Logo El Confidencial
FINANZAS

Las cuentas de Sandra Ortega: 'pelotazo' en España, pérdidas en EEUU

La hija de Amancio Ortega ingresó ayer sin levantarse de la cama 69 millones de euros por el último dividendo de Inditex (138 en todo el año). Su vida transcurre entre Paideia y su huerto

Foto: Sandra Ortega y su marido, en el entierro de Rosalía Mera, en 2013. (EFE)
Sandra Ortega y su marido, en el entierro de Rosalía Mera, en 2013. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura5 min

Dicen que es una persona normal, como usted y como yo. Todo lo normal que se puede ser cuando uno mira su número de cuenta un lunes y acaban de ingresarle 69 millones de euros. Esto le pasó ayer (pónganle imaginación) a Sandra Ortega, la primogénita del fundador de Inditex. Y esos 69 millones son el segundo dividendo que se lleva este año de Inditex. En total, por las acciones que mantiene de la compañía textil, Sandra (a través de Rosp Corunna) sumará 138 millones solo este año. ¿Les abruman los números? Pues ahí va otro más: según la lista Forbes, publicada hoy, la hija mayor de Amancio Ortega y Rosalía Mera goza de una fortuna personal de 6.000 millones de dólares (5.403 millones de euros al cambio actual).

En esta cifra de los 138 millones se incluye el dividendo ordinario (que supone un 'pay out' del 60% del beneficio) más un pequeño 'regalo' que la compañía ha hecho a los accionistas. Hace unos meses anunciaron una nueva política que incluye, además del dividendo habitual, el reparto extraordinario de un euro por acción a entregar entre 2019, 2020 y 2021. El año anterior, por comparar, Sandra Ortega se embolsó 20 millones de euros menos que en esta ocasión.

Más allá de las cifras, lo cierto es que poco se sabe de la implicación de Sandra Ortega en los avatares de Inditex. Tanto es así que en mayo de 2018 fue noticia en la prensa que la dama había visitado una de las tiendas de Zara en León. Sandra apareció en las obras de la macrotienda que Inditex tiene en el centro de la localidad castellanoleonesa. La prensa local detectó su presencia y publicó que la más discreta de los Ortega había estado supervisando la obra y también había tenido reuniones con el personal del nuevo Zara para ultimar detalles. La cosa tenía su miga teniendo en cuenta que apenas existen cuatro fotografías de Sandra, que jamás se ha querido involucrar en la empresa de su padre, y que la noticia disparó los rumores sobre si la mujer más rica de España había decidido dar un paso por delante de Marta Ortega, su hermana, en el asunto de la sucesión de Amancio, de 83 años.

Relación con Marta

Fuentes cercanas a los Ortega se apresuraron a desmentir tal cosa. El marido de Sandra Ortega, Pablo Gómez, es directivo de Inditex y Sandra se encontraba en León acompañándole a él en un viaje de trabajo. La hija mayor de Amancio y de su primera mujer, la desaparecida Rosalía Mera, encontró su camino profesional en la Fundación Paideia Galiza, una organización sin ánimo de lucro que fundó su madre, y hasta la fecha no había mostrado mayor interés (laboral) por Inditex.

Sandra y Marta Ortega, las dos hijas de Amancio (el varón se llama Marcos), no mantienen apenas relación. Nunca se las ha fotografiado juntas y si tienen contacto, existe en un plano tan discreto que apenas ha trascendido. No se sabe siquiera si Sandra ha felicitado a Marta por su próxima maternidad (espera una niña junto a Carlos Torretta). Las dos son hijas de Amancio Ortega, el fundador y dueño de Inditex y uno de los hombres más ricos del mundo. Pero cada una ha manejado su estatus de heredera de manera muy distinta.

Sandra Ortega (derecha), en una reunión de trabajo. (Paideia)
Sandra Ortega (derecha), en una reunión de trabajo. (Paideia)

Marta estudió en un colegio católico concertado y completó su formación en un internado suizo. Su hermana por parte de padre, Sandra, optó por un instituto público. A diferencia de Marta, no hubo imágenes de Sandra hasta que el fallecimiento de su madre, Rosalía Mera, la forzó a salir del anonimato. Hasta entonces, poco o nada se sabía de esta discretísima mujer, la hija mayor de Amancio.

Amancio Ortega. (EFE)
Amancio Ortega. (EFE)

La muerte de Rosalía Mera, la primera esposa de Amancio, la obligó a salir del ostracismo y las cuatro fotografías que existen de ella son de aquellos momentos. Sandra trabaja en Paideia, desde donde ha optado por un perfil aún más discreto que el de doña Rosalía. Cualquier periodista que se interese por sus actividades allí recibirá una respuesta en la que se incluye la petición de no publicar nada sobre ella, algo complicado tratándose de la mujer más adinerada de España.

Pablo Gómez, su marido

Los caprichos mediáticos han querido que sea su hermana, Marta, quien lleve el sambenito de 'heredera' mientras Sandra disfruta de una existencia tranquila, al margen de sí misma, entre las oficinas de Paideia en el centro de A Coruña y su casa de Oleiros (A Coruña). Allí, dicen, presume de cultivar su propio huerto y sus vecinos la protegen de la curiosidad ajena.

Sandra intenta ser una persona 'normal'. De ella siempre destacan su sentido común, sus tendencias socialistas y sus escasos aires de grandeza. Se ocupa de su hermano Marcos (afectado de una parálisis cerebral) y de sus tres hijos, Martiño, Antía y Uxía (los tres se han educado en la escuela pública). El padre de sus hijos, Pablo Gómez, es su novio desde la época del instituto.

Ortega pone su dinero al servicio de las distintas líneas de actividad de Paideia, que trabaja en el campo de la discapacidad y el empleo, en el de la juventud y la movilidad, el emprendimiento, el desarrollo territorial y la formación. También tiene intereses en empresas como PharmaMar, dedicada a la investigación oncológica. Pero, como su padre, el grueso de los dividendos de Inditex suele ir a parar al mercado inmobiliario. En Estados Unidos gestiona hoteles, oficinas y otras propiedades a través de distintas filiales. Allí acaba de reorganizar el negocio, dado que parte de estas entidades cerraron el año pasado en pérdidas.

Famosos