Logo El Confidencial

Todos los secretos que tienes que conocer para ser un experto arrocero

Un alimento versátil en la cocina, que alimenta bien, al mismo tiempo que te cuida. Conoce todo sobre uno de los cereales más consumidos y con mejor fama del planeta

Foto:
Autor
Tiempo de lectura4 min

Nos rendimos ante sus beneficios para nuestro organismo y, obviamente, ante su delicioso sabor. Este básico de la dieta mediterránea, capaz de integrarse en platos de alta cocina o en pucheros a fuego lento, es uno de los alimentos más consumidos del mundo, y está por encima en todas las listas de fruta, huevos y verdura. Por si tenías alguna duda, hablamos del arroz.

Es originario del sureste asiático y su cultivo data (según muchos historiadores) del 7.000 antes de Cristo. Cifras aparte, lo cierto es que actualmente se cultiva en todo el mundo, siendo España uno de los principales productores de Europa.

Además de sus posibilidades en la cocina, que son muchas y variadas, nos encontramos ante un buen aliado de la salud. Rico en hidratos de carbonos, es una gran fuente energética y su consumo también provoca una verdadera inyección de nutrientes, gracias a minerales como el calcio y el hierro y a sus vitaminas D, B3 y B1, entre otras. Sin olvidar que es bajo en grasas saturadas (las denominadas ‘malas’) y colesterol. ¿Más ventajas? Con propiedades antioxidantes, protege el corazón y como tiene poco sodio, ayuda a controlar la presión arterial alta. Otro plus: no contiene gluten, por lo que se puede incorporar en dietas para celiacos.

Tipos de arroces

Para conseguir un plato 10 hemos de usar un arroz 10. Eso sí, los expertos insisten en que una buena cocción es clave en el resultado final. Para ello, hay que mantenerlo a fuego fuerte durante los seis primeros minutos, favoreciendo una cocción homogénea. Como no todos los arroces son iguales, hemos preparado una lista con aquellas variedades más usadas en la cocina. Conócelos para disfrutarlos:

  • Arroz redondo: un clásico de nuestra cocina y el favorito de muchos chefs. Con mil y una posibilidades, posee una cocción homogénea y absorbe el sabor de los alimentos que acompaña. Dentro de esta categoría podemos destacar Brillante Sabroz, un redondo con gran capacidad de adquirir sabores (a la altura del Bomba) que, además, mantiene el punto perfecto durante más tiempo.
  • Arroz Bomba: este arroz de grano corto y redondeado es conocido (además de por su precio más elevado), por absorber grandes cantidades de líquido –cualidad que debes tener en cuenta a la hora de su cocción–, lo que hace que retenga el sabor del caldo.
  • Arroz largo: estrecho y largo (6 mm), tarda menos en cocer y necesita menos agua. Se suele emplear como acompañamiento, por lo que queda más suelto.
  • Arroz integral: es básicamente arroz redondo, pero con salvado. Es más duro, por lo que necesita más minutos de cocción para que se cueza el interior del grano.
  • Arroz Basmati: procedente de la India o Pakistán, es largo y fino. Con una cocción de solo 10 minutos queda siempre suelto. Su delicada fragancia es una de sus señas de identidad.
  • Arroz Carnaroli / Arborio: de origen italiano y grano largo y grueso, estas dos variedades de arroz son ideales para preparar risottos y postres, ya que el grano desprende el almidón que da la textura cremosa característica de este tipo de platos.
  • Arroz salvaje. Más que de arroz, estaríamos hablando de un tipo de una gramínea. Ideal para mezclar, es rico en fibras, proteínas y minerales y tiene una agradable textura crujiente.
  • Arroz vaporizado. Rico en fibra y minerales, queda en su punto y siempre suelto. Lo reconocerás por su tono dorado. El arroz Brillante Calidad Oro, además de vaporizado está cultivado de forma sostenible en el entorno natural de Doñana.

El arroz en cifras

100 gramos de arroz se traducen en:

81,6 gramos de carbohidratos

6,67 gramos de proteínas

0,9 gramos de grasa

1,40 gramos de fibra

109 mg de potasio

Dime qué receta es y te diré qué arroz conviene

ya conoces los tipos de arroces y sus propiedades, pero ahora te contamos el que debes utilizar para cada plato para que sorprendas en la cocina:

  • Paellas, arroces tradicionales y cazuelas de barro. Un arroz redondo, con cocción homogénea y resistente.El redondo es el más aconsejable.
  • Ensaladas y guarniciones. Arroz de grano largo, arroz integral, Basmati (ideal también para curry) y salvaje.
  • Risotto. Con el Carnaroli no fallarás, ya que es un arroz con alto contenido de almidón que le otorga esa textura.
  • Sushi. Siempre el arroz redondo o el Bomba, nunca el largo. Puestos a elegir la variedad Japónica es su pareja de baile ideal.
  • Postres. El redondo es una apuesta segura, que garantiza un agradable acabado meloso y cremoso.

Gastronomía