Logo El Confidencial
un detalle minúsculo

¿Por qué Kate Middleton no se suele recoger el pelo? Tenemos la respuesta

La melena suelta de la duquesa es una de sus señas de identidad. Este peinado podría ser el resultado de un pequeño complejo que los fans más observadores han detectado

Foto: Kate Middleton durante la última edición de Wimbledon. (Getty)
Kate Middleton durante la última edición de Wimbledon. (Getty)

Desde que Kate Middleton saltara a la palestra mediática en noviembre de 2010 tras su compromiso con el príncipe Guillermo, su imagen no ha variado en exceso. Podríamos decir que es una de las integrantes de la casa real británica que menos ha arriesgado en sus cambios de look. De hecho, uno de los rasgos más característicos de la duquesa de Cambridge es su melena: siempre suelta, semilisa u ondulada, secada de forma natural y con unos leves reflejos que la clarean de forma tímida.

[Lea aquí: El simple y efectivo truco que Kate Middleton usa para no resbalarse en tacones]

Cuando hablamos de personalidades tan expuestas, lo normal es que haya un ejército de fans que analicen al dedillo cada detalle. Y eso es lo que ha ocurrido con Kate: sus seguidores se dieron cuenta de que cuando tenía que recogerse el pelo, usaba un moño que no fijaba en exceso los laterales y cuando lo hacía, añadía un tocado o un sombrero que tapaba parte de su cabellera. ¿Por qué?

Kate tapándose su lado izquierdo en una foto de archivo. (Getty)
Kate tapándose su lado izquierdo en una foto de archivo. (Getty)

La razón es sencilla: la duquesa de Cambridge tiene una cicatriz en el lado izquierdo de su cabeza de unos 7 centímetros y medio que la incomoda cuando se recoge la melena. Esta fue vista hace tiempo en una visita a Clarence House, cuando los más observadores la detectaron mientras charlaba distendida con invitados a la fiesta que organizaba la casa real.

La instantánea que descubrió la cicatriz. (Getty)
La instantánea que descubrió la cicatriz. (Getty)

Tras este descubrimiento, las redes sociales se alarmaron y los comentarios y elucubraciones sobre el origen de dicha herida se multiplicaron. Tanto que incluso Kensington Palace hizo un comunicado oficial en el que aclaraba, en parte, esta situación. En la circular, comentaba que esta cicatriz era el resultado de una operación que había sufrido cuando era niña, aunque no especificaba a qué se debía.

La marca, de cerca. (Getty)
La marca, de cerca. (Getty)

Estas palabras desde palacio que trataban de calmar la rumorología no hicieron más que avivar el fuego y disparar las especulaciones que fueron, de algún modo, silenciadas por un experto en la materia: John Scurr, cirujano consultor en el Hospital Lister en Londres. Según una entrevista que concedió al ‘Daily Mail’, el cirujano ponía en tela de juicio que fuese causa de una intervención complicada y afirmaba: “Dudo que haya sido una afección médica grave y diría que es el resultado de una malformación arteriovenosa, una marca de nacimiento, que se ha eliminado”. Con esta explicación, hasta los más conspiranoicos respiraban tranquilos.

[Lea aquí: Kate Middleton reaparece de rigurosa etiqueta y junto a la reina en Balmoral]

Curiosamente, su marido, el príncipe Guillermo, también tiene una cicatriz. La suya está en la frente y es el resultado de un golpe recibido por un palo de golf cuando tenía 13 años. El nieto de la reina bautizó esta cicatriz como 'la de Harry Potter'.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios