Croquetas Pedroche: la presentadora mete sus ahorros en el negocio de David Muñoz
  1. Noticias
la pareja ha abierto un nuevo streetxo en londres

Croquetas Pedroche: la presentadora mete sus ahorros en el negocio de David Muñoz

La presentadora y el chef viven unos de sus mejores momentos como pareja. No solo en lo personal. La de Vallecas ha invertido su dinero en el último restaurante del tres estrellas Michelin

Foto: David Muñoz y Cristina Pedroche en un montaje elaborado en Vanitatis
David Muñoz y Cristina Pedroche en un montaje elaborado en Vanitatis

El StreetXO Londreses la materialización del sueño de David Muñoz. En apenas tres semanas y sin apenas publicidad, este bonito local del barrio londinense de Mayfair ha abierto con gran éxito sus puertas. Muñoz se siente orgulloso y por ello ha grabado todo el proceso, desde que adquirió el local y comenzaron las obras,para su nuevo programa de televisión, la segunda parte de'El Xef', que Cuatro emitirá en enero. En el trasfondo de todo está Cristina Pedroche, "la jefa", como la llaman allíalgunos de los 75trabajadores del restaurante. El prestigioso cocinero sabe que sin ella quizás nada hubiera sido posible. De hecho ella es su socia en este nuevo restaurante. Paraque el negocio viera la luz, ambos han invertido 3,5 millones de libras (unos 4,1 millones de euros con el cambio actual, aunque realmente la cifra es superior, pues la moneda británica se ha devaluado desde el 'sí' al Brexit). Así, aunque David lleva la voz cantante, la presentadora acude a la capital británica cuando la agenda se lo permite, ayudando en la sombra.

"Ya no contesto a nadie. Me da pereza y es estéril"

En ocasiones, tanto David como Cristina se han visto envueltos en polémicas a las que no han podido evitar contestar y una de las más mediáticas fue cuando Nuria Roca insinuó que "las excesivas muestras decariño" que la presentadorademostraba asu marido eran "peligrosas" y hacía con ellas"unflaco favor" a las mujeres. El cocinero, que el fin de semana del 18 de noviembre de 2016 recibió a un grupo de periodistas en su nuevo local de Londres, se mostró simpático, agradable y cercano, asegurando que desde hace tiempo "ya no contesta a nadie" cuando le aluden en temas incómodos: "Ya no contesto a nadie. Me da pereza. Me doy cuenta de que me pasan tantas cosas que me hacen tan feliz… Entiendo que cuando haces cosas diferentes se generen opiniones contrarias. Yo no estoy en contra de que la gente se manifieste,pero he aprendido y me di cuenta de que al final es estéril. Asumo que genero una opinión positiva y otra negativa y soy feliz".

"Ir alto en la tablame quitó la posibilidad de ser feliz haciendo lo que siempre he querido"

Podríamos pensar que estamos ante un David Muñoz más maduro, pero el propio protagonista no sabe si quizás simplemente no es una cuestión de madurez, sino de que es un hombre"más feliz". "La realidad es que el ir alto en la tabla tiene un costea muchos nivelesy durante muchos años no me he permitido a mí mismo ser feliz. Dedicarle tantas horas, ser el que lidera todo lo que ocurre a nivel creativo y a nivel empresarial en lo que hacemos, en algún momento me quitó la certeza de que estaba haciendo algo que me gustaba.Me quitó la posibilidad de ser feliz haciendo lo que siempre he querido y a lo que nadie me ha obligado. Creo que la madurez sobre todo viene porque ahora me permito el lujo de ser muy feliz, la gran diferencia es esa. No significa que me levante todos los días superfeliz. De hecho hoy he entrado en el restaurante superenfadado por otros motivos que tienen que ver con el trabajo, pero las cosas realmente importantes que me ocupan el tiempo son todo esto", asegura el prestigioso chef, que a sus 36 años ya cuenta contres estrellas Michelin.

"Cristina me ha hecho ver cosas de una manera diferente y me ha enseñado a disfrutar"

¿Qué es lo que lehizo dar ese cambio de no ser del todo feliz a serlo plenamente? La respuesta es clara. Como él mismo cuenta, una persona, Cristina Pedroche, es la responsable del decisivo cambio: "Fue un proceso sin quererlo, no es que Cristina llegasey me dijese: 'Oye, no eres feliz. Voy a enseñarte a ser feliz'. No sé muy bien cómo fue el proceso, pero sí quedesde que la conocí ha habido muchas cosas que ella me ha hecho ver de una manera diferente y disfrutarlas de una manera mucho más sana. Había muchas cosas que no era capaz de delegar o de disfrutar. Me pasan tantas cosas que hay veces que Cristina me dice que pare un poco para mirar a mi alrededor y ver lo que me está pasando, porque voy tan a sacoque disfruto la mitad de lo que debería. Aún así disfruto, cosa que antes era incapaz de hacer".

Croquetas La Pedroche, especialidad del StreetXO Londres

"Hicimos más de cien croquetas hasta dar con La Pedroche"

En la carta del nuevo StreetXOhay todo un homenaje a su mujer. Las croquetas, uno de los platos preferidos de la presentadora, son uno de los manjares estrella del restaurante a base de kimchi, leche de oveja, atún toro, ténegro y salsa de marisco: "Son sus croquetas. Estuvimos haciendo pruebas de croquetas hasta la saciedad. Hicimos croquetas de 100 sabores, de todo". El chef asegura que la receta final la decidió la presentadora y por eso se llaman croquetas La Pedroche.

