Carmen Sevilla: la novia de España cumple 90 años con un presente (sereno) y un pasado (olvidado)
  1. Famosos
una estrella

Carmen Sevilla: la novia de España cumple 90 años con un presente (sereno) y un pasado (olvidado)

Con motivo del 90 cumpleaños de Carmen Sevilla, recordamos su espléndido pasado y su legado, que continúa estando presente

Foto: Carmen Sevilla. (Getty)
Carmen Sevilla. (Getty)

La vida de Carmen Sevilla merece ser recordada, y no hay momento mejor que este, cuando la artista celebra su 90 cumpleaños. Alejada de quienes fueron sus amigos, pero ni mucho menos sola, la artista lleva tiempo recluida en su propio mundo a causa del alzhéimer que padece.

Un largo recorrido profesional y personal que entrelaza su nombre con el de otras estrellas de la época, como el de Concha Piquer o Imperio Argentina, a quienes conoció de niña y para las que su abuelo y su padre componían la música de sus películas. Gracias a su personalidad y belleza llegó a ser considerada la 'novia de España', pero no se quedó dentro de nuestras fronteras, habría sido egoísta quedarnos un talento como el suyo solo para nosotros.

Carmen Sevilla, en una imagen de archivo. (Getty)
Carmen Sevilla, en una imagen de archivo. (Getty)

Viajó por Latinoamérica en compañía de Lola Flores, Paquita Rico y Carmen Flores, amistades de las que llegan para quedarse. Una belleza como la suya era imposible que pasara desapercibida entre los hombres de la época. Famosos fueron sus amoríos con Cantinflas, Yul Brynner o Frank Sinatra, siempre sin cama hasta que llegó Augusto Algueró.

Se casaron, tuvieron un hijo, hubo infidelidades, porque no todas las historias de amor tienen un final feliz. Protagonizó otra boda, esta vez con Vicente Patuel, así llegaron las ovejitas, la viudedad y su vida actual, donde solo hay segundos de presente porque el pasado y el futuro desaparecieron.

Imagen de la boda de Carmen Sevilla y Augusto Algueró. (Getty)
Imagen de la boda de Carmen Sevilla y Augusto Algueró. (Getty)

Recordar los mejores años de Carmen, cuando era capaz de procesar y dirigir su existencia, es la mejor manera de recordar a esta gran mujer. Nada más comenzar los primeros síntomas del olvido, su casa del madrileño paseo de Rosales se convirtió en su referencia. Los vecinos estaban acostumbrados a su presencia y a sus paseos mañaneros. Unas veces con las cuidadoras, otras con su hijo Augusto o con Moncho Ferrer, su amigo del alma. Esta dura enfermedad cambió su vida para siempre.

Suite y peluquería

La decisión que tomó su hijo fue seguramente el mensaje que le indicó su madre antes de que su mundo conocido se parara: “Que me recuerden como siempre he sido”, una frase que resumía el legado que recogió Augusto Algueró García Galisteo y que ha mantenido a pesar de ciertas críticas. Él mejor que nadie sabe que no hay necesidad de esos encuentros con amistades que fueron íntimas en su día y que el alzhéimer borró de un plumazo. Una decisión que no todo el mundo entendió pero que es necesario respetar.

Carmen Sevilla. (Getty)
Carmen Sevilla. (Getty)

No fue el hijo el que puso vetos, sino la necesidad de que su madre llevara una vida tranquila y ordenada en la residencia de Aravaca donde se encuentra perfectamente atendida. Tiene su suite con una pequeña sala de estar y cuarto de baño, y hasta hace un tiempo compartía zonas comunes. Carmen Sevilla tenía a su disposición servicio de peluquería y manicura, y su apariencia siempre ha sido impecable.

Algueró confirmaba el año pasado a Vanitatis, cuando aparecieron informaciones sobre la soledad de la artista, que “no está sola ni abandonada, como se ha dicho. Voy a verla a diario siempre que puedo y, si no, estoy en contacto con la residencia. Mi madre ha sido muy guapa y lo sigue siendo”, decía.

A raíz de la pandemia del coronavirus se frenaron los desplazamientos internos de los pacientes para evitar males mayores. Ha sido una de las residencias donde la incidencia de la covid-19 no ha tenido repercusión. El hijo explicaba a los amigos, cuando preguntaban por ella en plena pandemia, que “mi madre está bien. Tranquila, muy cuidada y ojalá nos dure mucho y no sufra ni tenga dolores”. A su edad cualquier indisposición puede ser irreversible pero, por ahora, Carmen Sevilla se mantiene feliz en su mundo.

José María Íñigo y Carmen Sevilla. (RTVE)
José María Íñigo y Carmen Sevilla. (RTVE)

Una situación de estabilidad que contrasta con la noticia que saltó hace pocos días y que pronto se demostró falsa, afirmando que Carmen había fallecido. Era el propio Augusto quien, visiblemente indignado, se encargaba de desmentirlo para Vanitatis: “Es una total falsedad. Mi madre se encuentra bien. No me explico cómo hay alguien que puede publicar algo así. El individuo que lo ha hecho ni tiene relación con la familia ni sé quién es. Si tiene jefes deberían echarle del trabajo que tenga como informador. Es una miseria decir ese tipo de cosas que hacen mucho daño. No hay derecho a estas mentiras”.

Carmen, ajena a todas estas polémicas, continúa encerrada en su mundo, protegida y cuidada por su hijo, quien siempre ha demostrado la adoración que siente por su madre y que seguro que un día como hoy, 16 de octubre, la tiene más presente que nunca y, si la pandemia lo permite, no dudará en pasarlo a su lado.

Carmen Sevilla Cumpleaños
El redactor recomienda