Las vacaciones 'made in Spain' de Rajoy y sus ministros
  1. Noticias
La mayoría se quedan en españa

Las vacaciones 'made in Spain' de Rajoy y sus ministros

Mariano Rajoy y sus ministros pasan sus vacaciones en el mismo lugar en el que veranean desde hace años. El Presidente se reparte entre Galicia y Doñana

Foto: Mariano Rajoy saliendo a correr en uno de sus veranos en Galicia (EFE)
Mariano Rajoy saliendo a correr en uno de sus veranos en Galicia (EFE)

Con agosto llegan las vacaciones para muchos españoles. También para los políticos que aprovechan este mes para escaparse de la rutina. Si hace dos años, en el marco de las crisis económica, Rajoy indicó a sus ministros que no se alejasen a más de una hora de avión y que basasen sus días de descanso en la austeridad, este año todo hace indicar que nuestro ejecutivo se ha desplazado al mismo lugar al que fue entonces, dentro del territorio nacional y sin grandes lujos.

Para la mayoría la tierra tira y optan por aprovechar sus días de asueto en los lugares en los que han crecido, acompañados de su familia y perfectamente localizados ante cualquier imprevisto que pueda surgir.

Por eso, Mariano Rajoy veranea en Galicia como viene haciendo cada temporada. El presidente repite el mismo alojamiento del año pasado y se hospeda en el hotel rural A Casa de Alicia de Ribadumia (Pontevedra). Un enclave con vistas a la Ría de Arousa con más de 3.000 metros cuadrados de terreno ajardinado, piscina, dos terrazas, tres habitaciones y un salón con chimenea que ronda los 270 euros por noche en julio y agosto.

No es la primera vez que el presidente del Gobierno, su mujery sus dos hijos veranean en esta zona pontevedresa. En su etapa como ministro de Aznar, Rajoy ya eligió esta región para descansar ya que en ella encuentra el lugar idóneo para pasear al aire libre y dejarse conmover por la belleza de sus paisajes. Además Ribadumia tiene una ventaja más: al ser un pueblo pequeño facilita las labores del equipo de seguridad que acompaña a Rajoy en sus vacaciones, algo que se complica en municipios como Sanxenxo, donde el presidente tiene un inmueble en propiedad.

Las vacaciones de Mariano Rajoy se han visto interrumpidas este viernes para mantener con el rey Felipe VI el tradicional despacho anual en Palma. Sin embargo, esta reunión no es más que un breve paréntesis ya que el presidente continúa con sus días de asueto. Antes de volver al trabajo el 29 de agosto Rajoy y su familia pasarán unos días en el palacio de las Marismillas situado en el Parque Nacional de Doñana y destino oficial propiedad del Estado que ha servido como alojamiento vacacional para todos los presidentes del Gobierno.

Su número dos, Soraya Sáenz de Santamaría, es el único miembro del Ejecutivo que planea desplazarse fuera de nuestras fronteras. Eso sí, respetando aquello de no estar a más de una hora de avión. La vicepresidenta pasará sus vacaciones en Portugal con su marido, el abogado del Estado Iván Rosa Vallejo, y su hijo. Allí reside su familia política y por eso repiten destino cada verano.

También el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, repite destino en la costa mediterránea. Margallo se aloja en Jávea (Alicante) donde tiene su segunda residencia y localidad en la que quiere vivir cuando se retire. El ministro es un amante de los deportes náuticos que practica con asiduidad en la localidad alicantina.

Luis De Guindos es otro de los políticos que se pirra por el Mediterráneo. El ministro de Economía veranea desde hace tiempo en Marbella en una acomodada urbanización cuyos vecinos le ven jugar al tenis día sí y día también. En esta localidad podría encontrarse a su compañera de partido, María Dolores de Cospedal,que también encuentra en la costa malagueña el destino idóneo para veranear.

Por su parte,Cristóbal Montoro apenas hará unos kilómetros para llegar a la casa en la que tiene su propio remanso de paz. El ministro de Hacienda pasará sus días de asueto en el adosado que tiene en la sierra de Madrid.

El jefe de la oposición a Mojácar

Como líder socialista la vida personal de Pedro Sánchez no va a variar un ápice. Tampoco sus vacaciones. Por eso, el madrileño seguirá fiel a la tierra en la que descansa desde siempre: Almería. Desde este miércoles el político, acompañado por su mujer, Begoña Fernández, y sus dos hijas, está instalado en la localidad de Mojácar, donde tiene casa propia, para disfrutar de sus playas y de su buena gastronomía.

Mariano Rajoy Ana Mato Política Pedro Sánchez Galicia
El redactor recomienda