El emir de Dubái "torturó y secuestró" a sus hijas según la justicia londinense
  1. Casas Reales
SE DESCUBRE LA SENTENCIA

El emir de Dubái "torturó y secuestró" a sus hijas según la justicia londinense

El tribunal ha dictaminado que Sheik Mohammed es responsable del secuestro forzoso de dos de sus hijas

Foto: El emir de Dubái "torturó y secuestró" a sus hijas según la justicia londinense
El emir de Dubái "torturó y secuestró" a sus hijas según la justicia londinense

Haya de Jordania ha ganado el juicio contra su exmarido, el emir de Dubái, y aunque él mismo había intentado mantener el fallo fuera del dominio público, la BBC publica este jueves la sentencia en la que Mohammed bin Rashid Al Maktoum no sale nada bien parado. "Secuestro, retorno forzado, tortura y una campaña de intimidación", se le atribuyen al jeque, que además es primer ministro y vicepresidente de los Émiratos Árabes.

El tribunal ha dictaminado que Sheik Mohammed es responsable del secuestro forzoso de dos de sus hijas. La primera, Sheikah Shamsa, que huyó a Reino Unido en 2000 pero fue capturada por agentes del jeque y devuelta a su país, donde permanece retenida y supuestamente sedada.

Haya de Jordania y el emir de Dubái, en las carreras de Ascot, a las que no solían faltar. (Getty)
Haya de Jordania y el emir de Dubái, en las carreras de Ascot, a las que no solían faltar. (Getty)

La segunda es Sheikah Latifa, quien intentó huir fallidamente en dos ocasiones, en 2002 y en 2018. Tras el primer intento fue encarcelada por su padre durante más de tres años. En el segundo fue capturada frente a las costas de la India y permanece actualmente en arresto domiciliario. Sheikah Latifa consiguió hacer público un vídeo en el que hablaba de los abusos físicos de su padre, equivalentes a tortura, que ahora el juez ha considerado creíbles.

También se ha acusado al emir de llevar a cabo una campaña de miedo e intimidación contra Haya. Todas estas acusaciones fueron hechas por la hermana del rey de Jordania ante el juez Andrew McFarlane, presidente de la división del Tribunal de Familia en Inglaterra y Gales, que las da por válidas, dándole así la razón a la princesa y la custodia de sus dos hijos.

Fue hace casi un año cuando la princesa Haya de Jordania huyó a Londres, llevándose consigo a sus hijos, Jalila y Zayed, una marcha que llamó la atención del mundo entero y puso el foco sobre su esposo, el emir de Dubái. A partir de ese momento, Haya comenzó una batalla judicial con la que ha pretendido pedir protección para sus hijos, su custodia y una orden de alejamiento de su exmarido, Mohamed bin Rashid Al Maktum. Una lucha que finalmente ha conseguido ganar.

Los dos se han visto las caras durante estos últimos meses en los tribunales, pero fue la pasada semana cuando el juez dictó sentencia, aunque el emir de Dubái trató de hacer todo lo posible para que esta no viera la luz. Nada más iniciarse la última sesión, el emir de Dubái impuso condiciones, a distancia, ya que él no se ha presentado a ninguna de las vistas.

Se negaba a que la sentencia de divorcio y el delicado contenido de la misma, que aportaba detalles poco amables de su matrimonio, se hiciera pública. "Los problemas surgen en vista de la especial posición de Sheikh Mohamed como soberano y jefe de un Gobierno extranjero", rezaba el comunicado, refiriéndose a que el emir es, además, primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos. Sin embargo, finalmente se ha conocido la verdad.

Haya de Jordania. (EFE)
Haya de Jordania. (EFE)

Haya de Jordania Emir de Dubái