Logo El Confidencial
FAMILIA REAL HOLANDESA

Inés Zorreguieta, la frágil hermana pequeña que era la debilidad de Máxima

Era la madrina de Ariane, la tercera hija de los reyes holandeses, que también lleva su nombre. Intelectualmente brillante, siempre sufrió depresiones y trastornos alimenticios

Foto: Inés Zorreguieta con su madre. (Cordon Press)
Inés Zorreguieta con su madre. (Cordon Press)

Aunque tenían 13 años de diferencia, la reina Máxima y su hermana Inés mantenían una relación muy cercana. La soberana holandesa sentía un fuerte instinto de protección hacia su hermana pequeña, la más frágil de los cuatro hijos de Jorge Zorreguieta y María del Carmen Cerruti. Intentó incluso en varias ocasiones que se mudara con ella a Ámsterdam, pero Inés denegó siempre la oferta. Quería vivir a su aire.

[Hallan muerta a Inés Zorreguieta, la hermana de Máxima de Holanda]

El cariño de la reina Máxima por su hermana quedó patente al ponerle su nombre a su tercera hija, Ariane Wilhelmina Máxima Inés. También fue su madrina de bautismo.

La hermana de la reina de Holanda era intelectualmente brillante. Se graduó en el colegio Palermo Chico en 2002 y luego estudió Psicología en la Universidad de Belgrano, donde se graduó con una media de un 9,5 sobre 10. Paralelamente, perfeccionaba sus estudios de canto y guitarra, su verdadera pasión.

Tenía apenas 17 años cuando Máxima se casó con el entonces príncipe Guillermo Alejandro en Holanda. En ese acontecimiento, recibió un trato preferencial, siempre cerca de la actual reina consorte de los Países Bajos, como reflejan en el diario 'Clarín'. Cuentan las crónicas que entonces lucía una estética oscura, cercana al movimiento Mod, que dejó por un rato aparcada para agradar a su hermana y vestirse como exigía el acontecimiento.

[La tragedia de Máxima de Holanda: mueren su padre y hermana en menos de un año]

Como la propia reina Máxima, Inés trabajó para la ONU. Fue en 2010, en la Oficina Regional para América Latina y el Caribe, situada en Panamá. En 2014 empezó a trabajar para el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en el Ministerio de Desarrollo Social.

Un par de años más tarde Mauricio Macri la eligió para un cargo para el que, en principio, no parecía suficientemente cualificada, lo que generó acusaciones de nepotismo en la prensa argentina. La polémica fue tal que la embajada de Holanda en Argentina divulgó un comunicado en el que aseguraba que Máxima no había tenido ninguna participación en el nombramiento de la menor de los Zorreguieta y resaltaba que Inés ya había trabajado antes en el Ministerio de Desarrollo Social del Gobierno local de Buenos Aires. Apenas duró 180 días en el cargo.

Inés Zorreguieta en el bautizo de Ariane. (Gtres)
Inés Zorreguieta en el bautizo de Ariane. (Gtres)

No ha sido la única vez que ha sido objeto de interés por parte de los periodistas, que describían a menudo sus episodios depresivos e insinuaban que sufría trastornos alimenticios. De hecho, la hermana de la reina Máxima tuvo que ser ingresada por este motivo en una clínica de Almagro.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios