Martina Klein, de 'Águila Roja' a argentina manipuladora
  1. Noticias
HA PARTICIPADO EN 'SOLO QUÍMICA'

Martina Klein, de 'Águila Roja' a argentina manipuladora

Modelo, autora de libros infantiles y ahora también actriz de comedia. Hablamos con ella de todas estas facetas

Foto: Martina Klein, de 'Águila Roja' a argentina manipuladora
Martina Klein, de 'Águila Roja' a argentina manipuladora

Esta semana ha sido la première en Madrid de Solo química, una comedia de Alfonso Albacete para quienes no creen en el amor protagonizada por Ana Fernández, Alejo Sauras, Rodrigo Guirao, José Coronado y… Martina Klein. La top, que debutó como actriz haciendo de heroína en el largometraje Águila roja, es ahora la novia manipuladora del actor más guapo del momento. Entrevistamos a la modelo horas antes del estreno de un filme que llegará a los cines el próximo 24 de julio.

PREGUNTA: ¿Quién eres tú en Solo química?

R: Es una supercomedia perfecta para esta época del año. Se pone en tela de juicio si el amor existe o es solo cuestión de química. Yo soy Alessandra Liotti, novia del protagonista, Rodrigo Guirao. Ella manipula su vida con una risa horrible.

P: Y tú entraste en la película por…

R: Me llegó de una forma curiosa: a través de la amiga de una tía mía en Argentina, porque el director de casting es argentino. ¿Y Martina no serviría…? Iba a decir que no, pero al mencionar el nombre de mi tía me animé. El personaje era italoargentino, lo argentinizamos completamente y pude sacar todo mi asento.

P: ¿Cómo ha resultado la experiencia?

R: El rodaje ha sido muy divertido. Alfonso adora a todas las personas con quienes trabaja y a mí me ha cuidado mucho todo el rodaje, sabiendo que tengo muy poquita experiencia. El ambiente de rodaje fue estupendo.

P: ¿No te planteas continuar en el cine?

R: No, aunque he disfrutado muchísimo. Si estuviese haciendo clases de interpretación o acudiendo a castings… Tengo la suerte de que en esta carrera se pueden demostrar algunas valías. Pero en mi caso solo tengo una pequeña preparación en arte dramático y mi experiencia en El Club del Chiste.

P: Cuéntame uno.

R: ¿Ahora? ¿Así a bocajarro? A ver… Ya. Se levanta el telón y aparece un guiso enorme con un cachito muy pequeño de tocino y nada más. ¿Cómo se llama el cantante? “Pon má canne”.

P: Conmovedor. Acabas de apoyar a tu amiga Verónica Blume en la apertura de The Garage, su centro de yoga.

R: Yo admiro a ella y a Judit [Mascó] por esa capacidad de escucharse a sí mismas, su cuerpo, a respirar… Yo voy muy disparada. Pero admiro ese momento de paz que yo aún no he encontrado. Pero tomaré alguna clase con Verónica. De hecho, le tengo ganas al yoga desde hace años. Si tengo que ir a dormir relajada lo hago por agotamiento físico; muchas veces me pongo a correr antes. Creo que esa paz interior me hará bien.

P: Sois las tres modelos catalanas más conocidas; no podíais decir que no a esta cita…

R: Nos unen muchos años de carrera juntas y una ciudad maravillosa que nos vio crecer. Tenemos mucha vida en común. También Outomuro, que ha hecho las fotos que veis en estas paredes, nos ha ido juntando a lo largo del tiempo. Es un placer decir que compañeras de trabajo se han convertido en amigas.

P: ¿No hay rivalidad en el Olimpo de las tops?

R: En general suele haber buenas relaciones porque nos hacemos compañía en muchos momentos. Reencontrarnos, coincidir en el AVE, es un momento divertido porque hemos crecido a la vez. Además, yo no tengo ese espíritu de competencia. Si lo tuve, se perdió en el tiempo.

P: Sigues tan bella como hace diez o quince años. Imagino que no te asusta el paso del tiempo.

R: Yo empiezo a ver cosas en los niños que tenemos en casa, el mío y las de Álex [Corretja] y sí, me asusta bastante que hayan pasado tantos años porque me siento igual. La vida en general asusta. Cuando una es mamá asusta lo que la vida depara a tu hijo, aunque lo que venga le hará fuerte.

Martina Klein Noticias de Argentina
El redactor recomienda