El marqués de Valdueza, amigo de don Juan Carlos: “Espero que vuelva pronto a su casa, que es España; sin duda, su deseo”
  1. Famosos
SE CONOCIERON EN LA INFANCIA

El marqués de Valdueza, amigo de don Juan Carlos: “Espero que vuelva pronto a su casa, que es España; sin duda, su deseo”

Estudió en la finca Las Jarillas y más tarde en el palacio de Miraflores de San Sebastián con el entonces 'príncipe Juanito', con quien ha compartido innumerables jornadas de caza

Foto: El marqués de Valdueza, amigo de don Juan Carlos: “Espero que vuelva pronto a su casa, que es España; sin duda, su deseo”
El marqués de Valdueza, amigo de don Juan Carlos: “Espero que vuelva pronto a su casa, que es España; sin duda, su deseo”

Alonso Álvarez de Toledo y Urquijo es el XII marqués de Valdueza. Es un hombre activo que trabajó en el Banco Urquijo y fue director en España del banco británico de negocios Schroders. Actualmente gestiona con acierto, junto a sus hijos, la empresa agroalimentaria familiar, cuyos vinos, aceites y carnes están presentes en más de treinta países. Agricultor, ganadero, gestor y un apasionado, como marca la tradición familiar, del campo, la caza y la conservación. De hecho, su abuelo fue el primer montero del rey Alfonso XIII, labor que continuaría más tarde su padre, Alonso Álvarez de Toledo y Cabeza de Vaca, con quien el rey don Juan Carlos mató su primer jabalí en 1949.

Él estudió en la finca Las Jarillas y más tarde en el palacio de Miraflores de San Sebastián con el entonces 'príncipe Juanito', con quien ha compartido innumerables jornadas de caza y al que le une una gran amistad forjada desde la infancia que perdura a lo largo del tiempo. Casado con Isabel Argüelles Salaverría, es padre de tres hijos: Sonsoles, Fadrique y Pedro, y tiene varios nietos. Recientemente, el marqués hacía realidad uno de los sueños de su vida: el reconocimiento oficial de la raza de perros Valdueza, creada por su padre. Estos perros blancos, de pelo denso y áspero, barbudos, dóciles y obedientes han regalado a esta familia muchas satisfacciones que culminan en un reconocimiento “muy merecido”, según los expertos.

Perros del marqués de Valdueza. (Cortesía)
Perros del marqués de Valdueza. (Cortesía)

PREGUNTA: Junto al recientemente fallecido Fernando Falcó, marqués de Cubas, el primo del rey emérito don Carlos de Borbón Dos Sicilias y Jaime Carvajal, entre otros, fue elegido para estudiar junto a don Juan Carlos. Imaginamos que sentirá cierta tristeza por la marcha de España del monarca.

RESPUESTA: Ha sido un gran rey en el que lo positivo pesa muchísimo más de lo que pueda haber de negativo, si es que lo hay. Entiendo que ha sido una salida temporal y que pronto vuelva a su casa, que es España y que sin duda es su deseo.

P: El pasado lunes fallecía el marqués de Cubas, uno de sus grandes amigos, ¿cómo ha recibido la noticia?

R: Me he quedado muy apesadumbrado al enterarme del fallecimiento de mi gran amigo Fernando Falcó. Nuestra amistad se inició en el colegio y la hemos mantenido hasta nuestros días. Era una gran persona y muy buen amigo de sus amigos (D.E.P.).

P: ¿Cómo está viviendo su familia esta época de incertidumbre por el coronavirus?

R: Muy preocupados por la salud en general y la de la propia familia y allegados. También por las muy graves consecuencias que está teniendo sobre la economía española, en la que además la situación política no parece ser la idónea para ayudar a mejorar.

P: ¿Ha afectado de algún modo la pandemia que estamos sufriendo a la empresa agroalimentaria que gestiona con sus hijos?

R: Por supuesto que está afectando. El cierre de restaurantes y el escasísimo turismo internacional hace que repercuta muy negativamente. La exportación se ha mantenido en algunos países y en otros va mejorando. El que nos hayan dado una medalla de oro a nuestros aceites en el Concurso Internacional de Nueva York da mucho prestigio.

P: Recientemente el BOE reconocía, por fin, la raza de perro Valdueza como raza pura canina española. Fue creada por su familia hace más de 80 años, ¿cómo recibió la noticia?

R: El reconocimiento de la raza Valdueza como pura raza, tanto por el Ministerio de Agricultura como por la Real Sociedad Canina de España, me ha supuesto una enorme satisfacción.

 Alonso Álvarez de Toledo y Cabeza de Vaca. (Cortesía)
Alonso Álvarez de Toledo y Cabeza de Vaca. (Cortesía)

P: ¿Ha sido un proceso largo?

R: Mi padre, allá por los años cincuenta del siglo pasado, empezó una rehala de montería con cruce de podenco andaluz y mastín extremeño con perros criados en casa, y muy posteriormente, introduje algo de sangre de grifón vendeano. Poco a poco fue cogiendo prestigio por su buen comportamiento en el monte dirigida por Pedro Castro, Periquillo el de Valdueza. Con el transcurrir del tiempo y con un tipo de perro que se estaba fijando, me planteé intentar conseguir una raza, lo que al final he logrado. Una vez fijado el tipo de perro, hemos tenido que encargar estudios a distintas universidades y pasar por todos los trámites oficiales que requiere un caso como este de reconocimiento de una nueva raza.

P: ¿Qué destacaría usted de los perros Valdueza?

R: Es un perro fundamentalmente de capa blanca, de buena talla y muy buen carácter. Puede ser un buen perro de compañía al mismo tiempo que buen perro guardián. Como perro de montería es resistente, levanta y sigue a la pieza de caza latiendo, y si este es un jabalí y se para, le hace frente. Tiene, digamos, lo mejor de los perros que han servido para su creación. La viveza del podenco, la resistencia y fortaleza del mastín y el latir del grifón.

P: ¿Tiene usted algún ejemplar de esta raza?

R: Sí tengo un buen número de ejemplares, con hembras para criar cachorros.

El marqués, con dos ejemplares de la raza criada por su familia. (Cortesía)
El marqués, con dos ejemplares de la raza criada por su familia. (Cortesía)

Una actividad, la de la cría de cachorros de Valdueza, que el marqués realiza con entusiasmo en Piedrabuena (Ciudad Real). Unos perros considerados un referente en el mundo de la caza que no faltan en las mejores monterías. Una actividad que compagina con la empresa agroalimentaria que explota su finca extremeña Perales de Valdueza, cercana a Mérida. Un hombre amante del campo que ha sabido hacer de su pasión su trabajo y un amigo leal de don Juan Carlos que espera con emoción su regreso a España.

Rey Don Juan Carlos
El redactor recomienda