Teresa Rivero, neumonía por covid y operación de cadera: "Está mucho mejor"
  1. Famosos
SALUD

Teresa Rivero, neumonía por covid y operación de cadera: "Está mucho mejor"

La viuda de José María Ruiz-Mateos fue ingresada el viernes y sometida a una operación de urgencia por una fuerte caída. Su estado de salud mejora y su familia "respira tranquila"

Foto: Teresa Rivero, en una imagen de archivo. (EFE)
Teresa Rivero, en una imagen de archivo. (EFE)

Una operación de cadera mezclada con una neumonía por covid no es la mejor opción a la que podría enfrentarse una mujer de 85 años. Pero, como dicen desde su entorno a Vanitatis, “Teresa Rivero es muy fuerte”. Es con esa reconocida fortaleza con la que la viuda de José María Ruiz-Mateos afronta su realidad, la que le recuerda a diario que, además de sus dolencias de salud, seis de sus 13 hijos están en prisión.

La familia se ha convertido en una piña y no quiere que se filtre información sobre el estado de salud de la matriarca, aunque celebran, eso sí, su mejoría en las últimas horas. “Ha mejorado mucho, su evolución es muy positiva, la familia ya respira tranquila”, poco más quieren decir. Con todo, alertan de que ha pasado poco tiempo desde la operación y hay que estar vigilantes.

La expresidenta del Rayo Vallecano, Teresa Rivero. (EFE)
La expresidenta del Rayo Vallecano, Teresa Rivero. (EFE)

Teresa Rivero fue hospitalizada el viernes por una rotura de cadera fruto de una fuerte caída. La expresidenta del Rayo Vallecano ingresó en el Hospital Puerta de Hierro. La cuestión, no obstante, se complicó cuando los médicos le diagnosticaron una neumonía producida por el contagio de coronavirus, tal y como ha podido saber Vanitatis.

Con su hija Almudena

La matriarca de la familia Ruiz-Mateos estaba viviendo desde el pasado mes de octubre en Boadilla del Monte con su hija Almudena, enfermera, y su marido, el empresario Alberto Wicke. Es precisamente en este domicilio donde sufrió el accidente. Hasta este pasado mes de octubre, Rivero vivía en El Puerto de Santamaría con otra de sus hijas, Paloma, y su familia. Allí trataba de llevar una vida discreta y tranquila, según cuentan desde su entorno, similar a la que llevaba en su residencia actual, una vivienda a las afueras de Madrid.

Foto: Teresa Rivero junto a Aline Griffith, condesa de Romanones, en una foto de archivo

En septiembre se cumplieron cinco años de la muerte del controvertido empresario. Dos de sus hijos, José María y Zoilo, lo pasaron aislados en la prisión de Aranjuez tras haber dado positivo en un test de coronavirus. La propia situación judicial de Teresa Rivero es sensible. En 2018, la Audiencia de Madrid le impuso una condena de siete años de prisión, decisión que recurrió. Este 2020, la Sala II del Tribunal Supremo ha ratificado la sentencia de la Audiencia y la condena a siete años de prisión, tanto a ella como al exapoderado del Rayo Vallecano, Jesús Fraile. El Supremo considera que ambos defraudaron 8,4 millones de euros a Hacienda en los ejercicios de los años 2009 y 2010. Tendrán que pagar entre los dos una multa de 16,8 millones de euros e indemnizar a Hacienda con la cantidad defraudada.

El matrimonio Ruiz Mateos, con algunos de sus hijos. (Cordon Press)
El matrimonio Ruiz Mateos, con algunos de sus hijos. (Cordon Press)

Con todos los hijos en prisión y a la espera de nuevos juicios, los Ruiz-Mateos han visto cómo sus vidas daban un vuelco. Sus mujeres, casi todas miembros de familias con posibles, han tenido que vender sus propiedades y, según nos cuentan desde su entorno, los niños han conseguido becas en los colegios para poder seguir yendo a los mismos centros. “Todas las familias tienen una buena posición y las ayudan, además, en el colegio les han dado becas para que no tengan que cambiarse, ellas viven de alquiler, trabajan y reciben ayudas de sus familias, ¿qué van a hacer si no?”.

Foto: El matrimonio Ruiz-Mateos con algunos de sus hijos, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Desde su entorno siempre han defendido su inocencia y suelen cargar al padre la responsabilidad de lo sucedido. “Los hijos están horrorizados porque consideran que no son culpables de lo que les ha llevado a prisión, que fue el padre quien lo complicó todo y ellos no pudieron defenderse”, señalan las mismas fuentes.

Pero la justicia no lo vio del mismo modo: los seis hermanos fueron condenados por estafa en la compra de los hoteles Beverly Playa Paguera (en Mallorca) y Beverly Park Maspalomas (en Canarias). La Audiencia de Palma les condenó a penas que rondan los seis años por un delito agravado de estafa y otro de alzamiento de bienes. Pero el Supremo rebajó la condena al anular el delito de alzamiento de bienes. Entraron en prisión en primavera de 2019. Los hermanos están pendientes de otro juicio, además, que podría alargar su estancia en prisión.

José María Ruiz-Mateos