El porqué del perdón de Antonio Banderas a Stella del Carmen en los Goya
  1. Noticias
TRAS SU DIVORCIO DE MELANIE GRIFFITH

El porqué del perdón de Antonio Banderas a Stella del Carmen en los Goya

El actor se siente responsable de las ausencias obligadas por su trabajo. Ahora, tras su separación, ella se ha convertido en el gran apoyo de Melanie, su madre

Foto: Antonio Banderas, Melanie Griffith y su hija, Stella del Carmen (Gtres)
Antonio Banderas, Melanie Griffith y su hija, Stella del Carmen (Gtres)

Antonio Banderas sorprendió al dedicar el premio Goya a su hija, Stella del Carmen, por la emoción que mostró al nombrarla y reconocer que “es la que más ha sufrido mi pasión por el cine. Por mis ausencia prolongadas y compromisos profesionales me perdí sus mejores planos y te pido perdón”.

La declaración llamó la atención porque hasta ahora procuraba no colocar a la hija en primera línea de interés mediático. Incluso en la mayoría de las entrevistas que ha hecho a lo largo de su vida profesional evitaba responder a preguntas referidas a si era estudiosa, deportista, si le gustaba el cine, si se divertía en España con la familia malagueña. Cuestiones blancas que no suponían entrar en la intimidad de Stella del Carmen, pero a las que Banderas no respondía. Este verano, por ejemplo, cortó de raíz una conversación en la gala Starlite cuando una persona ajena a la prensa y con la que compartía cena le preguntó cómo se había tomado la hija su divorcio. El actor es un hombre que ha reconocido las adicciones de Melanie y cómo afectaron a su matrimonio, pero dar datos de la hija nunca.

¿Por qué entonces este perdón público? Stella vive con su madre y se ha convertido en el gran apoyo de Melanie tras el divorcio. La relación con ella ahora es más fuerte. Hay una etapa en que las niñas admiran al padre y discuten con la madre, y Stella no iba a ser una adolescente diferente. Sin embargo, la relación actual con Griffith es excelente y sobre todo desde que su padre se echó nueva pareja, la holandesa Nicole Kimpel.

“Los hijos tienden a apoyar al más débil cuando hay un divorcio. Y Stella piensa que su madre es la parte menos fuerte. Por eso puede haber un distanciamiento geográfico con Antonio, que no afectivo”. Interpretando esta opinión de amistades de España que lo conocen de siempre, el pronunciamiento público de amor por parte de Banderas tendría también otra lectura. Algo así como, a pesar de las circunstancias adversas, “estoy aquí, ahora y siempre”.

Se siente responsable de sus ausencias

Stella del Carmen nació en un ambiente de actores, donde los horarios los marcaban los rodajes. Su madre, Melanie; la abuela, Tippi Hedren; el padre de sus hermanastros, Don Johnson… Para ella, desde bien niña, el ritmo de vida que impera en el mundo del cine ha sido lo habitual. Quizá en su caso las ausencias han sido mucho menores porque Antonio incorporó a su matrimonio las tradiciones españolas, donde el núcleo familiar es muy importante. La hija ha pasado temporadas en Málaga compartiendo veranos y Semana Santa con los abuelos, los tíos y primos malagueños. Y a la inversa, estos viajaban a Aspen o a Los Ángeles para celebraciones importantes.

Cuando la niña entró en la adolescencia, Banderas se reservaba un día a la semana que le dedicaba por completo a ella, algo que muchos padres sin ser actores no pueden hacer. Iban al cine, a merendar, de compras… los dos solos, supliendo de esta manera las ausencias profesionales de las que ahora Banderas se siente responsable. Una relación intensa que el padre ha fomentado en todo momento, aunque según ha ido creciendo las prioridades han ido cambiando al querer pasar más tiempo con sus amigos, pero, sobre todo, con su novio Ari, a quien Melanie Griffith acaba de presentar en sociedad en Instagram.

Antonio Banderas Matrimonio Semana Santa
El redactor recomienda