El misterioso trabajo de Cristina Cifuentes: "Muy contenta en la empresa privada"
  1. Famosos
LA VIDA TRAS LA POLÍTICA

El misterioso trabajo de Cristina Cifuentes: "Muy contenta en la empresa privada"

El empleo de la expresidenta de Madrid es una incógnita. Desde su entorno solo señalan que trabaja en el sector privado, y ella ha declarado que "vive de alquiler y con lo justo"

Foto: El misterioso trabajo de Cristina Cifuentes: "Muy contenta en la empresa privada"
El misterioso trabajo de Cristina Cifuentes: "Muy contenta en la empresa privada"

Cristina Cifuentes “trabaja en la empresa privada” y “está muy contenta”. Así, escuetos y poco concisos, nos definen la situación de la expresidenta madrileña desde su entorno. Pese a que ella misma, en varias ocasiones, se haya declarado casi en bancarrota. “No tengo pisos, no tengo áticos, no tengo acciones, no tengo nada... Yo vivo de mi sueldo y de hecho en mi cuenta corriente debo de tener unos 900 euros”, dijo en 2017, cuando todavía era la presidenta de la Comunidad de Madrid y contaba con un sueldo de 100.000 euros al año (107.316 exactamente). Hace cuatro meses, en 'Cuatro al día', fue aún más lejos: "No voy a decir que no llego a fin de mes porque hay gente que lo pasa muy mal y que no llega ni a medio mes, pero yo he tenido que empezar de cero. No pude reincorporarme a mi trabajo en la universidad y he vuelto a ejercer como abogada. No es fácil. Cuando entré en política, económicamente tenía más posesiones y bienes que ahora, que vivo de alquiler y bien, pero con lo justo".

LEA MÁS. Cristina Cifuentes: gatos, marido y 'homeffice'

Poco a poco su prestigio y su carrera política fueron decayendo, hasta que terminó fuera del Gobierno madrileño y fuera incluso del Partido Popular. Abordamos el asunto de las finanzas de la exmandataria porque estos días se ha relacionado su nombre con el programa ‘Supervivientes’, para el que parece tener una oferta aunque ella por el momento no se ha manifestado.

Varias voces apuntan a que desde Mediaset pensaron que la expolítica podría aceptar una suculenta oferta para participar en 'Supervivientes' por su falta de liquidez. "Es mentira", dicen desde su entorno, e insisten en señalar que trabaja en el sector privado. Un misterioso empleo que no nos desvelan pese a las repetidas preguntas. Hace unos meses, desde Vanitatis investigamos y nos informaron de que trabajaba desde casa como abogada y asesora.

Sin nada, ni siquiera deudas

Cuando llegó a la Comunidad, en su declaración de actividades, bienes y rentas de agosto de 2015 dijo tener 26.392 euros en una cuenta corriente. En aquel momento, como ahora, no poseía ni bienes inmuebles ni acciones de sociedades, ni vehículos ni deudas.

Según dijo Cifuentes en aquel momento, su falta de liquidez se debía a que había decidido pagarle un máster a su hijo, Javier Aguilar, quien se graduó en 2016, tal y como contó su madre en las redes sociales: “Orgullosa madre de un doble graduado en Derecho y Administración de Empresas”, escribió la entonces presidenta.

Una casa adosada

El marido de Cifuentes es el arquitecto Javier Aguilar, con quien tiene otra hija, Cristina. La pareja ha vivido durante años en Pozuelo de Alarcón, en una casa adosada de una urbanización con jardín y piscina comunitarios. Allí vivían con sus hijos, reconvertidos ambos en el gran apoyo de su madre.

De esa estrecha relación con su hija surgieron los rumores, que ella desmintió a medias, de que se iba a trabajar a una empresa relacionada con la moda, como su hija. Cristina Aguilar trabaja en Loewe en Madrid y viaja muy a menudo a París, por lo que se dijo entonces que su madre trabajaría en la capital francesa, algo que finalmente no sucedió. La firma tiene sede en París, a donde había viajado Cifuentes después de apuntarse a un curso de francés en Madrid, y las sumas se hicieron solas.

Lo que queda claro es que si Cifuentes tuviera apreturas económicas en algún momento, siempre podría regresar a su puesto de funcionaria en la Universidad Complutense de Madrid, donde se planteó volver al dimitir como presidenta, aunque después se lo pensó mejor y pidió una excedencia de dos años. Fue en 2017, así que podría volver si las cosas no marcharan como espera. Si se reincorporara a la Gerencia del Rectorado tendría un sueldo, según calculó Europa Press, de unos 43.000 euros anuales. Así que, por muy mal que le fuera, siempre tendría una salida.

Cristina Cifuentes Mediaset