Alejandro Sanz profesionaliza sus empresas en medio de la batalla legal por su divorcio
  1. Famosos
CUENTAS Y CANCIONES

Alejandro Sanz profesionaliza sus empresas en medio de la batalla legal por su divorcio

Parecía una separación amistosa, pero no lo era. En septiembre comenzará el juicio de divorcio de Raquel Perera y el cantante, que está poniendo en orden sus sociedades

placeholder Foto: Alejandro Sanz.(Getty)
Alejandro Sanz.(Getty)

Cuando Alejandro Sanz y Raquel Perera confirmaron su separación (que días antes había sido la portada de 'Hoy Corazón'), el mensaje que escribieron era tan críptico y estaba tan lleno de buenos deseos que muchos no supieron si estaban dando por buena la noticia o, más bien, desmintiéndola. Hoy, más de un año después de que se hiciera pública su situación, el tono ha cambiado completamente y ha sido reemplazado por cifras, filtraciones de unos y otros e indirectas desde las redes sociales. Un espectáculo tantas veces vivido cuando una pareja se rompe.

En mitad de la pandemia, Alejandro Sanz, confinado en Madrid junto a la artista Rachel Valdés, presentó una demanda de divorcio en los juzgados de Pozuelo de Alarcón. Raquel Perera, que sigue residiendo en Miami, considera que el divorcio debe llevarse en los juzgados de Miami, por lo que respondió con otra demanda un mes más tarde en los tribunales de Florida. El mexicano 'Ventaneando' aireó el texto de esa demanda, donde la psicóloga pedía a su marido una cantidad cercana a los 40.000 euros al mes para pagar los gastos de sus hijos desde julio de 2019.

Perera abandonó su vida profesional para ocuparse de la parte administrativa de la carrera de Alejandro Sanz, además de para cuidar de los dos hijos que tuvieron durante su relación. Por eso, considera que tiene derecho a algún tipo de compensación, al contribuir y ayudar "al éxito profesional" de Alejandro, "al reorganizar sus compañías" y a hacer todo esto "con su sacrificio personal”. Perera fue presidenta y gerente durante años de Gazul Producciones, la principal sociedad de Alejandro Sanz, aunque no percibió un sueldo por ello. Su nombre aparece también en otras sociedades estadounidenses de Sanz. En enero de 2020, el BORME publicó el cese de Raquel en la compañía.

Los abogados del músico y compositor invocaron el acuerdo prematrimonial para defender ante la corte de Miami que el divorcio tiene que dirimirse en tierras españolas. En un escrito, acusaban a Perera de actuar "de mala fe" y rebajaban la cifra mensual a pagar a 15.000 euros. Los defensores de Perera, por su parte, reaccionaron pidiéndole al juez que congelara los bienes de Sanz, una suerte de “protección legal temporal” para evitar que el cantante se deshaga de bienes que en un futuro podrían ser para sus hijos. También está en liza el tipo de custodia de sus hijos menores.

La batalla legal con su exmujer no ha hecho más que empezar y se avecina un septiembre caliente. Coincidiendo con la revolución personal y profesional que ha supuesto la ruptura de su matrimonio, el cantante ha cambiado de asesores y está poniendo en orden todas sus empresas. Si hace unos meses le tocaba a Gazul Producciones, su principal compañía, ahora ha sido su matriz, Alkazul SL, la que ha iniciado un proceso de profesionalización.

placeholder Alejandro Sanz y Raquel Perera, durante una cena en Las Vegas en 2017. (EFE)
Alejandro Sanz y Raquel Perera, durante una cena en Las Vegas en 2017. (EFE)

Alkazul SL fue constituida en el año 1991 y su principal actividad es el alquiler de locales industriales. Como muchos artistas cuando empiezan, la compañía estaba administrada por el propio Alejandro, por sus padres y por su hermano. Eso ha cambiado, y mucho, recientemente. La sociedad ha pasado este mes de agosto de tener un administrador único (Alejandro) a tener un Consejo de Administración en el que figuran nombres tan destacados como el de Juan Arrizabalaga Azurmendi (director general de Globalia y antes presidente de Altadis, entre otras muchísimas cosas), quien es el nuevo presidente, apoderado y consejero de la sociedad. Junto a él, un especialista en banca privada y un abogado. El cantante también fichó a finales de 2019 a una abogada para llevar los asuntos legales de Gazul y Alkazul, ella es la secretaria del nuevo consejo.

Son tiempos duros para el artista, que tiene cuatro hijos de tres madres diferentes. La semana pasada logró reunirlos a todos (excepto a Manuela), y quiso compartirlo: "Me encantaría definiros esta semana. He sentido la felicidad en estado puro. Ellos son la razón y el combustible de mi vida. Por fin con mis niños, solo nos faltabas tú [Manuela]". Unos momentos de felicidad que quizá tarden un tiempo en repetirse ante un otoño legalmente complicado.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Alejandro Sanz Divorcio Raquel Perera