Logo El Confidencial
con el turrón y los villancicos

Mariló Montero vuelve a casa por Navidad: “Me ha venido bien poner distancia”

La presentadora ha pasado una temporada en Nueva York y ahora regresa a nuestro país con las pilas cargadas

Foto:  Mariló y Fiona Ferrer, brindando por la Navidad. (Cortesía Anna de Codorníu)
Mariló y Fiona Ferrer, brindando por la Navidad. (Cortesía Anna de Codorníu)

Mariló Montero vuelve a casa por Navidad, igual que el tradicional anuncio televisivo. Ha pasado un tiempo en Estados Unidos viviendo su experiencia personal y profesional interesante. “Me ha venido muy bien poner esta distancia. He hecho muchas cosas: estudiar, escribir y, por supuesto, divertirme. Me he limpiado de mucho y he disfrutado conmigo misma”.

Cuando podía se encontraba con su hija, Rocío Crusset, que se ha instalado en Nueva York, donde trabaja como modelo: “En realidad nos veíamos menos que si estuviéramos las dos en España. Siempre está de un sitio para otro. Mi experiencia de este año ha sido muy buena”.

La presentadora fue también la semana pasada la madrina y no la productora (como se dijo) de '33 El Musical', una obra teatral que desde que se estrenó es uno de los planes lúdicos perfectos para estas navidades. Ese mismo día por la mañana le comunicaron que había ganado una demanda por injurias.

Algunos de los invitados a la cena prenavideña. (Cortesía Anna de Codorníu)
Algunos de los invitados a la cena prenavideña. (Cortesía Anna de Codorníu)

Montero fue una de las invitadas a la cena organizada por Fiona Ferrer para sus amistades en la que no faltó para brindar el cava Anna de Codorníu, ni el pavo ni los turrones y, por supuesto, el árbol y la decoración de Navidad, donde se fotografiaron todos como recuerdo de esa especial y adelantada cena de Nochebuena. Entre las amistades de la empresaria acudieron la arquitecta Teresa Sapey, el decorador Tomas Alía, la diseñadora colombiana Catalina Mesa, la joyera Beatriz Nicolás, Mónica Martín Luque, Magali de Yus, Marta González, la consejera de Mirto Elena Fraguas, María Vidal y Natalia Gómez, directivas de Codorníu, además de Juan Peña, que días después lo dio todo en el Rastrillo de la Fundación Aladina totalmente gratis.

[LEER MÁS. Paco Arango, fundador de Aladina: “Tengo fe porque he visto que los milagros existen"]

También estuvieron en la celebración Begoña Trapote, que explicaba que después del 24 se marchaban a Punta Cana como siempre; los duques de Terranova, Patricia Olmedilla y Gonzalo de la Cierva, y por supuesto, el empresario Javier Fal-Conde, pareja de la anfitriona. Olmedilla comentaba a Yvonne Reyes que hasta dentro de un tiempo no tenía intención de reengancharse a su empresa tras su alta maternal: “Estoy feliz con mi hija, que ya tiene ocho meses. No echo de menos salir. He venido a la cena porque Fiona es un amor y era una manera de vernos los amigos”.

 Fiona Ferrer, preparando la mesa para los comensales. (Cortesía Anna de Codorníu)
Fiona Ferrer, preparando la mesa para los comensales. (Cortesía Anna de Codorníu)

Yvonne Reyes, por su parte, está muy tranquila y no tiene ya ganas de hablar del tema de la paternidad de Pepe Navarro. Sí reconoció que la demanda que interpuso contra la hija del periodista sigue su curso: “Vivo tranquila. Tengo trabajo, salud y gente que me quiere. ¡Qué más puedo pedir!”.

Pasadas las doce, los invitados, como si fueran Cenicientas despistadas, cerraron la fiesta adelantada de Navidad.

 Posando junto al tradicional árbol. (Cortesía Anna de Codorníu)
Posando junto al tradicional árbol. (Cortesía Anna de Codorníu)

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios