Corinna vivió la operación del Rey tras Botsuana desde Río de Janeiro
  1. Casas Reales
CASAS REALES

Corinna vivió la operación del Rey tras Botsuana desde Río de Janeiro

La imagen de Corinna se hizo pública cuando el Rey sufrió un accidente en Botsuana y se descubrió que allí también estaba la alemana. Sin embargo,

Foto: Corinna vivió la operación del Rey tras Botsuana desde Río de Janeiro
Corinna vivió la operación del Rey tras Botsuana desde Río de Janeiro

La imagen de Corinna se hizo pública cuando el Rey sufrió un accidente en Botsuana y se descubrió que allí también estaba la alemana. Sin embargo, el destino de la princesa mientras operaban al Rey, cuando todo el mundo se preguntaba quién era esta joven rubia, era hasta ahora desconocido. La revista Tiempo publica este jueves las imágenes que demuestran que Corinna viajó directamente desde Londres hasta Río de Janeiro después del accidente del monarca, y allí pasó unos días con el empresario Marcelo Carvalho de Andrade.

placeholder

Las fotografías publicadas demuestran una gran complicidad entre Corinna y el empresario, que fue a buscar todos los días a la alemana al hotel para salir a comer y a cenar, tal y como publica la revista. Según narran los hechos, Corinna llegó al aeropuerto londinense de Gatwick en compañía de su hija Natassia. Destacable es el hecho de que se saltase todos los controles policiales al presentar un pasaporte diplomático. La revista  asegura, sin embargo, que no era español.

Durante su estancia en Río, Corinna estuvo alojada una semana en el hotel Copacabana Palace, situado en la avenida Atlántica. Se trata de un enorme hotel cinco estrellas muy cercano a donde se albergarán los próximos Juegos Olímpicos. La suite rondaría los 1.000 euros por noche.

Marcelo Carvalho, el hombre que acompaña a Corinna en todas las fotografías, es fundador de la ONG franco-brasileña Pro-Natura. Este empresario ya tuvo contacto en su momento con el propio príncipe Carlos de Inglaterra y su entonces esposa Lady Di cuando su trabajo, en 1991, les llamó la atención.

Las imágenes publicadas por la revista muestran a una Corinna despreocupada. En España, mientras tanto, el Rey tenía que pedir perdón a los ciudadanos por su viaje después de producirse su ingreso hospitalario para operar al monarca.

Los secretos del reportaje

Las imágenes fueron tomadas en abril, entre 10 y 12 días después de que el Rey Juan Carlos regresase desde Botsuana para enfrentarse a su primera operación de cadera. Justo en el momento en el que el monarca entró de nuevo en quirófano para someterse a una segunda operación, Corinna estaba viajando desde Londres hasta Río de Janeiro. Según ha podido saber Vanitatis, hubo otra publicación que compró estas fotografías. Tuvo los derechos de estas imágenes durante seis meses, pero jamás salieron a la luz. Es entonces cuando los fotógrafos vuelven a intentar vender el reportaje, alcanzando un acuerdo con Tiempo.

El resto de revistas no quisieron hacerse con las imágenes ya que no había beso entre los protagonistas de las mismas, ni nada que justificase algo más que una amistad. "De existir algo más que una amistad se cuidaron mucho de no mostrar gestos en público", comenta a Vanitatis uno de los fotógrafos. "En su día a día daba la sensación de que no tuviese nada con nadie". Es entonces cuando la revista Tiempo se interesa por el lado más empresarial del reportaje y otorga un mayor protagonismo a la figura de Marcelo Carvalho.

Según este mismo fotógrafo, Corinna estuvo en Río de Janeiro cuatro días, atendiendo allí también asuntos profesionales. Sobre su relación con Carvalho, asegura que él fue a recoger a la alemana al aeropuerto y también acudió a despedirse. "En una de las ocasiones Corinna fue a visitarle a la oficina y permaneció allí durante 5 horas". Carvalho es un empresario muy conocido en la zona y tenía que atender asiduamente a su entorno. 

placeholder