Logo El Confidencial
SERA EL 5 DE AGOSTO, PERELADA

Al Bano vuelve con Romina Power a España 20 años después

La desaparición de su hija les destrozó y el tiempo deshizo su matrimonio. Tras años de desencuentros, la paz ha vuelto a sus vidas y actuarán en Barcelona

Foto: Romina Power y Al Bano en una imagen de archivo durante una actuación (Gtres)
Romina Power y Al Bano en una imagen de archivo durante una actuación (Gtres)

Los insultos, improperios y dimes y diretes que se han profesado Romina Power y Al Bano en los platós de televisión son ya legendarios. Pero eso ya es historia, la paz ha vuelto a sus vidas.

Al Bano, orgulloso de sus espaguetti (Gtres)
Al Bano, orgulloso de sus espaguetti (Gtres)

El cantante italiano, de 71 años, ha estado este jueves en el Casino de Barcelona para presentar el show “Al Bano in concert special guest Romina Power”, en el que actuará junto a Romina Power después de 20 años sin hacerlo en nuestro país. Esta noche tan especial tendrá lugar en el Castillo de Perelada (Gerona) el próximo 5 de agosto. El acto tuvo lugar poco antes de la hora de comer, momento que aprovechó el cantante para ofrecer a la prensa sus espagueti “al estilo Al Bano” que preparó él mismo en las cocinas del casino.

Ya cantaron juntos el año pasado en Moscú, cuando la persona que le organiza los conciertos en Rusia quería llevar a cantantes italianos y pensó también en Romina. “Fue una sorpresa que ella aceptara y, cuando nos juntamos, fue un desastre porque llevábamos 19 años sin cantar”, ha apuntado Al Bano. Ese fue el origen del acercamiento de este popular dúo de los años ochenta y parte de los noventa. “Después, los otros encuentros han sido interesantes. Incluso ha conocido a los hijos de mi otra mujer, Loredana. Hubo una gran química entre ellos y se puede decir que hemos roto el hielo”, relata el cantante. Al Bano está sereno, sonriente y lleno de ilusión porque las aguas han vuelto aparentemente a su cauce. “No podría decir que nuestra relación era como la de Elizabeth Taylor y Richard Burton, que no podían vivir juntos ni tampoco separados, porque yo no me emborrachaba como ellos”, aseguró entre risas.

La pareja durante unas vacaciones en Marbella (Gtres)
La pareja durante unas vacaciones en Marbella (Gtres)

En conversación con Vanitatis, Carrisi ha confesado que lo de volver ha sido algo que se ha dado de forma natural porque “la vida es una incógnita y nunca se sabe lo que va a ocurrir. Nunca sabes el porqué pasan las cosas. Sólo sé que ha llegado”. Fiel a su estilo informal con vaqueros, sombrero y camisa, la estrella italiana –“por favor, yo no soy una star, soy un cantante bravísimo que toca con los pies en el suelo”­– define su relación profesional y personal con Romina de la siguiente manera: “En lo personal es perfecto. Después de años sin hablar, en los que había una gran tormenta, ha surgido la paz y la calma del espíritu. Y en el trabajo la verdad es que nunca he pensado que fuéramos un dúo, no me gusta esa palabra. Yo cantaba mis cosas, ella las suyas y luego éramos dos personas en el escenario. Y con esta vuelta, tampoco me gusta que nos llamen Al Bano y Romina”.

Su sencillez es su mejor tarjeta de presentación. No ha querido hablar de la desaparición o muerte de su primogénita, Ylenia, ocurrida hace ya dos décadas “porque los años noventa han sido los más dolorosos de mi vida”, admite sin pausa. Famoso por ser un católico devoto, se supone que cuando se casó con Romina iba a ser para siempre, “pero yo no fui el que se marchó. Cuando me casé con ella porque esperábamos a nuestra hija no quería perderme ni un minuto de nuestra explosión de amor. Lo nuestro fue inolvidable. Pero en la sangre de Romina estaba la palabra divorcio. Sus padres se habían divorciado tres o cuatro veces, sus abuelos también…”.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios