8 vestidos de novia que marcaron la historia de las bodas
  1. Novias
DISEÑOS ICÓNICOS

8 vestidos de novia que marcaron la historia de las bodas

Si te encuentras en pleno proceso de búsqueda de tu vestido de novia ideal, inspírate con algunos de los diseños más icónicos de la historia de la moda nupcial

Foto: Bianca y Mick Jagger durante su boda en 1971.(Getty)
Bianca y Mick Jagger durante su boda en 1971.(Getty)

A lo largo del tiempo, son muchos y diferentes los vestidos de novia que hemos podido ver a actrices, cantantes y distintos miembros de la realeza. Muchos de ellos se han convertido en auténticos referentes del sector y en fuente de inspiración de otras mujeres para su gran día, por la relevancia que tuvo la boda en cuestión, por el personal estilo de la pieza, por la persona que lo llevaba, pero, sobre todo, porque de alguna manera, marcaron un antes y un después en la historia de la moda.

Grace Kelly

placeholder

Hablar de vestidos de novia icónicos y no mencionar el de Grace Kelly es prácticamente imposible. El vestido que la actriz estadounidense llevó durante su boda con el príncipe Raniero III de Mónaco el 19 de abril de 1956 ha sido catalogado como una obra de arte y es uno de los más famosos del siglo XX hasta el punto de que pocas son las firmas nupciales que no cuentan con, al menos, un diseño inspirado en el de la estrella de Hollywood en sus colecciones cada temporada.

El vestido de novia en cuestión fue fruto del trabajo de la diseñadora de vestuario Helen Rose, quien mantenía una estrecha amistad con la princesa de Mónaco, por su profesión como actriz. El vestido constó de corpiño ceñido y cuello alto, mangas largas de encaje de 125 años de antigüedad, falda sobre dos enaguas de tul, 22 metros de tafetán de seda y 90 metros de malla de seda. Una auténtica joya que se componía de detalles como su fajín a la cintura o su acertadísimo velo de novia.

Elizabeth Taylor

placeholder Elizabeth Taylor y Richard Burton, en el día de su boda. (Getty)
Elizabeth Taylor y Richard Burton, en el día de su boda. (Getty)

Fueron 8 las veces que Elizabeth Taylor dio el "sí, quiero" a lo largo de su vida y, por tanto, 8 los vestidos de novia que lució, a cada cual diferente, adaptados al momento vital que atravesaba la actriz y al enlace que tuviera lugar en cuestión. De todos ellos, hemos querido destacar el de su primera boda con Richard Burton el 15 de marzo de 1964. El diseño que eligió no pasó desapercibido para nadie porque, desafiando a la mala suerte, optó por un vestido en un llamativo color amarillo de Irene Sharaff.

Se trataba de un vestido midi de organza y estilo 'baby doll' que completó con un peinado no menos llamativo que el vestido. Una larguísima trenza alrededor de la cual se enredaban una serie de flores de azahar y lirios que fue efectuada por el peluquero de la moda Alexandre de París.

Priscilla Presley

placeholder Elvis Presley y Priscilla Beaulieu, en su boda en Las Vegas. (Getty)
Elvis Presley y Priscilla Beaulieu, en su boda en Las Vegas. (Getty)

El 1 de mayo de 1967 tuvo lugar la boda de Elvis y Priscilla Presley, en una íntima ceremonia en una suite del Aladdin Hotel. El vestido de la novia se caracterizaba por ese glamour tan propio de los años sesenta, pero sin ser despampanante y ornamentado. Priscilla apostó por la simplicidad con un diseño blanco, de caída recta y fluida, cuyo únicos adornos eran las incrustaciones de perlas y las mangas de encaje y transparencias. Completó su look nupcial con un velo de tul de casi un metro de largo.

Bianca Jagger

placeholder Mick y Bianca Jagger el día de su boda. (Getty)
Mick y Bianca Jagger el día de su boda. (Getty)

Bianca Jagger fue una de esas novias que inspiraron a otras en la década de los setenta, dando el pistoletazo de salida a una época repleta de riesgo y vanguardia en lo que a moda nupcial se refiere. Embarazada de cuatro meses de su hija Jade, Bianca optó por un dos piezas para su boda con Mick Jagger en Saint-Tropez, el 12 de mayo de 1971. El conjunto que desató la locura mediática se componía de una falda marfil de Yves Saint Laurent, una chaqueta de Le Smoking a juego, pero con nada debajo y una gran pamela con velo como accesorio de novia. Una apuesta única y personal que, sin duda, marcó un antes y un después.

Lady Di

placeholder La boda de Carlos y Diana de Gales. (Archivo)
La boda de Carlos y Diana de Gales. (Archivo)

Evidentemente, el vestido de novia de Lady Di es icónico, no solo por la relevancia de su boda, sino también por el diseño en sí mismo. El 29 de julio de 1981 se emitió la boda televisada más vista del siglo XX y se desveló el gran secreto: el diseño que luciría la joven Diana. El matrimonio compuesto por David y Elizabeth Emanuel fue el elegido por la propia princesa de Gales para confeccionar el vestido en su gran día. Una pieza voluminosa, maximalista y rococó, elaborada en tafetán de color marfil satinado y con detalles como los retales de encaje antiguo del escote y las mangas o las diez mil aplicaciones de perlas y lentejuelas que lo recorrían, se trataba de un vestido de novia, pensado para hacer historia, algo que logró sobradamente.

Carolina de Mónaco

placeholder Carolina de Mónaco y Philippe Junot, en el día de su boda. (Getty)
Carolina de Mónaco y Philippe Junot, en el día de su boda. (Getty)

El 29 de junio de 1978, Carolina de Mónaco se convirtió en referente de todas aquellas novias que buscan un diseño boho para su gran día. Como su madre, la hija de Raniero y Grace Kelly hizo historia en su boda con Philippe Junot, gracias a un diseño nupcial formado a partir de un dos piezas de Christian Dior, compuesto de un cuerpo con flores bordadas y una falda de tul a tono que completó con un velo corto y un original tocado de flores. Un atuendo sobresaliente que se convirtió en icono.

Reina Letizia

placeholder El rey Felipe y la reina Letizia, en el día de su boda. (Getty)
El rey Felipe y la reina Letizia, en el día de su boda. (Getty)

En nuestro país, otro miembro de la realeza también hizo de su vestido de novia algo histórico para la moda nacional. La reina Letizia lució en su boda con el príncipe Felipe el 22 de mayo de 2004, un vestido firmado por Manuel Pertegaz quien, al conocerse que él sería el encargado de confeccionar el vestido nupcial, dijo: "Lo único que necesito, de aquí al 22 de mayo, es tranquilidad, pues me gustaría hacer un buen trabajo" y tanto que lo hizo.

Como detallábamos hace unos años en Vanitatis, el vestido de novia de la reina Letizia "estaba inspirado en la línea princesa, con corte continuado desde los hombros al suelo, escote en pico con cuello chimenea con bordados en hilo de plata y oro patinado que mezclaba la flor de lis versionada en vegetal y en heráldica -el emblema de los Borbón- y la espiga -que simboliza esperanza y abundancia-, así como madroños -el árbol que se identifica con la ciudad de Madrid-, tréboles -que representan, aparte de suerte, respeto y amor-. El vestido terminaba con una cola, igualmente decorada, de 4,5 metros de largo con un perímetro de 16 metros".

Chiara Ferragni

placeholder El vestido de novia de Chiara Ferragni. (Instagram @Dior)
El vestido de novia de Chiara Ferragni. (Instagram @Dior)

Más recientemente, uno de los vestidos de novia que más impacto han podido causar, gracias a su transcendencia mediática y el hecho de que se asemeje a algunos de los grandes clásicos, es el de la influencer Chiarra Ferragni. La italiana consiguió hacer de su boda con el cantante Fedez un acontecimiento viral en redes sociales y en los medios de comunicación. Para tan importante día, uno de los vestidos que lució fue un diseño a medida de Maria Grazia Chiuri para Dior Haute Couture formado por un cuerpo de encaje y una voluminosa falda de tul desmontable que completó con un largo velo. Una apuesta clásica, pero con toques modernos que fue un diez.

Bodas Carolina de Mónaco Elizabeth Taylor Grace Kelly
El redactor recomienda