Logo El Confidencial
un personaje muy querido en málaga

Así era doña Ana, la madre 'comodín' de Antonio Banderas

La progenitora del actor era una especie de apoyo cuando las cadenas patrias no podían contar en sus espacios con el propio Antonio

Foto: Ana Banderas y Antonio en un fotomontaje de Vanitatis.
Ana Banderas y Antonio en un fotomontaje de Vanitatis.

Doña Ana Banderas no pasará a la historia como la típica madre posesiva del artista. La madre de Antonio, que falleció este fin de semana a los 84 años, le dejaba hacer y deshacer, apoyándole en todas sus decisiones. Además, era una señora querida por los malagueños, una mujer que jamás negaba una entrevista y que, de hecho, fue bastante popular.

Entre finales de los 90 y principios de los 2000, en pleno auge de popularidad hollywoodiense de la estrella, las televisiones se rifaban a la antigua maestra de escuela que había dado a luz a nuestro actor más internacional. Doña Ana era una especie de comodín cuando las cadenas patrias no podían contar en sus espacios con el propio Antonio. Ella era la parte accesible de una familia que no paraba de salir en los programas rosa.

En marzo de 2001, por ejemplo, Televisión Española celebró una gala en la que se premiaba a 'Los más queridos del año 2000'. Antonio Banderas recibió el galardón como el actor más querido y fue ella la que recogió el premio de manos de Ana Obregón y Carlos Lozano, que hacían las veces de presentadores. En aquel momento, no tuvo reparos en revelar algunos secretos de su hijo, como la 's' añadida a su apellido, Bandera. “Él se lo ha puesto porque dice que quiere ser de todas las banderas del mundo”.

También mostró su sorpresa al ver cómo su hijo triunfaba allende los mares. “No me lo creí ni siquiera cuando se fue a América, porque a él siempre se le atragantó el inglés y le costó mucho aprenderlo. Cuando hizo 'El rey del mambo' no sabía bien el inglés. Al principio pensé que se le habría metido Hollywood por los ojos”. Doña Ana fue la que le dio a su hijo 15.000 pesetas para que se fuese a Madrid cuando solo era una joven promesa de la interpretación en su Málaga natal. “Le hice unos bolsillos con cremallera para que no perdiese el dinero”, aseguró.

Banderas, Melanie Griffith y doña Ana en 2008. (Gtres)
Banderas, Melanie Griffith y doña Ana en 2008. (Gtres)

Doña Ana era una fanática de 'Evita', el musical que su hijo protagonizó con Madonna. También estaba encantada con Melanie Griffith durante los años en los que Antonio estaba casado con ella. “Es muy buena y muy dulce. Le encantan la paella y el jamón. Es una mujer interesante, guapa y tiene muy buen tipo. Quisiera que no se separaran nunca”. Su deseo no se cumplió, ya que a mediados de este década el matrimonio entre los dos actores se rompió definitivamente. Profesora de instituto nacida en Casarabonela en febrero de 1933, se casó con José Domínguez Prieto, él se convirtió en el padre de sus dos hijos, Antonio y Francisco Javier. Su matrimonio no impidió que siguiese dedicándose a la enseñanza primaria en varios colegios en una época en la que se esperaba que las mujeres permaneciesen en casa.

Doña Ana junto a Banderas cuando fue nombrado doctor 'honoris causa'. (Gtres)
Doña Ana junto a Banderas cuando fue nombrado doctor 'honoris causa'. (Gtres)

La mejor prueba de que era una mujer muy querida por los malagueños la da el mensaje de pésame emitido estos días por Francisco de la Torre, alcalde de la ciudad. “Todo mi afecto y sincero pesar para Antonio y Javier Banderas. Siempre tendremos en el recuerdo a su madre, una persona encantadora”, ha dicho a través de Twitter. Todos los habitantes de Málaga suscribirían sus palabras, esas que demuestran que, antes de que la meca del cine lo descubriese, Antonio Banderas no era ni más ni menos que el hijo de una mujer sencilla, bajita y dinámica a la que todos llamaban, con cariño, doña Ana.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios