Pablo Motos cumple 55 años: rebelde, gamberro y de familia humilde
  1. Famosos
Un cumpleaños de vacaciones

Pablo Motos cumple 55 años: rebelde, gamberro y de familia humilde

Así fue la infancia del presentador, tras unos años complicados y, pese a que iba a ser electricista, una tragedia cambió el rumbo de su vida

Foto: Pablo Motos cumple 55 años: rebelde, gamberro y de familia humilde
Pablo Motos cumple 55 años: rebelde, gamberro y de familia humilde

El popular presentador de televisión Pablo Motos cumple hoy 55 años y lo celebra de vacaciones y rodeado (suponemos) de sus seres queridos, entre los que imaginamos se encuentra su inseparable compañera de vida, Laura Llopis. De lo que sí estamos seguros es de dos cosas: que ni en vacaciones deja de hacer deporte y que el tiempo de relax lo comparte con sus amigos, que también son sus compañeros de trabajo.

"Cuando estamos tú y yo, sin nadie más delante, me dices que tienes unas imágenes mías que debería pagar para que no se vieran, le comentaba Pablo Motos a Florentino Fernández (otro gran amigo) hace un tiempo en 'El hormiguero'. A lo que Flo respondía mostrando a cámara su tablet con un vídeo de la obra de teatro '5hombres.com', donde Motos era guionista junto a otro de los colaboradores del programa, Luis Piedrahita: "Era el año 2000 y pagabais en pesetas", afirmó el mago.

Estas imágenes en las que Motos está prácticamente irreconocible nos hacen echar la vista atrás, hacia la infancia y juventud del comunicador, marcada por sus continuas gamberradas, que no auguraban en lo más mínimo el éxito del que disfruta ahora y celebra hoy cumpliendo un año más.

“Me pasaba la vida intentando hacer algo malo, incendié dos veces la casa de mis padres y mi segundo hogar era el trastero, donde me pasaba las horas castigado y a oscuras", confesaba hace un tiempo Motos a 'XL Semanal'.

Sobre su familia, comentaba en la misma entrevista que "era muy humilde, mi padre era cocinero en el hospital de Requena y por la tarde era vendedor de libros. Ahora intento compensar lo rebelde que fui de niño y procuro que se sientan colmados de todas las formas posibles, tanto mi padre como mi madre". Y aunque su padre falleció hace unos años, en 2016, y después su madre, en 2018, aún se siente muy unido a ellos, tal y como le confesaba a Mamen Mendizábal en 'El hormiguero 3.0' hace tan solo unos meses.

"Cuando se murió mi padre dije: 'Esto va así, me voy a ir quedando solo', y cuando murió mi madre no me lo terminé de creer”. Según Motos, "no quería tener o guardar nada" de su madre, pero su hermana insistió: "¿No te vas a quedar nada de la mamá?", y aunque en un principio dijo que no, acabó con un tesoro preciado: "Hay una fotografía que no me atrevo a mirar, que me la regaló mi hermana, que es una fotografía donde mi madre aparece embarazada de mí. Eso es lo más valioso que tengo en la casa", confesó el presentador.

[Leer más: El último capricho inmobiliario de Pablo Motos y Jorge Salvador en Jávea]

Un hombre que, sin embargo, de pequeño no fue especialmente dócil y sus travesuras fueron más lejos, como contó en el programa de Bertín Osborne, e incluso llegó a cometer pequeños delitos. Sus amigos y él se dedicaban a entrar en varias casas y robar algunos objetos que luego revendían, pero su vida cambió radicalmente después de que uno de sus amigos falleciera en una persecución con la policía.

Fue ahí cuando Motos decidió refugiarse en la música. Su talento para tocar la guitarra y sus dotes como DJ le abrieron las puertas de la radio, aunque había estudiado formación profesional en la rama de electricidad y había trabajado como limpiacristales.

En su camino hacia la fama, que tocó con los dedos en 2006 cuando se estrenó el primer programa de 'El hormiguero' en Cuatro, aún tendría algún que otro encontronazo con la ley, pero esta vez como víctima, tras timarle 30 millones de pesetas el dueño de una empresa que comercializaba chicles para adelgazar.

Pablo Motos
El redactor recomienda