Logo El Confidencial
CAMINO A LA INDEPENDENCIA

Marcela Topor, ¿dónde está la primera dama de Cataluña?

La mujer de Puigdemont estrenó la temporada de su programa el jueves, en plena crisis institucional catalana. No ha querido exponer su imagen y sus apariciones han sido contadas

Foto: Marcela Topor, mujer de Carles Puigdemont. (Gtres)
Marcela Topor, mujer de Carles Puigdemont. (Gtres)

Casi desaparecida, ausente en los momentos clave, reducida a desempeñar el papel de acompañante del president. Nada que ver con sus predecesoras, como Helena Rakosnik y la omnipresente y omnipotente Marta Ferrusola. La primera dama de Cataluña, Marcela Topor, se centra en su carrera periodística mientras su marido protagoniza uno de los episodios más complejos de los últimos tiempos. A la misma hora que Carles Puigdemont firmaba el decreto que debe suponer la ruptura del orden constitucional en Cataluña, su esposa publicaba su más reciente entrevista en el canal digital en el que trabaja. Allí, parapetada en la red, ha vivido la mujer del president la crisis catalana. Aunque no fue así en un principio, ahora es la primera dama ausente.

Puigdemont y Marcela Topor. (EFE)
Puigdemont y Marcela Topor. (EFE)

Todo empezó con un sonado beso. Marcela Topor no pudo resistirse y se acercó a su marido, Carles Puigdemont, y le estampó un morreo que dio la vuelta al país. Pasaba de ser la primera dama de Girona a la primera dama de Cataluña y eso la hizo feliz. Orgullosa. Aunque a los pocos días ya se arrepentía y escondía su imagen de las críticas, algunas absurdas, hacia su persona. Y así ha pasado el tiempo la mujer del presidente de la Generalitat, entre el escondite y la exposición pública.

Pocas han sido sus apariciones en actos oficiales, aunque sí que se la ha visto en público por otros motivos. Marcela Topor es periodista en un canal de televisión digital y pese a que a las pocas horas de ser elegido su marido, decidió borrar todo su rastro en internet, su cara sigue apareciendo de manera habitual en las redes.

El matrimonio.
El matrimonio.

La periodista que habla en inglés

El 30 de agosto retomó su actividad periodística con una entrevista a la actriz Minnie Marx y este jueves, mientras Cataluña vivía algunas de las horas más convulsas de su historia, ella publicaba su más reciente entrevista.

En el programa 'English Hour', de El Punt Avui Televisió, la primera dama entrevista a personajes en inglés y contó con la participación de Narcís Puig, adjunto a la dirección del Festival Temporada Alta, que se celebra en Girona y Salt.

Carles Puigdemont y Marcela Topor pasean por el festival White Summer. (EFE)
Carles Puigdemont y Marcela Topor pasean por el festival White Summer. (EFE)

Poca agenda oficial

En la agenda oficial del president su esposa casi nunca aparece. Lo hizo en julio, en un acto institucional del Festival Castell de Perelada. Allí junto a varios representantes políticos y empresariales del país, la atractiva primera dama hizo acto de presencia. Poco más en todo el verano. Otro día, a mediados de agosto, se paseó junto a su marido en el White Summer, un mercadillo chic situado a las afueras de Pals. Ambas apariciones se dieron en la provincia de Girona, de la que Topor es reacia a salir. Se siente cómoda en territorio conocido.

Como en Cadaqués, donde el matrimonio Puigdemont Topor se encontraba cuando empezaron los atentados yihadistas en Cataluña, el pasado 17 de agosto. Se había reunido el grupo que celebró una paellada en casa de Pilar Rahola el verano anterior para repetir encuentro, pero el terror truncó el buen rollo. Carles Puigdemont y Marcela Topor, Joan Laporta, Bonaventura Clotet y sus hijos, los actores Aina y Marc, Josep Lluís Trapero… Todos estaban en Cadaqués ese día.

Crisis en la pareja

Girona, decíamos, es el territorio favorito de la primera dama, alérgica a la capital catalana y su ambiente. Los Puigdemont se mudaron del centro de Girona a una bonita casa en las afueras, cerca del golf, en la urbanización Zona Alta, una zona tranquila y algo elitista en la que vive la gente con posibles de la ciudad. Los vecinos se manifiestan encantados de tenerlos de vecinos, porque al ser un lugar apartado, contar con los escoltas del president y su familia cerca les da tranquilidad.

Uno de esos vecinos cuenta a Vanitatis que al principio el matrimonio pensó en comprarse una casa con piscina, pero los 800.000 euros que costaba el inmueble les hizo decantarse por una más sencilla que costaba poco más de 600.000 euros. Una casa que habían puesto a la venta, por 700.000 euros, meses antes de ser nombrado president. La pareja pasó por una crisis que les llevó a intentar renovar su vida y vender su casa.

Puigdemont y Marcela Topor. (EFE)
Puigdemont y Marcela Topor. (EFE)

Puede que el alejamiento haya servido para lograr cierto acercamiento. El president trata de dormir siempre que puede en su casa de Girona, a una hora en coche de Barcelona. Mientras ella 'baja' a la capital en contadas ocasiones. Lo hizo para la inauguración de la pasarela 080, para acudir a algún estreno teatral y poco más.

El pasado miércoles, el reloj rozaba la medianoche y Carles Puigdemont firmaba una ley que suponía la ruptura de las instituciones catalanas con las del Estado. Si Marcela Topor estaba en el Hemiciclo, su presencia pasó desapercibida para todos. Lejos queda aquel sonado beso que la rumana estampó a su marido en la boca nada más ser investido presidente.

Marcela Topor abrazando a su esposo, Carles Puigdemont. (EFE)
Marcela Topor abrazando a su esposo, Carles Puigdemont. (EFE)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios