Paulo Wilson, el yerno DJ de Suárez que no consigue triunfar en España
  1. Noticias
se casó con la hija del expresidente en 2012

Paulo Wilson, el yerno DJ de Suárez que no consigue triunfar en España

Al margen del reportaje de boda que hizo en 2012, muy poco se sabe del marido de Sonsoles Suárez al que solo en el funeral de expresidente hemos visto sin su característica boina. Es DJ y cantante

Foto: Paulo Wilson, en una imagen de archivo (Gtres)
Paulo Wilson, en una imagen de archivo (Gtres)

Cabizbajo, abatido, triste. Paulo Wilson llevaba 14 años en la familia Suárez cuando tuvo que despedir a su suegro. Adolfo Suárez fallecía el 23 de marzo de 2014 tras luchar contra un mortal alzhéimer y los suyos tenían que afrontar la que sería una pérdida irreparable. Para Wilson, pareja de Sonsoles Suárez desde el año 2001, la muerte del político también supuso un duro golpe, muy a pesar de los que alzaron la voz por entonces diciendo que el estado de Suárez durante los últimos años había impedido que suegro y yerno se conocieran bien. “Wilson no habrá conocido a mi madre, pero sí a mi padre. Él vino a pasar unos días con nosotros a Mozambique y vivimos los tres juntos. Recuerdo a mi padre en el sofá hablando con Wilson de política. Se pasaban horas y horas hablando”, dijo en 2012 Sonsoles en la exclusiva que concedió tras su boda con el mozambiqueño.

Y es que al margen de ese reportaje nupcial hace tres años, muy poco se sabe del africano al que solo en el funeral de Suárez hemos visto sin su característica boina. Siempre muy discreto con los medios de comunicación, Paulo Wilson es un músico muy conocido en su país natal, pero en España su rastro se ha perdido entre los variopintos proyectos que ha ido desarrollando. Después de tener que cerrar una empresa dedicada a la exportación de productos a Mozambique, lo último que se sabe de él es que junto a su mujer ha creado otra empresa, pero esta vez de producción de conciertos. Esta sociedad, Africando, si bien arrancó a finales de mayo de 2014 con la actuación de Etienne Mbappe, aún no ha terminado de cuajar y sus resultados a día de hoy no son los esperados por el matrimonio. “Estamos muy ilusionados con este proyecto que ya empieza a ser una realidad”, dijo por entonces a Vanitatis el propio Wilson.

Pero este no era el único propósito que el músico tenía en aquellos momentos. Wilson ha estado compaginando su labor creativa en Africando con su faceta como DJ en locales sibaritas como el Ten con Ten. Allí, el mozambiqueño ameniza las veladas de la jet set madrileña a 250 euros la noche y ha encontrado en este sector su fuente principal de ingresos.

Sin embargo, más que su labor como pinchadiscos lo que de verdad motivaba a Paulo en los últimos meses era la grabación de su segundo disco. Un disco de estilo pop acústico compuesto y cantado por él en portugués e inglés, y que estaba previsto que saliera al mercado a finales del año pasado. Vanitatis ha tratado de averiguar en qué parte del proceso se encuentra la puesta a la venta de este CD, pero no ha sido posible. En cualquier caso, lo cierto es que la carrera musical del yerno de Suárez no está yendo todo lo bien que le gustaría al mozambiqueño, que, de momento, sigue viendo cómo la música le da la espalda en nuestro país.

Mozambique Adolfo Suárez Sonsoles Suárez Muerte Adolfo Suárez