Ricky Rubio, aislado lejos de su familia pero con obras en marcha en su nueva casa
  1. Famosos
CRISIS MUNDIAL

Ricky Rubio, aislado lejos de su familia pero con obras en marcha en su nueva casa

La estrella de la NBA se ha quedado en Phoenix en soledad para no perjudicar a su familia. Sin embargo, las obras de la casa que se está construyendo en Barcelona no han parado

Foto: Ricky Rubio, aislado lejos de su familia pero con obras en marcha en su nueva casa
Ricky Rubio, aislado lejos de su familia pero con obras en marcha en su nueva casa

Hace unos cinco meses que empezaron las obras de reforma de la nueva casa que Ricky Rubio se ha comprado en el Maresme. Es una edificación grande en construcción que necesita de al menos nueve operarios trabajando a diario. Unas obras que siguen estos días. El jugador de la NBA ha hecho campaña desde Estados Unidos para que la gente se quede en casa.

LEA MÁS: El drama personal de la selección española de baloncesto

Es más, vive una situación peliaguda: acaba de tener un bebé y no puede compartir la alegría con los suyos porque debería viajar desde Phoenix, donde reside, algo que le parece implanteable. Por eso los vecinos de esta nueva casa están sorprendidos y consideran que el deportista no es consciente de que hay nueve personas a destajo cada día en su casa. Algo que, por otro lado, está permitido en el decreto del estado de alarma.

“La verdad es que no entendemos cómo estos señores siguen viniendo cada día y creemos que Rubio no sabe lo que está pasando”, comentan a Vanitatis unos vecinos de la casa que prefieren mantener el anonimato. “Ahora mismo los estoy viendo por la ventana. Hay cinco en la planta de arriba y otros cuatro abajo, y solo dos llevan mascarillas”.

"Ni se ha enterado"

Este mismo vecino es consciente, como lo es la mayoría, de que este tipo de personajes suele delegar asuntos de esta envergadura y no lleva la cuenta de lo que sucede. “No son como nosotros, que estaríamos a pie de obra para saber qué pasa, seguramente él ni se ha enterado”.

Nos ponemos en contacto con el hermano de Ricky, Marc, para preguntarle. Nos responde que no sabe nada de esta situación, pero que tampoco considera que sea el momento de hablar de eso.

Activo en redes

En las redes sociales, Rubio se ha mostrado muy activo para concienciar a la sociedad de los peligros que entraña para todos salir de casa. Tanto que el Departamento de Salud de la Generalitat ha usado sus vídeos para llamar a la gente a que permanezca encerrada. “Primero de todo quiero dar las gracias a todos los profesionales de la salud”, dice Rubio en una de sus intervenciones, la que pide que “escuchemos los consejos de los profesionales”.

Ricky Rubio, en el estadio de los Phoenix Suns. (EFE)
Ricky Rubio, en el estadio de los Phoenix Suns. (EFE)

El baloncestista cuenta que estos días de soledad los pasa haciendo un puzle de 6.000 piezas. “A ver si lo acabo”, comenta. Pide que solo se salga de casa “en caso de que sea necesario” y que la gente “vaya a los hospitales solo para cuestiones urgentes”. Un puzle, meditación y lectura. Ha recomendado a sus fans el libro 'El monje que vendió su Ferrari' y ha bromeado con el otro libro que tiene en la mesita de noche, uno de cuentos para su bebé.

La soledad de Rubio es especialmente dura en estos momentos. Acaba de ser padre, como decíamos: Sara Colomé, su pareja, fue madre en enero. Pero para evitar contagios los tres han decidido quedarse en su casa americana y no viajar desde EEUU. Así, permanece lejos del resto de su familia, algo que le pesa, tal y como él dice. Es una experiencia dura, solo comparable a la que vivió en el año 2016, cuando falleció su madre.

Duelo por la madre

“Comprendí que perder un partido pasaba a ser una minucia. Vi que, más allá del dolor que te pueda generar una derrota, hay espacio para mucho más dolor. Y por eso tienes que modificar tu escala de valores. Para mí se abrió un proceso que podía haberme destrozado”. Las sinceras palabras las pronunció en una entrevista publicada en 2019 en 'La Vanguardia'.

“Decidí planteármelo como un reto. Pero es un reto que se toma su tiempo y que, en realidad, no termina nunca. La vida no es un guion escrito”. Para superar el duelo, la estrella de la NBA hizo terapia, meditación y se volcó en la lectura y las labores solidarias.

Entregado a esas causas solidarias, algo que considera más importante que el deporte y los triunfos que ha logrado como jugador, sus vecinos están seguros de que Rubio no es consciente de que esas obras siguen en pie. Puede que, si lee estas líneas, las cosas cambien.

Ricky Rubio