"Cristina y yo somos un equipo. El restaurante también es suyo y se encarga de muchas cosas"

Cristina en el StreetXOde Londres es "la jefa" y David asegura, con una sonrisa,que "todos los chicos saben que es la jefa". Además de su mujer, Cristina tiene cierta responsabilidad en el negocio y así nos lo cuenta Muñoz: "Es suyo. Cristina invirtió también en el restaurante y se ocupa de un montón de cosas. Hay muchas que hacer a día de hoyy todas las que tienen que ver con gestiones, hablar, organizar... En el fondo Cristina y yo somos un equipo, y podría hacer una lista de las cosas que yo me ocupo de ella y las cosas que ella se ocupa de mí. Al final nos ocupamos de cosas el uno del otro. Yo también hago muchas cosas por ella, no te creas que solo ella hace mis cosas y luego se va a hacer las suyas. Yo también hago muchas cosas por ella".

"Cristinaha sido otra de las razones por las que el documental ha sido más cómodo de grabar"

Cristina participa en todo en la vida de Muñoz, menos del 'docu-reality' sobre el prestigioso chef que emite Mediaset. Sus contratos no les permiten grabar juntos debido a que Cristina es imagen de Atresmedia, la cadena rival. David ha estado grabando durante varios meses la segunda parte de 'El Xef', uno de los programas de mayor éxito de la cadena y la madrileña se ha tenido que mantener al margen, por lo menos de cara a las cámaras: "Ella ha sido otra de las razones por las que el documental ha sido más cómodo de grabar este año. El hecho de que yo estuviese más a favor de obra tiene que ver al cien por ciencon Cristina. Evidentemente veníamos de hacer una temporada con David Miralles (el director)y la relación personal es mucho más guay ahora porque ha pasado mucho más tiempo, pero en realidad quien una vez más ha hecho que esté más a favor de obra y me ha hecho entender que teníamos que organizar un poquito mejor ha sido ella, explicándome que tenía que esperar un poco más antes de salir corriendo para dar tiempo al equipo a armar la cámara... De hecho, muchas de las cosas que hemos organizado o hemos preparado con tiempo para poder grabar las ha organizado ella. Ha habido veces que en los viajes en los que íbamos un equipo reducido hacía un poco las veces de redacción", explica el famoso cocinero, que también se superaparticipando enmaratones como el de Chicago. Entre ellos los gestos de amor son constantes y en ocasiones nodudan en compartirlos en las redes sociales.

Foto: Dabiz Muñoz graba la segunda temporada de 'El Xef'

"Me ha dado penaque mi mujer no salga en el documental de mi vida, que al fin y al cabo es la suya"

"Me ha dado pena, como ya me dio el año pasado, que mi mujer no salga en el documental de mi vida, que al fin y al cabo es la suya. Me ha dado mucha penay ha habido muchas veces que cuando estábamos haciendo la creatividad teníamos una figura fantasmal que se llamaba el 'invitado misterioso', que siempre estaba detrás de la cámara, que era Cristina. Había veces que estábamos probando cosas en la cocina y salía una cuchara fuera de la cámara para que lo probara ella. Ha estado en todas las jornadas de creatividad también", confiesa David, orgulloso del formato.

El cocinero asegura además que aunque se las ofrezcan, él no daría las Campanadas, compitiendo con Cristina Pedroche, una de las elegidas para dar la bienvenida al 2017: "Yo no hago esas cosas. Pero no porque me parezca mal, sino porque no hago, no me veo dando las campanadas. Me veo como hoy por la mañana corriendo y cocinando. Me veo haciendo esto. No tengo por supuesto nada en contra de las campanadas: ¡las da Cristina!. Me parece estupendo".

El famoso chef se ha mostradofeliz de que haya presentadores que den las campanadas, aunque se confiesa seguidor"de lasque tienen que ver con Cristina", pero reitera que "no sevehaciendo esas cosas en televisión".

"Una de las virtudes quetengoes que soy capaz de caerme ylevantarme muy rápido"

Apenas queda un mes para terminar el 2016 y el popular cocinero se atreve a hacer balance, que en general es positivo y hasta envidiable: "Este año es de diezy no porque me haya costado poco. Me han pasado tantas cosas… buenas y malas. Cuando doy alguna charla siempre digo que es muy bonito contar los casos de éxito, pero a veces parece que es todo fantástico y no hay nada detrás. Son siete díasde trabajo a la semana, muchas horas y mucho esfuerzode gestión mental para poder aguantar toda la presión, que es mucha. Hay muchos episodios de por medio muy jodidos y amargos, pero una de las virtudes que yo tengo es que soy capaz de caerme pero levantarme muy rápido. Me caigo tanto como todo el mundo. Hay días que me voy a casa pensando que tengo un problema grande que no tiene solución, hundido como cualquiera, y al día siguiente tengo la capacidad de levantarme con la mejor de las actitudes para lograr solucionarlo. Y me puede pasar al día siguiente lo mismo. Pero no conozco a nadie que no sea perseverante con su objetivo y no lo consiga. Pero, claro, hay que perseverar y hay a quien no le compensa.Este año he trabajado más que nunca, más productivo que nunca y hemos conseguido cosas que no habíamos logrado hasta ahora". De cara al 2017, no muestra ambiciones. David Muñoz, ambicioso en todos los aspectos, solo pide, entre risas, que sea aún mejor que el presente: "Yo siempre quiero más, no me conformo. Este año ha sido genial, pero el que viene tiene que ser mejor".

¿Tienes un dispositivo móviliOSoAndroid?Descarga laAPPdeVanitatisen tu teléfono otablety no tepierdasnuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. ParaiOS,pincha aquí,y paraAndroid,aq.

David Muñoz Cristina Pedroche
El redactor recomienda