Alejandro Sanz vende su casa de Miami y hace limpieza oficial en sus empresas
  1. Famosos
MÚSICA

Alejandro Sanz vende su casa de Miami y hace limpieza oficial en sus empresas

El cantante vendió la mansión en noviembre por 8.606.000 euros al magnate de la noche David Grutman. El BORME acaba de certificar el cese de sus antiguos asesores

Foto: Alejandro Sanz, en el Festival de Cine de San Sebastián. (EFE)
Alejandro Sanz, en el Festival de Cine de San Sebastián. (EFE)

Alejandro Sanz es uno de los artistas más respetados e influyentes del panorama internacional. Las grandes cifras jalonan una carrera que es ejemplo para otros. Con más de 25 millones de discos vendidos a lo largo de su carrera, el madrileño es el artista español con mayor número de premios Grammy (29, si contamos el último de hace menos de un mes), entre otros destacados galardones. Su vida profesional, como la de muchos músicos, permanece en suspenso por la pandemia, pero en su vida personal parece haber amanecido definitivamente tras una etapa un tanto convulsa en que protagonizó más titulares en la prensa rosa y en la salmón que en la cultural.

El cantante se ha trasladado definitivamente a Madrid, a donde le ha seguido su familia. Tal y como ha podido confirmar Vanitatis, al fin ha podido deshacerse de la mansión en el 2050 de North Bay Road que adquirió en 2001 por cerca de 4 millones de dólares. El cantante la sacó a la venta en enero de 2020 por 18 millones de dólares (no era la primera vez), aunque no tardó en bajarla hasta los 14,9 millones primero y los 12,9 millones de dólares (11,54 millones de euros) poco después. Era el precio al que se vendía hasta que a finales de agosto las inmobiliarias de la zona dejaron de comercializar el inmueble: "Ya no se vende, está fuera del mercado", explicaban entonces a Vanitatis.

Quizá entonces ya estaba en negociaciones con un conocido magnate de la zona, David Grutman. Él ha sido quien finalmente ha adquirido la propiedad a través de una de sus sociedades. El precio final, según la información municipal, que es pública, se cerró en 10.250.000 dólares (8.607.500 euros). No está mal por seis dormitorios, cinco baños, más de 3.000 metros cuadrados que miran a la bahía, muelle propio, cancha de tenis, piscina y hasta un patio de inspiración mediterránea. La casa era uno de los grandes atractivos del mundialmente famoso Miami Beach.

Foto: Alejandro Sanz.(Getty)

Según la prensa de Miami, el empresario y el cantante firmaron un precontrato para comprar la propiedad a principios de 2020, pero debido a la pandemia tardaron en cerrar el trato y la firma no se llevó a cabo hasta noviembre. No está claro que David Grutman, que ha formado un imperio basado en los clubes nocturnos, los restaurantes de lujo y la música electrónica, haya comprado la casa como su futura residencia o como una inversión. Según los arquitectos que van a rediseñar la mansión, la idea es tirarlo todo y reemplazarlo por una mansión de estilo tropical de dos pisos.

No sería la primera remodelación a fondo que se le hace a la propiedad. Según la información municipal, la casa fue construida en el año 1933 y ha sufrido posteriores reformas: en 1996, en el 97 y en 2007, cuando se le puso una valla de aluminio. Hasta ahora, la propietaria de la casa era una mercantil, Gazul Producciones Sociedad Limitada Unipersonal, la sociedad de cabecera de los negocios de Alejandro Sanz.

placeholder Martínez-Almeida entrega un reconocimiento a Alejandro Sanz. (Cordon Press)
Martínez-Almeida entrega un reconocimiento a Alejandro Sanz. (Cordon Press)

La compañía fue constituida por Alejandro en enero de 1998 (un año después del lanzamiento de 'Más', para muchos su mejor álbum). Su misión es vehicular todo lo que tiene que ver con las actividades musicales de Sanz. Tiene su sede en Madrid y de ella cuelgan otras empresas sociedades vinculadas al cantante tanto aquí como en Estados Unidos. La matriz de Gazul Producciones es otra entidad, Alkazul SL.

Foto: Alejandro Sanz, en una foto de archivo. (Getty)

Coincidiendo con la revolución personal y profesional que supuso la ruptura de su matrimonio con Raquel Perera, el cantante cambió de asesores y comenzó a poner orden en todo este entramado. Alkazul SL fue constituida en el año 1991 y su principal actividad es el alquiler de locales industriales. Como muchos artistas cuando empiezan, la compañía estaba administrada por el propio Alejandro, por sus padres y por su hermano. Pero de un tiempo a esta parte eso ha cambiado mucho. La sociedad pasó en el mes de agosto de tener un administrador único (Alejandro) a tener un Consejo de Administración profesional, en el que figuran nombres tan destacados como el de Juan Arrizabalaga Azurmendi (el que fuera presidente de Altadis y alto cargo de Carrefour y Toys R Us,), quien es el nuevo presidente, apoderado y consejero de la sociedad. Junto a él, un especialista en banca privada y un abogado. El cantante también fichó a finales de 2019 a una abogada para llevar los asuntos legales de Gazul y Alkazul, ella es la secretaria del nuevo consejo.

El cantante despidió hace un año a su anterior asesor tras comprobar el estado no demasiado saludable de sus finanzas. Decidió entonces confiar en un conocido ejecutivo de la música, Oscar García Blesa, quien se ha hecho cargo de profesionalizar sus asuntos y de cortocircuitar los nubarrones legales que amenazaban al cantante. Por un lado, un pleito millonario con su antigua mánager, Rosa Lagarrigue, con la que, tal y como informó este medio, el cantante ha llegado a un acuerdo privado. Y por otro, una deuda también millonaria cuya garantía era la mansión de Miami y que ahora también habría desaparecido.

Gazul llevaba tres años sin presentar cuentas, pero a principios de febrero de 2020 lo hizo y a lo grande. Realizó un absoluto desnudo financiero de los años 2016 y 2017 repleto de información preocupante. Por poner un ejemplo, en el ejercicio de 2016 el auditor alertaba de la “desaparición sin justificación” de 15 millones de euros de su balance. En concreto, 12,37 millones que figuraban como existencias y 3,29 como pérdidas de ejercicios anteriores. Esta situación intentó paliarse en el año 2017, pero la sociedad reconocía "un fondo de maniobra negativo" de más de cuatro millones y medio de euros.

Foto: Alejandro Sanz en 'La resistencia'. (Youtube)

Desde entonces, los nuevos gestores del patrimonio del cantante se han empleado a fondo para sanear sus finanzas y poner todos sus asuntos en orden. Han vendido propiedades y han solucionado lo más acuciante. El último paso en este proceso se está llevando a cabo estos días. Este mes de marzo han cesado de forma oficial los antiguos asesores del cantante de sus dos empresas principales en España, Gazul Producciones y Alkazul, según el BORME. También en sus empresas americanas, Alja Productions Inc y Music on Wheels LLC, aparece ya solo el nombre de Oscar García Blesa. Además, Rosas & Beats SL, la entidad que tenía con Perera, está en proceso de liquidación.

Un carpetazo definitivo para poder centrarse en la música.

Alejandro Sanz
El redactor recomienda