Carlos Torres Vila (BBVA), el nuevo 'superhombre' de la banca que cena todos los lunes con su padre
  1. Famosos
BANCA

Carlos Torres Vila (BBVA), el nuevo 'superhombre' de la banca que cena todos los lunes con su padre

Él será previsiblemente quien lidere el fruto de la fusión entre BBVA y Sabadell. Proveniente de una estirpe de maestros, tuvo una infancia nómada que le marcó, está casado con su novia de siempre y es "profundamente familiar"

Foto: Carlos Torres Vila (BBVA), el nuevo 'superhombre' de la banca que cena todos los lunes con su padre
Carlos Torres Vila (BBVA), el nuevo 'superhombre' de la banca que cena todos los lunes con su padre

Da igual el trabajo que tenga, da igual si la agenda exclama una urgencia tras otra por resolver. Cada lunes, un hombre se acerca a donde vive su padre, que a sus 85 años está pleno de facultades intelectuales, se sienta con él y cenan los dos comentando la actualidad, los avatares de la familia o el futuro. Ese hombre es Carlos Torres Vila, actual presidente del BBVA y, previsiblemente, futuro líder de la entidad resultante tras la fusión con Sabadell. La anécdota personal, revelada por fuertes cercanas y que se cuenta aquí por primera vez, sirve para definir a un hombre al que fuentes cercanas describen como "profundamente familiar", muy curioso intelectualmente y marcado por una madre maestra y disciplinada, un padre brillante de gran tesón y una infancia nómada que le llevó por varios colegios.

Esta semana recibía felicitaciones (y algún pésame) de otros prohombres y periodistas en la entrega del Premio Francisco Cerecedo, a la que acudieron los Reyes. El nuevo 'superman' de la banca española (por el tamaño de la entidad que estará bajo sus manos) es, en su perfil personal, un desconocido para el gran público. Asumió la presidencia del BBVA en enero de 2019, tras la salida de Francisco González y desde entonces no ha buscado la visibilidad pública. Tras el anuncio de la fusión bancaria, la atención mediática, sin embargo, es inevitable.

Los Reyes, con Vicente Vallés en el Premio Francisco Cerecedo, que auspicia el BBVA, esta semana. (EFE)
Los Reyes, con Vicente Vallés en el Premio Francisco Cerecedo, que auspicia el BBVA, esta semana. (EFE)

Torres Vila es la escenificación de la superación de sus padres. Nacidos ambos en entornos rurales de la Galicia de posguerra, donde "pasaron hambre, literalmente", el banquero recuerda cómo su padre recorría caminando 10 kilómetros de ida y otros 10 kilómetros de vuelta para ir a la escuela, con aquellos zapatos y el clima gallego sobre su espalda. "A base de tesón, de perseverancia, que es lo que más le define, no solo salió adelante sino que lo hizo con unos logros personales que son una referencia para mí". El padre, "un fuera de serie", fue número uno de las sucesivas promociones, primero la de perito mercantil, luego la de las oposiciones a técnico de Hacienda, consiguió premios extraordinarios en las carreras que terminaba en la mitad de tiempo que el resto. "Es la persona más tolerante que conozco, un verdadero adelantado a su tiempo".

Poco dado a hablar de su vida privada, hizo una excepción hace unas semanas, cuando aceptó participar (con entusiasmo, por cierto) en el programa de BBVA 'Aprendemos juntos', donde, por espacio de una hora, charló con el público sobre sus orígenes familiares, sus referentes, su esposa o su concepto de liderazgo. De la charla, profundamente inspiradora, podemos entresacar varios pasajes personales que nos adentran en el perfil de Torres Vila como nunca antes.

Carlos Torres es el segundo de cuatro hermanos, dos chicos y dos chicas. La familia tuvo una infancia nómada, marcada por los sucesivos destinos profesionales de su padre. Él nació en Salamanca, donde permanecieron dos años. Pero también vivieron en Coruña, Bilbao, Madrid... "Pasé por cinco o seis colegios", recuerda. Aunque son los veranos interminables en el pueblo de su madre, San Salvador de Budiño, donde se reunían todos los primos, lo que hace que le brillen los ojos.

La madre maestra

Su madre fue maestra en Oleiros mucho tiempo. De hecho, tanto sus abuelos paternos como sus abuelos maternos eran maestros. Fallecida hace tiempo, Torres Vila la guarda en su recuerdo como su gran referente vital. "Cuando le pedía un premio por sacar buenas notas, siempre nos decía que el premio era la propia educación que estábamos recibiendo". La madre era disciplinada, de valores profundamente cristianos, "generosa, sacrificada, insistía mucho en lo agradecidos que teníamos que estar por lo que teníamos". Les inculcó el valor del esfuerzo, "un valor que se retroalimenta, que te lo devuelve todo dos veces".

La educación ha sido uno de los forjadores de carácter de Carlos Torres Vila. A los diez años, sus padres lo mandaron de intercambio con una familia inglesa. En 3º de BUP pasó un año también "en la América profunda". El choque cultural de aquello más la vida nómada que habían llevado, cuenta, le moldeó una personalidad tolerante y abierta, además de hacerle crecer como pocas otras experiencias en la vida. Torres Vila estudió Derecho por indicación paterna, pero también Empresariales e Ingeniería Eléctrica en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Boston.

El presidente del BBVA se describe a sí mismo como un joven tímido, sobre todo en el ámbito social, responsable y estudioso ("Siempre le he metido muchas horas"). "Aunque en clase me gustaba preguntar y repreguntar aún a costa de que se desesperasen conmigo", confiesa.

Astronomía y Darwin

Además de un banquero, hay en él un científico: "Todos los días intento aprender algo, si no para mí es un fracaso". Tiene un telescopio en casa que desempolva de vez en cuando y le recuerda a las frías noches de Boston, cuando salía con sus compañeros del Club de Astronomía a observar las estrellas. "No hay nada mejor cuando uno tiene un lío de trabajo profundo que dedicar unas horas a mirar las estrellas y descubrir que ese problema no tiene la menor relevancia cósmica. Me relaja mucho".

Aunque la curiosidad intelectual que cultiva y mantiene se alimenta principalmente de la lectura. "Leo de todo, historia, novelas, pensamiento humano, filosofía, leo a los clásicos... pero lo que más leo tiene que ver con la ciencia". Los últimos títulos que han caído en sus manos son las novelas 'Buenas noches', de Santiago Isla, y 'Génesis', de Bernard Beckett. El texto que más le ha marcado es 'El origen de las especies', de Charles Darwin.

Carlos Torres Vila, durante una visita a una emprendedora colombiana. (EFE)
Carlos Torres Vila, durante una visita a una emprendedora colombiana. (EFE)

Torres Vila está casado con una arquitecta de Getxo, Mireya, a la que conoció "hace ya 35 años". Residen a las afueras de Madrid. "Es empática, sabe escuchar, no llora nunca sobre la leche derramada... Me da mucha paz espiritual. Tengo la inmensa fortuna de vivir la vida acompañado por una persona maravillosa, un apoyo insustituible en los momentos dulces y los momentos duros, hemos ido aprendiendo juntos y queriéndonos mucho". Juntos han tenido tres hijos, ya veinteañeros.

"¿Qué es el éxito?", le preguntaron en la charla que dio en octubre. La respuesta es pura inspiración. "Mi visión es muy personal. El éxito tiene que ver con el camino, las cosas que haces y cómo las haces, no tanto con el resultado. Lo que importa es el esfuerzo, la dedicación que has puesto". También habló de "ser genuino", de seguir creciendo, "aprender cosas nuevas, promover el cambio como un valor en sí mismo, no quedarse en la zona de confort". Y, por último, apuntó algo que aprendió en el trayecto: "El éxito es también el impacto que tienes en los demás".

Cena