Logo El Confidencial
INMOBILIARIA

El 'pelotazo' del marqués de Cubas: vende la mítica finca Valero en Extremadura

La transacción se llevó a cabo hace unos meses, pero no ha trascendido hasta ahora. El nuevo propietario es Víctor Madera, el médico que 'colecciona' castillos

Foto: Fernando Falcó, en una imagen de archivo. (Getty)
Fernando Falcó, en una imagen de archivo. (Getty)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Como todo buen cristiano debe peregrinar una vez en su vida a Santiago, todo buen cazador guarda entre sus mitos la finca Valero. Parte de sus 4.350 hectáreas están situadas en el parque nacional de Monfragüe. El paisaje es idílico: entre alcornoques y madroñales, recorre la dehesa centenaria una nutrida representación del ciervo ibérico. Un paraje espectacular que ha cambiado de propietario en lo que supone una discretísima transacción entre millonarios y el final de una era para una de las fincas cinegéticas legendarias de España.

[LEA MÁS: Fernando Falcó habla del Rey: "Está muy preocupado por todo lo que está pasando"]

Ha sido Antonio J. Armero quien ha adelantado la noticia en el diario 'Hoy' de Extremadura. La venta tuvo lugar en febrero, tal y como ha podido constatar Vanitatis. De un lado de la mesa, Fernando Falcó, marqués de Cubas. Valero llevaba varias generaciones dentro de la familia y el marqués ha intentado por todos los medios mantener la vastísima extensión en buenas condiciones, pero la falta de interés de su hijo, Álvaro Falcó Chávarri, le decidió finalmente a venderla. Del otro lado, el doctor ovetense Víctor Madera, coleccionista de castillos y uno de los cien hombres más ricos de España. Aunque no hay datos económicos sobre la operación (algunos lo sitúan en 20 millones, otros creen que no llega a la mitad), se supone bastante ventajosa para el marqués, que en varias entrevistas ya reconoció que no era precisamente "un negocio" gestionar una finca así.

El marqués de Cubas, en una imagen de archivo. (EFE)
El marqués de Cubas, en una imagen de archivo. (EFE)

Ahora la finca es propiedad de Condominio Once de Noviembre S.XXI, una de las empresas de las que es administrador único Víctor Madera. El médico consiguió una fortuna en 2017 al entrar en la mayor operación de la historia del negocio hospitalario privado en España con la venta de Quirón Salud. Su parte se valoró entonces en 400 millones de euros. El médico se ha convertido con el tiempo en una especie de 'coleccionista' de castillos y palacios abandonados de España. Tiene una cartera inmobiliaria peculiar concentrada entre su tierra (Asturias), Madrid, Baleares y, desde febrero, Extremadura. Junto a su mujer, les gusta cuidar y restaurar edificios olvidados para darles una segunda vida, aunque no ha trascendido qué planes tiene para la Finca Valero.

La propiedad, situada en el término municipal de Torrejón el Rubio (Cáceres), fue adquirida a comienzos del siglo XIX por Joaquín Fernández de Córdoba y Álvarez de las Asturias. Su hijo, y abuelo del actual marqués de Cubas, "fue el verdadero impulsor de Valero". "Era un gran cazador, estuvo en África y muchos países de Europa en una época en la que viajar no era tan sencillo". Lo contaba el propio Fernando Falcó en una entrevista concedida hace apenas dos años a la revista 'Fuera de Serie'. En ella, el marqués posaba orgulloso en distintos rincones del dominio extremeño. Entonces su principal intención era conservar el coto dentro de la familia.

El médico y empresario Víctor Madera. (EFE)
El médico y empresario Víctor Madera. (EFE)

El marqués la heredó de su hermana Rocío, marquesa de Berantevilla, que falleció trágicamente en 1990. Según la información publicada en 'Hoy', Falcó llevaba años abierto a la venta de este precioso mastodonte que cuenta con más de 40 kilómetros de perímetro. "Entre los motivos que le han movido a cerrar la operación", explica el diario, "está que su único hijo Álvaro -el que tuvo de su relación con Marta Chávarri- no parece estar demasiado interesado en Valero".

Entre los ilustres monteros que han pasado por estos pagos están algunos tan conocidos como el rey Juan Carlos, compañero de colegio de Fernando Falcó en Las Jarillas, la infanta Elena, empresarios como Juan Abelló, las hermanas Koplowitz, y, en general, las mejores escopetas de España. "Un año dimos una montería para un grupo de finlandeses. Yo había convidado a Carlos Sainz, que además de un gran piloto es muy aficionado al arte venatorio. Cuando los finlandeses le vieron se abalanzaron sobre él para hacerse fotos porque le adoran desde que ganó el Rally de los Mil Lagos. Estaban entusiasmados", relataba Cubas.

En los años 80, la Junta de Extremadura expropió Valero a la marquesa de Berantevilla en base a la Ley de Fincas Manifiestamente Mejorables, pero el Tribunal Supremo revocó la expropiación y se la devolvió a la familia, coincidiendo precisamente con la triste desaparición de la marquesa en un accidente en un supermercado.

El rey Juan Carlos, habitual de la finca de Falcó. (Getty)
El rey Juan Carlos, habitual de la finca de Falcó. (Getty)

"No es un negocio, pero reporta otras satisfacciones. Tenemos un tipo de gestión muy especial, si estuviéramos más orientados a la economía, a lo mejor cubría gastos e incluso podría sacarle algo de dinero. Es lo que espero que el día de mañana haga mi hijo Álvaro, para que Valero siga en la familia. Es nuestro deber mantener la riqueza natural de estos parajes para generaciones futuras", explicaba el marqués en la citada entrevista de hace dos años. Parece que al final no ha podido ser.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios