, al no verse alcanzado puede generar insatisfacción con nuestra propia vida. Esto sucede mucho en las películas románticas, que exponen el amor como algo perfecto y sin dificultades y que cuando se compara con lo vida real, la disonancia que genera desemboca en frustración”.

 La pareja se conoció en la academia de 'OT'. (Gtres)
La pareja se conoció en la academia de 'OT'. (Gtres)

Gente corriente

Cuando en 2001 la primera generación 'OT' salió a las calles tras estar encerrados tres meses en la academia dirigida por Nina, el revuelo fue tal que los concursantes (Bisbal, Bustamante, Chenoa, etc..) tuvieron que recibir asistencia psicológica. Diecisiete años después, no hay histeria colectiva entre la población, pero el fenómeno ha calado con fuerza, sobre todo el tándem formado por el catalán y la navarra.

“Alfred y Amaia son gente normal capaz de despertar la simpatía y la empatía de cualquiera. Podrían ser el vecino de abajo o la prima de cualquiera. Los fans, pendientes de cada sonrisa o vídeo, viven sus vidas de forma alucinatoria, lo que aumenta su autoestima, por un lado, y les permite vivir una vida idealizada que cubre sus necesidades no satisfechas en su vida real”, explica la doctora Aberturas. Para Pilar existen unos códigos muy marcados que llevan a cualquier joven a identificarse con ellos: “Son personas que persiguen sus sueños y que además comparten el inicio de una historia de amor en la juventud. Son dos aspectos con los que cualquier persona puede identificarse y querer proyectarse junto a ellos. Además, han sabido comunicarse con los canales que los millenialls utilizan, lo que ha sido clave para el mantenimiento del fenómeno”.

 Aitana, Amaia, Miriam, Alfred y Ana Guerra, en 'Operacion Triunfo'. (Gtres)
Aitana, Amaia, Miriam, Alfred y Ana Guerra, en 'Operacion Triunfo'. (Gtres)

Raro era el martes que los pormenores del programa no acapararan las conversaciones en las aulas, la oficina o con los grupos de amigos. “El fenómeno se ha extendido a la población a través de lo que denominamos el 'fenómeno bandwagon' o la 'conformidad social', la necesidad de pertenencia a un grupo mayoritario que tenemos los humanos, comportarnos como los demás. Nos gusta apuntarnos al caballo ganador y no quedar mal al no saber quiénes son estos dos jóvenes y no loar su voz como hace todo el mundo. De esta forma, todos obtenemos una recompensa emocional y social. De ahí la fuerza y el éxito arrollador del fenómeno fan de estos dos grandes cantantes”, aclara Patricia.

¿Y si no ganan, habrá 'bajona'?

Hace más de tres lustros ya vivimos una situación parecida: en aquella ocasión, los protagonistas del primer 'OT' fueron los encargado de representar a España en un certamen cuya final se disputó en Tallin (Estonia). España se paralizó, hubo una especie de experiencia lisérgica nacional y casi trece millones de españoles (84,4% de share) siguieron el festival. Y entonces se produjo la debacle: Rosa no ganó. Y llegó el drama. En 2018 las apuestan dejan a 'Tu canción' fuera de las favoritas.

Habrá llantos, desgarro, absentismo escolar o simplemente tristeza y abrazos

“La empatía lleva a los fans a ponerse en la piel de sus ídolos”, comenta Patricia. “Esto puede conllevar que se identifiquen en el plano emocional con ellos; si estos experimentan emociones negativas, los fans también las experimentarán. Habrá llantos, desgarro, absentismo escolar o simplemente tristeza y abrazos. Se basa en una identificación masiva idealizada del fan con el ídolo, que le lleva a experimentar una desilusión semejante a la que podría sentir si le pasase a él”.

 La pareja, a su paso por 'Operación Triunfo'. (Gtres)
La pareja, a su paso por 'Operación Triunfo'. (Gtres)

Pero entonces ¿qué pasará con Alfred y Amaia si no ganan el certamen? ¿Entrarán en un proceso similar al que sufrió Rosa López tras el bofetón de realidad que la dejó en un meritorio (pero no ganador) séptimo puesto? Para la psicóloga Pilar Conde, lo más importante para que no se repita ese proceso de declive radica en la autoestima: “Los profesionales o personas que están expuestas a las redes sociales, lo están también a esas oscilaciones de influencia y a recibir criticas. Por ello, es importante que esas personas tengan una buen autoestima y sentirse seguros con ellos mismos. Por otro lado, las personas que comentamos sobre estos ídolos, tenemos que hacer un ejercicio de empatía y pensar óomo se sentirán esas personas si leen lo que se dice de ellos. Defender lo que uno piensa o siente es un derecho, pero acaba cuando transgrede los derechos de los demás”.

Entonces, ¿se nos está yendo de las manos?

Quince días nos separan de la final. Dos semanas en las que vamos a ver más Alfred y Amaia que nunca: les vamos a ver ensayar, hablar de sus rivales, confesar sus nervios, hablar de sus ilusiones… Y podemos contagiarnos de esa ilusión o mantenernos al margen. Pero ¿es eso posible? Parece complicado a juzgar por el dato de que los españoles son, tras los portugueses, los segundos que más entradas han comprado para ver la final….¿Se nos ha ido de las manos?

“Habrá fans mientras haya adolescentes y habrá ídolos mientras haya fans”, explica el doctor Sergio Oliveros Calvo, psiquiatra y psicoterapeuta, director del Grupo Doctor Oliveros y miembro de Top Doctors. “Por eso nunca se nos irá de las manos. La realidad parece cada vez más aburrida y vacía a sectores más amplios de la población. Hasta la ciencia y la información veraz parece hoy más prescindible y opinable. En la portada de un periódico digital tiene más visitas un vídeo grotesco que una mala noticia trascendente. Pero fenómenos como los de Amaia y Alfred catalizan la frustración en una dirección aparentemente llena de contenido y felicidad como lo hicieron los Beatles o como lo hizo Elvis. El fan siempre necesitará ídolos para idealizar, tan solo necesita recambios frecuentes porque caducan en pocos años, es su único inconveniente, su eterna juventud”.

Pamplona, hacéis justicia a la de mi lado. Sois enormes. God save the queen. Os quiero.

Una publicación compartida de ALFRED (@alfred_ot2017) el

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios