Logo El Confidencial
FAMILIAS

El búnker de Imanol Arias e Irene Meritxell en Madrid (libre de Hacienda)

La pareja reside en la zona de Arturo Soria, donde son "unos vecinos más". La casa es una de las propiedades del actor que no se ha visto afectada por sus problemas tributarios

Foto: Imanol Arias, en Málaga. (EFE)
Imanol Arias, en Málaga. (EFE)

El actor Imanol Arias está de actualidad. En realidad, nunca ha dejado de estarlo porque su papel como Antonio Alcántara en 'Cuéntame' ha logrado imbricarse como pocos en la sociedad española. Ahora estrena una obra de teatro y se ve obligado a hablar del único episodio que a punto estuvo de costarle el divorcio de esa popularidad masiva: sus problemas con Hacienda.

[LEA MÁS: Jon Arias, el hijo de Imanol Arias que ha cambiado la música por 'Cuéntame']

El actor tuvo que abonar casi cinco millones de euros para regularizar su situación con Hacienda. Pagó 2,1 millones de euros que presuntamente evadió entre 2010 y 2014 a través de una estructura societaria diseñada por el bufete Nummaria, desarticulado por la Agencia Tributaria y la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional en marzo de 2016. Además, también ingresó en la cuenta bancaria del fisco otros 2,7 millones de euros correspondientes a cantidades que tenía pendientes del periodo 2005 y 2010. Esto, de momento.

Imanol Arias e Irene Meritxell, en los Premios GQ. (Cordon Press)
Imanol Arias e Irene Meritxell, en los Premios GQ. (Cordon Press)

Según publicó El Confidencial, Arias ha podido hacer frente a estos pagos solicitando créditos, logrando el desbloqueo de cuentas y con los ingresos que ha conseguido desde que fue imputado por el juez cuando estalló el caso Nummaria, un despacho con oficinas en Madrid que presuntamente ayudó a decenas de clientes VIP a rebajar de forma tramposa su factura impositiva. El actor continúa investigado por blanqueo de capitales y varios delitos contra la Hacienda Pública, uno por cada ejercicio en el que supuestamente recurrió a la red del cerebro de la trama, Fernando Peña, con ramificaciones en Reino Unido y Costa Rica, para declarar menos ingresos de los que percibía.

El actor no niega que su vuelta al teatro después de 20 años alejado de las tablas tiene mucho que ver con esa carta que le llegó un día de Hacienda. Como relataba él mismo a 'El Mundo' estos días, "esa es la carta más importante de los últimos años de mi vida. He intentado reaccionar con humildad y tratando de ser digno". Arias estrena en el teatro Infanta Isabel de Madrid una versión teatral de 'El coronel no tiene quien le escriba', dirigida por Carlos Saura.

[LEA MÁS. Así resurge Imanol Arias: se casa, le embargan y salda 4,9 millones al fisco]

Hay una propiedad que ha quedado libre de sus problemas con Hacienda. Se trata de la casa en la que conviven Imanol Arias y su esposa, Irene Meritxell, en el barrio de Arturo Soria (Madrid). Un búnker que ha protegido a la pareja de su popularidad y les ha proporcionado la normalidad necesaria para su día a día. Es habitual verles a los dos practicando running por el barrio, haciendo la compra o conversando tranquilamente con la gente. "Son unos vecinos más -explica una residente en la zona-. Me los encontré en el colegio electoral el otro día y fueron muy cariñosos con mi bebé".

El piso en realidad pertenece a una de las empresas de Imanol, 11 TAI Creaciones SL, que lo adquirió en el año 2014. Cuenta con cerca de 300 metros cuadrados que ocupan toda la cuarta planta de uno de los edificios típicos de la zona, cruzada por la gran avenida residencial que es Arturo Soria y la tranquilidad de sus zonas verdes. Pisos similares se venden en los portales inmobiliarios por un precio superior a los 700.000 euros.

Han sido contadas las ocasiones en que Arias ha hablado abiertamente de sus problemas fiscales. Lo hizo en el año 2017, durante la promoción de su película 'Despido procedente', pero en Argentina. El actor dijo que en España no podía "hablar de esto" y que no se sentía avergonzado porque atribuía su conflicto con la Agencia Tributaria a "un cambio de la ley con la propiedad intelectual". "En un momento se nos animó a los actores que teníamos gente contratada a que tuviéramos sociedades anónimas, luego personales o profesionales. Pero con el tiempo nos dijeron, retroactivamente, que pagáramos como cualquier ciudadano", explicó. "Cuando se comete un error fiscal pagas la deuda y además el 170% más, así que nadie puede decirme: '¿Qué has hecho con el dinero de todos?' Voy por la calle tranquilo", dijo. Y damos fe.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios