Logo El Confidencial
hipotecada con un banco no catalán

Así es la casa que Carles Puigdemont ha 'abandonado' para vivir en la Generalitat

El 'procés' ha conllevado una mudanza para el presidente. Desvelamos datos de su antigua residencia y detalles de la nueva

Foto: Carles Puigdemont y Marcela Topor con su vivienda en Girona de fondo. (Vanitatis)
Carles Puigdemont y Marcela Topor con su vivienda en Girona de fondo. (Vanitatis)

Carles Puigdemont vive cerca de Girona con su mujer, Marcela Topor, y sus dos hijas -Magali (8) y María (6)- en un unifamiliar de Sant Julià de Ramis, pero la trepidante evolución de los acontecimientos políticos ha hecho que se instale en un palacete del siglo XIV, dentro del Palau de la Generalitat, en pleno barrio gótico de Barcelona. Se trata de la Casa dels Canonges, que fue la residencia oficial de los presidentes Macià, Companys y Tarradellas, y que ha estado a disposición de todos los titulares de la institución, aunque ninguno más se ha instalado allí.

Lo que sí han hecho es utilizar la casa para dormir en días sueltos, quedarse mientras hacían obras en su vivienda o durante el verano, o para celebrar reuniones y comidas privadas o de trabajo. Ahora, será una residencia permanente para Puigdemont y, según publicó El Confidencial, este ha reforzado su seguridad y se encuentra protegido día y noche por los GEO de los Mossos. Además, incrementa los agentes que forman su escolta. Pero vayamos por partes.

Artur Mas, Carles Puigdemont y su mujer, Marcela Topor. (EFE)
Artur Mas, Carles Puigdemont y su mujer, Marcela Topor. (EFE)

El exalcalde de Girona ha vivido varias mudanzas en la última década. Enfrentarse a la alcaldía de mencionada ciudad le llevaba a abandonar su casa de 250 metros metros útiles repartidos en tres plantas, con parcela y zona deportiva en Sant Julià, en una urbanización conocida como Girona Golf, por su proximidad a unos campos donde se practica este deporte. Carles Puigdemont y su esposa, Marcela Topor, la compraron en 2003. En su declaración de bienes al Parlamento catalán, el presidente cifró su valor en 280.000 euros. Aunque la propiedad, según el registro, está tasada en 468.021,88 euros.

​Hipotecada con un banco no catalán

Topor y Puigdemont se conocieron en 1998, cuando ella era actriz en la compañía británica Ludic Theatre, que actuaba en Gerona con la obra 'King Dies'. Se casaron en la Rumanía natal de ella y, en 2007, se mudaron a un piso en la capital ya que era un poco extraño ser edil de una ciudad en la que uno no reside, y al ser presidente de la Generalitat volvió a su chalet de Sant Julià y optaron por no trasladarse a la residencia del Palau de la Generalitat para que las niñas conservaran su entorno.

Casa de Puigdemont en Girona. (Booking.com)
Casa de Puigdemont en Girona. (Booking.com)

En el tiempo que el chalet estuvo vacío la residencia se alquilaba por Booking.com y Villas.com, por lo que circulan por la red fotos del interior de la vivienda. Incluso, se difundió la información sobre alguno de los datos del alquiler, como los 300 euros que pedían en depósito. Las imágenes no revelan nada especial ya que el político ya enseñó a cámara su vivienda, concretamente al diario 'Ara'. Un Bertín en toda regla. Por cierto, en la época en la que arrendaban la vivienda el matrimonio intentó venderla por casi 700.000 euros.

Lo curioso de este inmueble, que es al 50% de Marcela y 50% de Carles, es que tiene una hipoteca con el Banco Pastor de 325.000 euros a pagar en 30 años desde la fecha de su constitución. Todavía le queda por pagar 123.000 euros de la hipoteca. Aquí no hay banco catalán alguno cambiando su sede social. Puede estar tranquilo.

Interior de la vivienda de Puigdemont. (Booking.com)
Interior de la vivienda de Puigdemont. (Booking.com)

Los túneles de la Casa dels Canonges

Esta es la nueva residencia de Puigdemont donde ha marchado por motivos de seguridad. Hay leyendas de todo tipo sobre los túneles de la Casa dels Canonges, y supuestamente por allí hay uno al Palau y otro al Parlament, pero los siguen buscando. Lo que se sabe es que la vivienda tiene unos 400 metros cuadrados habitables, distribuidos en tres niveles comunicados por una escalera y un ascensor interior, del año 1931, en el que caben justo tres personas. En la planta baja está el despacho del president, tal y como estaba en la época de Francesc Macià, que murió entre estas paredes en 1933. El despacho del president tiene una senyera en el balcón que da a la calle del Bisbe.

Artur Mas (i) y el entonces primer ministro de Quebec, Jean Charest, tras una comida en la Casa dels Canonges, en Barcelona. (EFE)
Artur Mas (i) y el entonces primer ministro de Quebec, Jean Charest, tras una comida en la Casa dels Canonges, en Barcelona. (EFE)

En la primera planta hay también una sala de reuniones y, al otro lado del pasillo, el comedor de diario. En el segundo piso están los dos dormitorios de la casa. Uno es la suite del president, en la que han pernoctado todos los 'molt honorable'. Una de las piezas más interesantes del edificio es el baño de espejos de la segunda planta, idea de la mujer del presidente de la Diputación Juan Antonio Samaranch, otro inquilino de la casa. No sabemos si Puigdemont tendrá tiempo para abordar cambios estilísticos en el ala oeste de la Generalitat.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios