Logo El Confidencial
OTRO FRENTE ABIERTO PARA TITA CERVERA

Carmen Cervera tras ser denunciada por acoso por un guardaespaldas: "Me da pena"

La baronesa Thyssen se muestra tranquila ante la demanda que le ha interpuesto su jefe de seguridad y hombre de confianza. Resta importancia al asunto una vez que ha recuperado la calma en su familia

Foto: La baronesa Thyssen, en una imagen de archivo (Gtres)
La baronesa Thyssen, en una imagen de archivo (Gtres)

La baronesa Thyssen se encuentra en un momento dulce de su vida. En el plano familiar las relaciones familiares se han recompuesto. Ahora comparte vacaciones, fiestas de guardar y hasta futura vecindad en Andorra con su hijo Borja, con su nuera Blanca y con sus nietos, a los que dedica adjetivos muy cariñosos: "Son unos niños encantadores y muy bien educados".

En el aspecto profesional tampoco le van mal las cosas. Está pendiente de llegar a un acuerdo con el Ministerio de Cultura para no tener que ceder de nuevo su colección privada, como ha sucedido hasta ahora. La crisis afectó de lleno a los acuerdos previos y prefirió la cesión a un pago por debajo de los precios del mercado en este tipo de operaciones.

Carmen Cervera, con su hijo Borja y su nuera Blanca (Gtres)
Carmen Cervera, con su hijo Borja y su nuera Blanca (Gtres)

Otro frente que tenía abierto era el de sus desacuerdos con Hacienda, que parece que también están en vías de solución. El tema económico nunca ha sido un problema para ella, pero sí la liquidez. No obstante, con la venta de Villa Favorita por 65 millones de euros lo del cash se ha solucionado.

Sin embargo, cuando parecería que su mundo se había estabilizado, la demanda de su jefe de seguridad interpuesta en el juzgado número 37 de lo Social por acoso laboral ha vuelto a desequilibrar su karma. La demanda responde a un despido donde la causa era la pérdida de confianza de la baronesa hacia él y si no fuera por la relación tan estrecha que existía entre jefa y empleado podría entenderse como un despido de los muchos que se dan cuando hay un desajuste de pareceres. En este caso, incluso Carmen Cervera fue generosa y le ofreció un puesto de seguridad en el Museo Thyssen; sin embargo, la propuesta no fue aceptada por el trabajador, que consideraba que no se ajustaba al trabajo que hasta ahora había desempeñado. Y es a partir de ese momento cuando se complican las cosas.

Imagen de Villa Favorita, la propiedad que Tita vendió en Lugano
Imagen de Villa Favorita, la propiedad que Tita vendió en Lugano

Era su hombre de confianza

El profesional no solo ha sido el encargado de la seguridad, sino también el hombre de confianza de la baronesa, con lo que eso conlleva a la hora de manejar información confidencial. Aún así, la baronesa se muestra muy calmada sobre este asunto y le resta importancia. De existir algún tipo de coacción no sería la primera de su vida. De hecho, mientras compartía champán con algunos de los invitados a la fiesta de Harper's Baazar explicó a Vanitatis que "estoy tranquila. La verdad es que me da pena porque no me esperaba esa reacción. Acaba de ser padre y lo que tendría que estar es feliz y no entrar en estas historias".

A modo de anécdota, una de las extorsiones que sufrió Carmen Cervera fue justo antes de casarse. Le pidieron la exclusividad de su boda con el barón Thyssen a cambio de no vender unas fotos suyas en topless. Enterado el futuro marido no solo se negó a esta coacción sino que dijo: "Que se publiquen, así verá todo el mundo lo guapa y bella que es mi esposa”.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios