Amalienborg, La Haga, Zarzuela.... Así son las residencias de los 'royals' europeos
  1. Casas Reales
FAMILIAS REALES

Amalienborg, La Haga, Zarzuela.... Así son las residencias de los 'royals' europeos

Poco a poco se van conociendo más detalles sobre el próximo matrimonio de Carlos Felipe de Suecia y Sofía Hellqvist. Ya se sabe dónde vivirá la pareja

placeholder Foto: Los Reyes de España y Holanda, y los príncipes de Suecia y Dinamarca con sus casas (Vanitatis)
Los Reyes de España y Holanda, y los príncipes de Suecia y Dinamarca con sus casas (Vanitatis)

Poco a poco se van conociendo más detalles sobre el próximo matrimonio de Carlos Felipe de Suecia y Sofía Hellqvist. Tras saber la fecha y la localización en la que se celebrarán las nupcias, la casa real sueca ha anunciado dónde vivirá la pareja. El lugar escogido ha sido Villa Solbacken, una mansión ubicada en el este de Estocolmo, en el barrio de Djurgården, en la que residieron Bertil y Lilian, tíos abuelos del príncipe, hasta el fin de sus días.

Carlos Felipe heredó Villa Solbacken tras la muerte del príncipe Bertil, aunque Lilian, su mujer, actuó como usufructuaria hasta su fallecimiento,en 2013. Desde entonces la casa ha permanecido vacía y no será hasta pasada la luna de miel, el próximo junio, cuando los enamorados la ocupen. De momento, ya han presentado la solicitud pertinente para realizar algunos cambios con la intención de modernizar la vivienda.

Es habitual en las monarquías europeas que cuando uno de sus príncipes contrae matrimonio, se le asigne alguna vivienda familiar para que resida. Normalmente, esas casas, mansiones o palaciosson reformados al gusto de los nuevos inquilinos. Eso ha sucedido, por ejemplo, en los casos de Victoria de Suecia, Federico de Dinamarca o Guillermo Alejandro de Holanda. En el caso de Felipe VI, Don Juan Carlos y Doña Sofía decidieron construir una nueva casa, adjunta a la suya, para su heredero. Hoy en Vanitatis repasamos las casas en las que viven los royals europeos.

El Pabellón del Príncipe:es la residencia oficial de Felipe VI y su familia. Fue construida en 2001, está ubicada en el recinto de La Zarzuela, cuenta con una superficie total de 3.000 metros cuadrados y costó 4,2 millones de euros. En la planta baja de la casa se encuentra la zona oficial, decorada combinando muebles y cuadros de Patrimonio Nacional con otros nuevos: dos salas de audiencias, dos del consejo, una de espera, un dormitorio, dos despachos, cuatro aseos, un cuarto de servicio y un office. Cuando Doña Letizia se mudó allí tras su matrimonio con el entonces Príncipe de Asturias en 2004cambió la decoración de la casa, pues según sus propias palabras “era fría y sin personalidad”.

Amalienborg: tras su matrimonio con Mary Donaldson, Federico de Dianamarca decidió que era el momento de mudarse al complejo palaciego de Amalienborg, en el que también residen sus padres. Por ello, en 2005 empezaron las obras para remodelar el pabellón de Brockdorff, en el que antes habían vivido los reyes Federico IX e Ingrid. Las reformas no terminaron hasta el 2010. En su residencia, la pareja heredera ha querido combinar tradición con modernidad y para ello se han servido de los mejores decoradores de su país y de los 17 millones de euros que les concedió el Gobierno danés.

La Haga: antes de contraer matrimonio con Daniel Westling, la princesa Victoria ya tenía más que claro que quería vivir en el Palacio de la Haga.“Esta casa supone un sentimiento especial para mi familia y para mí. Mis abuelos paternos, el príncipe Gustavo Adolfo y la princesa Sibila, vivieron en Haga con sus hijos. Nunca he tenido la posibilidad de conocer a mis abuelos, y vivir en Haga me da una sensación de estar más cerca de ellos. Siento que el círculo se ha cerrado”, declaraba la heredera. Por ello, en 2008, se empezaron unas obras faraónicas que costaron más de 5 millones de euros y que cambiaron por completo esta mansión de 41 habitaciones construida en 1802. Desde 2010, la pareja, junto a su pequeña Estelle, reside en ella.

Villa Eikenhorst: esta mansión que cuenta con 3.000 metros cuadrados, un lago yuna casita para el té es la actual residencia de Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda, aunque no debería ser así. Tras su proclamación como reyes, y tal como manda la tradición, la pareja debería haberse trasladado al palacio Huis Ten Busch de La Haya, residencia oficial de los monarcas. Sin embargo, esa mudanza todavía no se ha producido porque los reyes están reformando el palacio. Lo alarmante es que esta remodelación, que empezó en 2013 y por su gran magnitud no terminará hasta 2016,ha costado 20 millones de euros, una cifra que para los holandeses es totalmente desorbitada.

Skaugum: fue un regalo de boda de los reyes Harald y Sonia de Noruega a su hijo Haakon con motivo de su enlace con Mette-Marit. Al igual que han hecho casi todos sus homólogos, la pareja de herederos reformó la casa por un valor total de 4 millones de euros y su redecoración costó 750.000 mil euros. Este palacio, que consta de 140 estancias y una superficie de 1.000 metros cuadrados, cuenta con algunas edificaciones destinadas a la ganadería, a la agricultura y a la silvicultura.

Sofía Hellqvist Suecia Casa Real