Emir de Dubái: seis mujeres, una 'favorita' y la muerte trágica de su primogénito
  1. Casas Reales
EN SU PEOR MOMENTO

Emir de Dubái: seis mujeres, una 'favorita' y la muerte trágica de su primogénito

El jeque Mohamed bin Rashid Al Maktum, de 70 años, más en entredicho que nunca tras hacerse pública la sentencia de su litigio con Haya de Jordania

Foto: Emir de Dubái: seis mujeres, una 'favorita' y la muerte trágica de su primogénito
Emir de Dubái: seis mujeres, una 'favorita' y la muerte trágica de su primogénito

El emir de Dubái, Mohamed bin Rashid Al Maktoum, de 70 años, está en su peor momento mediático después de que se haya hecho pública la demoledora sentencia del litigio que ha mantenido con la princesa Haya de Jordania, después de que esta se fugara a Londres hace casi un año llevándose consigo a sus hijos, Jalila y Zayed, que llevó aparejada la denuncia ante un juzgado de familia de Londres, en la que solicitaba protección para sus hijos, su custodia y una orden de alejamiento.

Muy lejos quedan esos tiempos en los que la hermana del rey Abdalá de Jordania era la favorita de sus seis mujeres y el epítome de una felicidad de una publicitada relación sentimental que tuvo sus raíces en nuestro país. Ya se conocían, pero no fue hasta los World Equestrian Games, que tuvieron lugar en Jerez de la Frontera, en 2002, cuando se enamoraron. Dos años más tarde se casaron en el palacio Al-Baraka de Amán, la capital jordana, una ceremonia que, por supuesto, no se perdieron Abdalá y Rania, apenas unas semanas antes de la gran boda del año en nuestro país, la de Felipe y Letizia.

Haya de Jordania y el emir de Dubái, cuando eran habituales de la vida social inglesa y de Ascot. (Getty)
Haya de Jordania y el emir de Dubái, cuando eran habituales de la vida social inglesa y de Ascot. (Getty)

Se ha dicho y publicado en diversas ocasiones que el emir de Dubái tiene varias fincas en Extremadura, dedicadas a la cría de caballos, a las que se solían desplazar (juntos y por separado) en su avión privado, siempre de manera discreta (a día de hoy resulta imposible corroborar si es así). Serían solo la punta del iceberg de la gran fortuna de Mohamed, que algunos calculan en más de 14.000 millones de euros. Además de los equinos, le apasionan el golf (posee algunos de los mejores greens del mundo), los coches de lujo y de gran cilindrada y la poesía. Detalles que ahora, caído en desgracia ante la opinión pública mundial, se vuelven en su contra.

Mohamed ha tenido una intensa vida sentimental y se ha casado en seis ocasiones. La primera vez con su prima, la primera dama de Dubái, Hind bint Maktum bin Juma Al Maktoum, en 1979, cuando ella contaba apenas 17 años y él tenía casi trece más. Ella es la madre de doce de sus hijos, entre los que se encuentra Hamdan bin Mohamed Al Maktoum, príncipe heredero, pese a no ser el primogénito, desde 2008. Había sido apartado de esa posición su hermano mayor, quien falleció de manera trágica en septiembre de 2015 a la prematura edad de 33 años. Aunque la causa oficial de su fallecimiento fue un infarto fulminante, se rumoreaba que arrastraba problemas de adicciones.

De sus otras cinco mujeres, la 'favorita' era precisamente Haya de Jordania, ya que las otras están completamente apartadas de la vida pública: dos de ellas nacieron en Líbano, Randa bint Mohammed Al Banna y Delila Aloula; otra en Argelia, Houria bint Ahmed Al M’aash, y Zoe Grigorakos es de origen griego (hay una sexta cuya identidad se desconoce).

La princesa Haya, el pasado 28 de febrero en el tribunal londinense. (EFE)
La princesa Haya, el pasado 28 de febrero en el tribunal londinense. (EFE)

Son 30 los hijos que se atribuyen al emir de Dubái, dos de las cuales fueron secuestradas según la sentencia dictada esta misma semana, que afirma que lo "ordenó y orquestó". Recordemos que la primera fue la princesa Shamsa, que se escapó de la propiedad familiar en Surrey (Reino Unido) cuando tenía 18 años, mientras estaba pasando unas vacaciones en 2000. Más tarde fue detenida por el personal del emir en Cambridge, sedada y trasladada al emirato en un avión privado.

La segunda fue la princesa Latifa, que intentó sin éxito fugarse en 2002. En 2018, en un vídeo que se viralizó en las redes sociales denunció haber sido torturada y encerrada durante tres años. Ese mes de febrero, volvía a intentarlo, pero de nuevo era interceptada por un barco cerca de la costa de la India y devuelta a su país.

Emir de Dubái Haya de Jordania