Logo El Confidencial
Es el padre de su hijo, Borja

Carmen Cervera y su recuerdo a Manolo Segura desde Andorra

La baronesa recibió la noticia de la muerte del padre de su hijo y gran amigo en su residencia de Andorra con la sola compañía de sus mellizas

Foto: Carmen Cervera. (Getty)
Carmen Cervera. (Getty)

Carmen Cervera recibió la noticia de la muerte de Manuel Segura en su residencia de Andorra con la sola compañía de sus mellizas. Desde que el Gobierno decretó el estado de alarma en España se confinó en su domicilio, del que no salía ni para hacer la compra. Forma parte del grupo de riesgo y el miedo a contagiarse la mantiene aislada. Por eso, y a pesar de la tristeza, no ha podido viajar a Madrid para despedir al amigo. Salvo casos extraordinarios, y cuando no hay más remedio, la baronesa no viaja en avión.

En estos momentos, el temor al coronavirus le impide desplazarse. Lo que sí hizo fue hablar con la exmujer de Segura, Paz Pastor, y enviar una corona de flores al tanatorio de Madrid. Sí le han dado ese último homenaje amigos como Marina Castaño, Carmen Manzano, Juan Palacios (dueño de Viceroy), María Ángeles Grajal y Esther Doña, que tuvo trato con Segura a través de la propia Paz Pastor.

Paz Pastor, en el tanatorio para despedir a Manolo Segura. (Cordon Press)
Paz Pastor, en el tanatorio para despedir a Manolo Segura. (Cordon Press)

Tampoco está previsto que acuda a dar su último adiós Borja Thyssen, hijo biológico del publicista, que no se encuentra en Madrid. Según parece, ya está con Blanca y su familia en Ibiza. Primero viajaron a Barcelona y de ahí saltaron a la isla balear.

La baronesa sabía, desde hace un mes, que la vida de Manuel Segura, el padre de su hijo Borja, se apagaba. En agosto pasado estuvo invitado, como otros veranos, al Mata Mua y también compartieron las Navidades pasadas. Borja no las compartió con su madre y eligió Gstaad, la elitista estación de esquí suiza para disfrutar de la nieve con su mujer y sus cuatro hijos.

Novios primero, amigos después

Para la baronesa, Segura era ese amigo incondicional que pasó de novio a una paternidad biológica que inicialmente no supo asumir, y de ahí a ser el nexo de unión en los desencuentros filiales que ahora también existen.

Carmen Cervera fue madre soltera en un tiempo en que serlo era una tragedia social. En su caso, siempre tuvo a su madre, que la apoyó desde el primer momento. La propia baronesa declaraba en el verano de 1981 a la revista 'Protagonistas' del Grupo Zeta: “Yo no quiero causarle ningún inconveniente a Manolo Segura. Él es el padre de Borja y, además, un buen amigo. Ahora no somos nada más que eso. Tuvimos una relación que duró un año y medio y quedó lo que más quiero en mi vida: mi hijo Borja, que acaba de cumplir un año. Manolo llamó para felicitarlo pero nada más. Nunca le negué que lo viera, que fueran amigos, pero su respuesta fue la ausencia. El niño tiene a la madre que soy yo”.

Imagen del artículo original.
Imagen del artículo original.

Lo llamativo de esas declaraciones es que finalizaban de esta manera: “Como padre de Borja, no ha existido. Espero darle un padre adoptivo. Antes de fin de año me caso, y con el que lo haga será el verdadero padre de Borja. Manolo no ha respondido a esa paternidad y el niño necesita un padre”.

Al año siguiente, Carmen Cervera conoció al barón en Cerdeña y se hicieron inseparables. El 16 de agosto de 1985 se casaban en el ayuntamiento de Moreton in Marsh (Reino Unido) y meses después Borja se convertía en hijo adoptivo con todos los derechos que eso implica. El nuevo Thyssen ya sabía en ese tiempo quién era verdadero padre, con el que siempre se llevó muy bien gracias al carácter conciliador y tranquilo de Manolo Segura.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios