Logo El Confidencial
SALUD

El Rey Juan Carlos vuelve a pasar por el quirófano (y van casi 20 operaciones)

Un nódulo de pulmón, múltiples problemas en la cadera, un carcinoma y ahora el corazón. La salud del antiguo monarca no es de hierro

Foto: El rey Juan Carlos, en una imagen de archivo. (EFE)
El rey Juan Carlos, en una imagen de archivo. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura3 min

El Rey Juan Carlos será sometido el sábado a una intervención quirúrgica cardiaca el próximo sábado, 24 de agosto, una operación programada tras su última revisión médica periódica anual. Tal y como ha comunicado el Palacio de la Zarzuela, don Juan Carlos se sometió los días 11 y 12 de junio a esa revisión médica en la que, según la Casa Real, se constató la necesidad de programar esa intervención para finales de agosto. La operación tendrá lugar en la clínica Quirón de Pozuelo de Alarcón, en Madrid.

Con esta son cerca de 20 las operaciones quirúrgicas a las que se ha sometido el antiguo monarca. La última de la que se tenía constancia tuvo lugar en abril, cuando fue intervenido quirúrgicamente de un tipo de cáncer de piel, un carcinoma basocelular. En aquella ocasión, la Casa del Rey no informó de la intervención hasta que una aparición pública del rey con un hematoma en la cara hizo saltar las alarmas.

Justo un año antes, en abril de 2018, el rey Juan Carlos fue intervenido en la Clínica Universitaria Sanitas La Moraleja. En aquella ocasión se trataba de sustituirle la prótesis artificial que se le había implantado en la rodilla derecha hace algo menos de ocho años.

La reina Letizia y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, acudiendo a ver al rey Juan Carlos tras una operación. (EFE)
La reina Letizia y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, acudiendo a ver al rey Juan Carlos tras una operación. (EFE)

El propósito de la intervención fue entonces permitir a don Juan Carlos, que cumplió 81 años el pasado 5 de enero, "una mayor movilidad y estabilidad" con una "prótesis de última generación" que reemplazara a la que se le había implantado en junio de 2011.

Aquella operación de cadera, que sirvió (dicho sea de paso) para limar asperezas públicas entre las reinas Letizia y Sofía tras el famoso rifirrafe, era la decimoquinta a la que se sometía Juan Carlos I a lo largo de su vida y la primera tras la de noviembre de 2013, en la que el cirujano Miguel Cabanela y su colaborador en la Clínica Mayo de Minnesota (EE.UU.) Robert Trousdale le implantaron una prótesis definitiva en la cadera izquierda. La prótesis que lleva en la rodilla derecha le fue implantada el 3 de junio de 2011 por el traumatólogo Ángel Villamor en el Hospital San José de Madrid para resolver el deterioro provocado por la artrosis.

El 4 de septiembre de aquel año se sometió a una cirugía, en el mismo centro sanitario y sin hospitalización posterior, por la rotura del tendón de aquiles del pie izquierdo, ocurrida poco después de que dejara las muletas que utilizaba para recuperarse de su operación de rodilla.

El 14 de abril de 2012, el doctor Villamor le implantó una prótesis en la cadera derecha, afectada por la artrosis y fracturada en tres fragmentos como consecuencia de una caída durante su polémico viaje privado a Botsuana.

El antiguo monarca, tras ser intervenido de la cadera al volver de Botsuana. (Getty)
El antiguo monarca, tras ser intervenido de la cadera al volver de Botsuana. (Getty)

Dos semanas después, el mismo equipo médico tuvo que solventar en el quirófano una luxación al desajustarse aquella prótesis de cadera por un mal movimiento durante una audiencia concedida en la Zarzuela al ministro emiratí de Asuntos Exteriores.

En noviembre de ese mismo año, Villamor le implantó asimismo una prótesis en la cadera izquierda, desgastada por la artrosis, y tres meses después también tuvo que solucionar en ella un problema de luxación.

Además, ese implante acabó por provocarle una infección, de modo que el 24 de septiembre de 2013 volvió al quirófano, en esta ocasión en el Hospital Universitario Quirón de Madrid, donde Cabanela y Trousdale le sustituyeron la prótesis por una provisional tras limpiar el tejido infectado y, dos meses más tarde, le implantaron una nueva definitiva.

Además, el rey ha sido operado de otras dolencias. En abril de 2010 le extirparon al rey un nódulo en la parte superior del pulmón derecho. Se trataba de un tumor benigno.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios