Logo El Confidencial
NOTICIAS

Mojitos, San Franciscos y Tablada sin Bisbal

El paso de los días hace estragos en Cibeles. El desfile de Vaudelet para la firma El Caballo y de María Lafuente han conseguido sacar de

Foto: Mojitos, San Franciscos y Tablada sin Bisbal
Mojitos, San Franciscos y Tablada sin Bisbal
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    El paso de los días hace estragos en Cibeles. El desfile de Vaudelet para la firma El Caballo y de María Lafuente han conseguido sacar de la cama a tan sólo a unos pocos. Entre ellos, Cari Lapique, que ha vuelto a dejarse ver por la pasarela y por el ‘chiringuito’ que su hija Caritina está llevando con tanto éxito dentro de esta edición de la Madrid Fashion Week. En ese mismo desfile estuvo la presentadora Raquel Sánchez Silva, que se subió a un par de esos zapatos imposibles, perfectamente acordes al vestido. Monísima con el modelito. Claro que no dudó en quitárselos tan sólo unos minutos después de sacarse las fotos pertinentes en el kissing room. Y es que para estar guapa hay que sufrir, pero sólo lo justo y necesario.

    Aunque hoy, debido a la escasa afluencia de público si comparamos con los días anteriores, no es muy difícil localizar a quien buscamos, el punto de encuentro, esa habitación de salutaciones, deja entre ver quiénes van siendo los habituales de una barra no apta para abstemios. Y es que todo, absolutamente todo lo que se sirve allí, lleva alcohol. Vodka –patrocinador y ‘patrocinado’, para algunos- para ser más concreto. Luego vienen las quejas de aquellos que, no por odio a las bebidas espirituosas, sino por sentido común, no quieren desayunar con un ‘lingotazo’, por mucho zumo de naranja que lleve. Así que, quien quiera un refrigerio libre de vapores etílicos, tiene que ir al bar.

    Pero como el kissing es el lugar para dejarse ver, por allí ha pasado, un día más y desde primera hora de la mañana –como viene siendo habitual-, una de esas aspirantes a rostro conocido que rostro tienen, pero que lo de que éste sea conocido o reconocido ya es más dudoso. Una de esas viejas glorias de los realities que despertaba tantas simpatías como odios por aspirar con su ‘peculiar’ belleza a ser modelo de pasarela o de lo que le dejasen. Y aquí se ha instalado. Pasa por la kissing room y no saluda a nadie, no sale en las fotos pero está en primera fila en todos los desfiles.

    A las doce le tocaba el turno a Josep Abril, que presentaba en la sala Neptuno una colección masculina que apostaba por el gris, el negro y el malaquita, por los jerséis de lana fría con mucha caída y los pantalones pitillo. El actor Maxi Iglesias, el furor de las niñas gracias a su personaje en ‘Física o Química’, también triunfó entre las asistentes al desfile del catalán donde todas querían saludarle.

    Y llegó el tercero. La diseñadora Sita Murt que ha sido la triunfadora de la mañana en eso de atraer la atención de los VIP. Ahí estaban de nuevo Asdrúbal y Olivia de Borbón, que lucía un look colegial. Belinda Washington también repitió en esta edición del certamen aunque la presencia que más se hizo notar fue la de Elena Tablada, la novia del cantante David Bisbal, que acudió a ver el desfile y tomó buena cuenta de los detalles, suponemos para inspirarse para sus diseños de bisutería. Bisbal debió quedarse con Paulina allende los mares.

    Alguno incluso fue un poco más allá. La actriz Gala Évora no sólo estuvo junto a Murt en la presentación de la colección sino que, además, desfilo para ella arrancando los aplausos de un público, que no dudó en silbar cuando los focos de la pasarela dejaron a las modelos caminando en semioscuridad.

    Salir de esa sombra es lo que pretende lograr nuestra aspirante a famosa, que se ha vuelto a dejar ver por el desfile de la barcelonesa y por el meeting point, en el que espera ser fotografiada o entrevistada junto a algún padrino mediático. Aunque allí a estas horas, pocos padrinos va a encontrar. Sólo algunos de esos que ya van por el quinto cóctel, a la espera de que lleguen la hora de los mojitos mientras algún que otro camarero echa una mirada recelosa. Esperemos que hayan venido en metro, porque ya lo dice la DGT: ‘Si bebes no conduzcas’, y dada la altura de los tacones presentados en todos los desfiles y los afilados comentarios de alguno que otro, una servidora añadiría, ‘y si desfilas o entrevistas, tampoco’. 

     

    Otras crónicas

    ¿Y dónde se ha escondido Paulina Rubio? En Cibeles, no

    Salgado, Cospedal y otras cosas que contar 

    En Cibeles van monas hasta las limpiadoras

    Ni seda ni tafetán: la tendencia en Cibeles es levantarse tarde

    Cibeles, la ministra, el cocinero y sus amantes

    ¿En qué se parecen Ana Botella y Carmen Janeiro?

    Noticias
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios