La controvertida nieta de Picasso subasta en Sotheby's hasta sus paletas
  1. Famosos
ARTE

La controvertida nieta de Picasso subasta en Sotheby's hasta sus paletas

Esta será la décima venta de Marina Picasso en la casa de subastas. Ha vendido desde cuadros a una mansión para deshacerse del recuerdo de su abuelo

Foto: La controvertida nieta de Picasso subasta en Sotheby's hasta sus paletas
La controvertida nieta de Picasso subasta en Sotheby's hasta sus paletas

¿Qué harían si la persona que más les ha hecho sufrir en esta vida les dejara una ingente cantidad de valiosísimas obras de arte? La respuesta a esa pregunta es el último capítulo de la historia de terror vivida por Marina Picasso. Mientras los libros de arte glosan la figura del genio malagueño, el relato de su familia más cercana nunca ha sido precisamente complaciente con el artista. Para su nieta Marina, deshacerse de sus obras es una forma de catarsis. Una vía para apagar el recuerdo de la pobreza que vivió de niña, del alcoholismo de su padre y de la trágica pérdida de su hermano. La casa Sotheby's, en Londres, está subastando estas semanas más de 60 obras menores del malagueño en propiedad de su nieta.

Picasso murió en 1973 sin haber dejado testamento, pero con una ingente colección de obras propias que sus herederos tardaron años en repartir en una cruenta batalla legal que traspasó el siglo. A Marina le tocó el 20% y pudo escoger la primera, por lo que logró quedarse con las mejores piezas de la colección. Durante años contó con la colaboración de un marchante suizo, Jan Krugier, para hacer disposiciones en su nombre, pero cuando él murió decidió ir subastando paulatinamente las obras del abuelo. Desde 2013, Marina ha realizado ventas sistemáticas de la colección, aunque ha escogido muy bien los tiempos para no saturar el mercado de obras de Picasso.

Una de las obras de Picasso en posesión de su nieta. (EFE)
Una de las obras de Picasso en posesión de su nieta. (EFE)

No todo el dinero que recauda va a sus bolsillos (es una de las grandes fortunas de Suiza). Parte se destina a obras filantrópicas y organizaciones benéficas que ayudan a niños huérfanos y hospitales infantiles. Ella misma tiene cinco hijos (tres adoptados en Vietnam) y dos nietos.

Tampoco vende exclusivamente obras de arte. En 2015, Marina sacó al mercado una de las joyas inmobiliarias del clan, la mansión conocida como La Californie, en Cannes. Era otro gesto freudiano para cerrar un capítulo doloroso en su vida al considerar que la herencia que le dejaron fue “dada sin amor”. Esta villa con vistas al campo de la Croisette frente a las islas de Lérins fue el lugar de descanso del pintor desde 1955 junto a su última esposa, Jacqueline Roque. Una mujer autoritaria que logró enfrentar a Picasso con su familia de tal forma que supuso un antes y un después en su relación. De hecho, la decisión de la venta de esta mansión también vino propiciada por aquel enamoramiento, ya que su nieta nunca le perdonó al pintor cubista su forma de obrar y los trágicos desencadenantes que se sucedieron tras conocerse su affaire: su padre cayó en el alcoholismo y su hermano se suicidó bebiéndose una botella de lejía el día después de morir el pintor.

Picasso no se desentendió de su familia, pero estos se sintieron desplazados con la entrada en su vida de un nuevo amor. Su hijo Paulo, padre de Marina, se dio a la bebida y desde entonces su vida nunca remontó. Sus dos hijos tuvieron que criarse con su abuela, mientras que en contadas ocasiones visitaban a su famoso abuelo. Unas visitas que son recordadas con “horror” por su nieta (siendo niños les hacía esperar durante horas a las puertas de la mansión para visitarle y muchas veces no les dejaba ni entrar), que ha decidido deshacerse de todo el patrimonio legado entre otras cosas por el dolor que le ocasiona su recuerdo.

Villa La Californie, de Picasso.
Villa La Californie, de Picasso.

Esta subasta, que se realiza hasta el 15 de junio, es la décima que realiza Marina e incluye 60 dibujos y cerámicas que van desde 1899 a la década de 1970. Aunque ninguna de las obras es exactamente de primera categoría, siguen la evolución de Picasso a través de muchos estilos. Los precios de salida irán desde los 440 a los 444.000 euros. "En los últimos años, hemos visto una demanda increíblemente fuerte de obras de Picasso de coleccionistas de todo el mundo, que buscan adquirir trabajos de todos los tipos y periodos del artista más globalmente reconocido de nuestro tiempo", indicó en una nota de prensa Holly Brain, la especialista de Arte Impresionista y Moderno de Sotheby's.

Entre los objetos a subasta, figura incluso una 'palette' del genio de 1961, 'Oil on card', cuyo precio oscilará entre los 4.427 y los 6.648 euros. Se trata de un objeto perteneciente al proceso creativo del español, cuyos colores se corresponden con un trabajo que Picasso creó el 17 de junio de 1961, titulado 'Le déjeuner sur l'herbe', que se exhibe en el Museo de Ludwig (Colonia). Siempre consciente de su propia relevancia, el pintor fechó y firmó la paleta, aumentando así su valor.

Subasta Pablo Picasso