Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Kate Middleton, en su mejor momento: ojito derecho de Isabel II y fuera de polémica

La duquesa de Cambridge ha conseguido convertirse en el ojito derecho de Isabel II. Además, cuenta con un gran apoyo popular

Foto: La duquesa de Cambridge. (Getty)
La duquesa de Cambridge. (Getty)

No han sido pocas las cuestiones que Kate Middleton ha tenido que aguantar por parte de la prensa británica. Durante su largo noviazgo con el príncipe Guillermo, se la bautizó con el apodo Waity Katie, en alusión a que era la novia que esperaba con ansias el anillo que nunca llegaba. También se la conocía a ella y a su hermana, Pippa Middleton, con el nombre de glicinias, unas plantas 'trepadoras y que huelen bien', por no hablar de que día sí y día también veía como en los principales periódicos se cuestionaba el negocio de sus padres mientras se afirmaba que la reina no la quería ni ver, pues no la consideraba suficientemente buena para su nieto.

Pero dicen que los esfuerzos tienen su recompensa, y eso le ha ocurrido a Kate. Esfuerzo por callar, esfuerzo por no demandar, esfuerzo por entender que formar parte de la familia real británica es otra cosa, estar a otro nivel. Y eso lo ha llevado a cabo a la perfección. Por eso, en los 8 años que lleva como duquesa de Cambridge nunca ha sido protagonista de un escándalo, nunca se le ha visto un exabrupto, una mala cara, un mal gesto... Todo en ella es comedido, trabajado, protocolario, como a Isabel II le gusta, y eso se nota.

La duquesa de Cambridge, durante la recepción. (CP)
La duquesa de Cambridge, durante la recepción. (CP)

Como sucedió este miércoles por la noche, durante la recepción que Isabel II ofreció en el palacio de Buckingham en honor al cuerpo diplomático, una velada en la que estuvo acompañada por el príncipe Carlos y Camilla y los duques de Cambridge. Kate eligió para la ocasión un impresionante collar propiedad de la soberana, que en una muestra más de cariño le dejó la fastuosa joya, un regalo de bodas de Nizam de Hyderabad, el monarca del estado indio de Hyderabad. También los pendientes eran de Su Majestad.

Su sucesora

Tal como asegura 'The Telegraph', la soberana adora a Kate, quien se ha convertido en su ojito derecho. Mientras que los demás miembros de la familia, como el príncipe Andrés o los Sussex, no dejan de darle problemas, la duquesa de Cambridge es un valor seguro. También lo es Guillermo, pero la reina sabe perfectamente que el tirón mediático lo tiene ella, de ahí que la mime y le reconozca públicamente sus logros. Este mismo año, Kate recibía de manos de la reina la Orden Victoriana, una condecoración muy importante que ni siquiera tiene el príncipe Harry.

A finales de 2017, Isabel II también le concedió la Royal Family Order, la condecoración más especial que Isabel da a las mujeres de la familia que trabajan para la Corona. Además de todo ello, la reina no deja de traspasarle patronatos que, debido a su edad, ya no puede atender. Esta misma semana, la duquesa de Cambridge se convertía en patrona de Family Action. Durante más de 65 años, Isabel II fue la presidenta del patronato de esta fundación que intenta ayudar a las familias en posiciones menos favorables, pero decidió pasarle el testigo a su nieta política.

Kate en un acto de Family Action.  (Reuters)
Kate en un acto de Family Action. (Reuters)

Una vida diferente a la suya

Además de todo lo nombrado, a Isabel II le gusta mucho cómo los duques de Cambrige están educando a sus tres hijos. Aunque siente especial debilidad por la princesa Charlotte, tal como reveló Kate durante una entrevista, la soberana se siente muy apegada a sus bisnietos Cambridge. Isabel conoce a la perfección lo que es criar a unos hijos y cumplir con los deberes reales. Ella se convirtió en reina cuando sus dos hijos mayores apenas empezaban la escuela; por eso, entiende que los duques quieran más tiempo para disfrutar de ellos.

Los Cambridge. (Reuters)
Los Cambridge. (Reuters)

La intención de la entonces princesa Isabel y el duque de Edimburgo cuando se casaron y tuvieron a Carlos y Ana era quedarse a vivir en Malta, donde él tenía un puesto en la Marina. Sin embargo, tras la muerte de Jorge VI tuvieron que regresar a Reino Unido y enfrentarse a una nueva vida, a la que les costó mucho acostumbrarse. La reina es consciente de que el trabajo que conlleva la Corona le quitó tiempo para desarrollar su papel de madre, y quiere que esto no le suceda a Kate Middleton, de ahí que su agenda sea en ocasiones escasa, pues quiere pasar todo el tiempo del mundo con sus hijos, sobre todo con Louis, que todavía no va a la guardería.

Apoyo popular

Kate siempre ha disfrutado de una gran popularidad. En la última encuesta, realizada por YouGov, Kate ocupa el cuarto puesto, por detrás del príncipe Harry, el príncipe Guillermo y la reina. Cabe destacar que la imagen de Harry ha sufrido un varapalo en estos últimos meses, después de su participación en el documental africano quejándose del tratamiento de la prensa y la demanda a los medios de comunicación. Veremos de que manera quedan las posiciones cuando actualicen la encuesta.

Muchos pensaron que tras la llegada del huracán Meghan Markle, Kate quedaría relegada en un segundo plano, pero nada de eso. Más bien al contrario. La actitud de la duquesa de Sussex y todo lo que se publica sobre ella ha provocado que los británicos valoren aún más a la de Cambridge. Ella, mientras, respira tranquila, conocedora de que el foco está puesto más en su cuñada, así que puede actuar más tranquila.

La reina con Camilla y Kate. (Reuters)
La reina con Camilla y Kate. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios