Logo El Confidencial
A la venta por casi 12 millones de euros

Alejandro Sanz se 'arrepiente' y saca del mercado su fabulosa mansión de Miami

Un año después conocer la separación del cantante y Raquel Perera, ambos han seguido con sus vidas. Él ha pasado el confinamiento con Rachel Valdés en Madrid, ella en Miami

Foto: Alejandro sanz en un concierto sorpresa en un puente de la m30 (EFE)
Alejandro sanz en un concierto sorpresa en un puente de la m30 (EFE)

El que hasta ayer era conocido como un puente más de la M-30, a partir de hoy se conocerá como 'Puente del Corazón Partío' en honor a Alejandro Sanz que comenzó su andadura en la música soñando desde ese mismo punto. Una carrera que comenzó hace 30 años y que ha hecho que el intérprete acumule en su haber más de 25 millones de discos vendidos en todo el mundo y le ha hecho ganar 23 Grammys Latinos y 4 Grammys estadounidenses, lo que le ha llevado a mantener un patrimonio diverso en el que destaca una mansión en Miami.

La relación de Alejandro Sanz con dicha mansión de Miami es de amor-odio. La compró en el año 2001 por 4.750.000 dólares y desde entonces la ha puesto a la venta en varias ocasiones. La última vez, a principios de este 2020. Pero, de nuevo, ahora el cantante parece haberse 'arrepentido' y la ha retirado del mercado tras sucesivas rebajas de precio. El cantante la sacó a la venta en enero por 18 millones de dólares, aunque no tardó en bajarla hasta los 14,9 millones primero y los 12,9 millones de dólares (11,54 millones de euros) poco después. Era el precio al que se vendía hasta hace unas semanas, pero las inmobiliarias de la zona han dejado de comercializar el inmueble: "Ya no se vende, está fuera del mercado".

No conocemos las razones que han llevado a Sanz a tomar esta decisión. Su agencia de representación, Mow Management, no resuelve este tipo de dudas de índole privado. Quizá la crisis sanitaria haya aconsejado buscar tiempos mejores para vender. Con seis dormitorios, cinco baños, más de 3.000 metros cuadrados que miran a la bahía, muelle propio, cancha de tenis, piscina y hasta un patio de inspiración mediterránea, la mansión es, desde luego, un gran atractivo del mundialmente famoso Miami Beach.

"Espectacular propiedad restaurada por Wallace Tutt, el encanto perfecto del viejo mundo con un toque moderno. Dormitorio principal y baño de lujo, estudio de grabación diseñado por el ingeniero de sonido ganador de un Grammy Rafael Sardina, techos altos, cancha de tenis, piscina climatizada, gimnasio y una zona de invitados. Esta propiedad se levanta deslumbrante sobre las amplias aguas de Sunset Lake, cuenta con un muelle privado más grande de lo habitual con elevador de embarcaciones. Situado a poca distancia de tiendas y restaurantes en el mundialmente famoso Miami Beach", rezaba la publicidad de la casa. No añade la información la cantidad de famosos por metro cuadrado que puede encontrarse en ese distrito de la ciudad de Florida.

Según la información municipal, pública, la casa fue construida en el año 1933 y ha sufrido posteriores reformas: en 1996, en el 97 y en 2007, cuando se le puso una valla de aluminio. La propietaria de la casa es una mercantil, Gazul Producciones Sociedad Limitada Unipersonal, la sociedad de cabecera de los negocios de Alejandro Sanz.

"Somos una familia"

La decisión de retirar la casa del mercado coincide también con el primer aniversario de la ruptura (pública) de Alejandro Sanz y Raquel Perera. El mundo lo supo a principios de julio del año pasado, cuando la revista 'Corazón' lo llevó a su portada. Una semana más tarde, ambos compartieron en sus redes sociales un mensaje un tanto críptico en el que confirmaban la noticia: "Un amor puro y comprometido. Somos una familia y siempre lo seremos. Decidimos amarnos para siempre y así será. Lo eterno tiene la complejidad y la ventaja de transformar las maneras de amarse en otras direcciones, sin destruir el cariño, la lealtad y la responsabilidad conjunta sobre nuestros hijos. Nuestra familia está por encima de cualquier cosa... tan diversa y bella como la vida, y así permanecerá. El mundo cambia, nosotros también, siempre amorosamente. Gracias por respetarlo".

Alejandro Sanz y Raquel Perera, el día que presentaron sus camisetas solidarias. (Getty)
Alejandro Sanz y Raquel Perera, el día que presentaron sus camisetas solidarias. (Getty)

Desde entonces, la expareja se ha comportado impecablemente. El cantante ha rehecho su vida junto a la artista Rachel Valdés, mientras Raquel Perera parece disfrutar de sus amistades y de sus hijos sin más compromisos. A sus 44 años, Perera parece haber firmado un pacto con el diablo y está físicamente en uno de sus mejores momentos. Nunca ha salido de sus labios un reproche hacia el que fuera su marido durante tantos años y es el padre de sus dos hijos. El único escenario donde se ha plasmado el divorcio de la pareja ha sido a nivel empresarial. Un paso que había que dar.

Raquel Perera se ha desvinculado de Gazul Producciones. La compañía fue constituida por Alejandro en enero de 1998 (un año después del lanzamiento de 'Más', para muchos su mejor álbum). Entre otras muchas cosas, la entidad se dedica a las artes escénicas, tiene su sede en Madrid y es la propietaria, como decíamos, de la casa de Miami. La matriz de Gazul Producciones es otra entidad, Alkazul SL, que en su día administraban Alejandro, sus padres y su hermano Jesús.

Bajo el ancho manto de Gazul Producciones hay otras marcas y empresas, como la agencia de representación de artistas Mow Management; la entidad New Meloil SL, dedicada a la producción de energía eléctrica, o la estadounidense Alja Productions Inc. Gazul también participaba en Rosas & Beats, quizá el proyecto más personal de Perera al lado de Alejandro Sanz.

Fue en verano de 2014 cuando la pareja presentó una colección de camisetas solidarias diseñadas por Alejandro y otros amigos como Iker Casillas, Sara Carbonero o José María Manzanares. La colección se vendía en un primer momento a través de Ebay para poder llegar a un público global, pero la intención era llegar a abrir una tienda física y ampliar los diseños al público infantil. "Él se dedica más a la parte creativa y yo me ocupo de la parte de marketing", comentaba Raquel el día de la presentación, embarazadísima de su primera hija. Lamentablemente, Rosas & Beats no fue bien. En 2013 registró pérdidas de 171.000 euros, y en 2015 entró en disolución.

El último informe de auditoría de Gazul Producciones ha revelado que la compañía tenía el 70% de las acciones de Rosas & Beats. Este fue, de hecho, el último informe que firmó Perera como presidenta de la entidad. El Boletín Oficial del Registro Mercantil publicó en su edición del jueves 30 de enero el cese de Perera de todos sus cargos en la compañía de Sanz. También el de su antiguo administrador, Juan Gervás García-Ramos.

Alejandro ha pasado el confinamiento en su casa de La Finca con Rachel Valdés. Desde allí ha lanzado un tema, 'El mundo fuera', y ha intentado capear el temporal que asola a todos los artistas que se han quedado sin giras ni espectáculos este verano. El madrileño ya ha anunciado nuevas fechas para el otoño de la que será su esperada vuelta a los escenarios con #LaGira. Por su parte, Raquel Perera ha permanecido en Miami con los dos hijos de la expareja.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios