Adiós a Raffaella Carrà (y las duras imágenes del llanto del hombre al que tanto amó)
  1. Famosos
CAPILLA ARDIENTE

Adiós a Raffaella Carrà (y las duras imágenes del llanto del hombre al que tanto amó)

La gran estrella italiana ha dejado una huella indeleble en diversas generaciones y por su capilla ardiente en el ayuntamiento de Roma están pasando miles de admiradores

placeholder Foto: La capilla ardiente de Raffaella Carrà. (EFE)
La capilla ardiente de Raffaella Carrà. (EFE)

Como no podía ser de otra manera, la despedida a Raffaella Carrà está siendo multitudinaria y muy sentida. Ayer miércoles cuando salía el cortejo fúnebre fue acompañado por aplausos, lágrimas y numerosos fotógrafos y cámaras de televisión que querían inmortalizar, si se nos permite la contradicción, el adiós a una estrella transversal que ha dejado una huella indeleble en el corazón de diversas generaciones en distintos países, entre ellos, España, donde la noticia de su muerte ocupó la primera de los principales periódicos.

El cortejo salió ayer tarde desde su domicilio en Via Nemea, en Vigna Clara, al norte de la capital. Un coche fúnebre gris metalizado fue haciendo un recorrido por algunos de los lugares más emblemáticos que jalonaron la carrera de la intérprete de 'Rumore', como el Auditorium del Foro Itálico, la sede de la Rai, en via Teulada 66, el Teatro delle Vittorie, la sede de la Rai de Viale Mazzini 14, hasta la llegada al ayuntamiento, donde permaneció abierta al público la capilla ardiente hasta las 12 de la noche ayer y de nuevo volverá a estarlo hoy jueves.

placeholder Sergio Japino despide a la mujer con la que tantas cosas compartió. (Reuters)
Sergio Japino despide a la mujer con la que tantas cosas compartió. (Reuters)

Sergio Japino, su gran amor y finalmente gran amigo, que fue quien además dio la luctuosa noticia, iba en el coche fúnebre, particularmente emocionado al ver el fervor de la gente a su paso. Más escenas de dolor se vivirán este viernes en la ceremonia de despedida que tendrá lugar a las 12 de la mañana en la iglesia de Santa Maria in Ara Coeli.

Los vecinos de su barrio, donde vivió los últimos cuarenta años, se deshacían en palabras de elogio para la estrella, quien hacía una vida de lo más normal y respondía con una sonrisa cuando alguien la abordaba haciendo la compra en el supermercado o en las calles, aunque ella prefería llevar una vida apartada de los focos una vez se quitaba 'el traje' de artista.

También significativas han sido las palabras de Raffaele Mancino, director de la clínica Villa del Rosario, donde falleció Carrà: "Llevaba unas semanas como 'huesped' nuestra. Lamentablemente, había empeorado en los últimos días. Dignidad y amabilidad son las palabras que me vienen a la cabeza para describirla".

placeholder Sergio Japino, junto al féretro de la estrella. (Reuters)
Sergio Japino, junto al féretro de la estrella. (Reuters)

Son numerosas las declaraciones que recogían ayer los medios de comunicación italianos, entre ellas las del consejero delegado de la Rai, Fabrizio Salini, quien junto a otros directivos de la televisión pública italiana y diversos trabajadores de la cadena le daban el adiós en Viale Mazzini. Definió a Raffaella Carrà como "dedicación, trabajo, esfuerzo y gran profesionalidad". Y añadió que se trataba de "una artista única capaz de hablar a generaciones enteras y adentrarse en el tiempo. La echaremos de menos, pero también nos gusta recordarla con esa sonrisa que fue vital para ella. Fue un modelo y un referente, también para el servicio público. Los valores que expresó son los que llevamos dentro".

Para el presidente de Rai, Marcello Foa, Raffaella "es un gran momento de tristeza pero también de unión nacional. Pocas veces ha habido una emoción tan generalizada y transversal sin sombra. Raffaella Carrà sabía que era un símbolo y si pudiera vernos ahora, creo que sería feliz al ver un cariño tan auténtico, como lo ha sido a lo largo de su vida".

placeholder Los presentadores Renzo Arbore y Pippo Baudo, en la capilla ardiente. (EFE)
Los presentadores Renzo Arbore y Pippo Baudo, en la capilla ardiente. (EFE)

Uno de los momentos de mayor emotividad tuvo lugar cuando el cortejo fúnebre se adentró en el patio de Via Teulada, donde los empleados de Rai, que lo presenciaban desde las ventanas y la terraza, rindieron su homenaje a la irrepetible artista con aplausos muy cálidos. "Raffaella fue la protagonista de la sonrisa en un trozo de la historia italiana. La gente también tiene necesidad de distraerse y ella siempre hizo sus programas de una manera inteligente y alta, sin caer nunca en la vulgaridad -manifestó Bruno Vespa, presente junto a Giancarlo Magalli, en el programa que emitió la Rai en directo-. El éxito no se da, se gana día a día, con la cabeza gacha y con humildad. Esta es la lección de Raffaella", concluyó.

Raffaella Carrà
El redactor recomienda