Logo El Confidencial
LOS SEÑORES DEL CASTILLO

El capricho inmobiliario de 4 millones de Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo

A 100 kilómetros de Montecarlo y a los pies de los Alpes encontramos el castillo de Beauregard, la última adquisición inmobiliaria de la pareja

Foto: Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi. (Getty)
Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi. (Getty)

Los hermanos Casiraghi, con Carolina de Mónaco a la cabeza, han visto como, a causa del coronavirus, sus planes para la que es su gran noche del año se tumbaban, después de que los responsables del Baile de la Rosa decidieran cancelar la cita de este año, siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Pero Pierre, el segundo hijo de la hermana de Alberto de Mónaco, ha encontrado el mejor consuelo para ahogar las penas. Un consuelo que llega a la familia en forma de nueva casa.

Y es que Pierre y su mujer, Beatrice Borromeo, van a vivir como dos auténticos príncipes medievales. El castillo, al menos, ya lo tienen. Y es que han adquirido una propiedad en la región de Mons, en el sur de Francia, a escasos 100 kilómetros del principado y al pie de los Alpes, en la que se ha gastado 4 millones de euros. Se trata de una finca de 120 hectáreas de terreno, es decir, 1.200 kilómetros cuadrados, presidida por un castillo de 900 metros cuadrados. Una construcción flanqueada por cuatro torres y a la que acompañan varios siglos de historia, ya que comenzó a edificarse en el año 1470.

Castillo de Beauregard. (Michel Royon/Wikimedia Commons)
Castillo de Beauregard. (Michel Royon/Wikimedia Commons)


Desde entonces, ha estado siempre habitado por una única familia, los descendientes de Antonie de Villeneuve, el primer señor de las tierras y quien encargó su construcción. Aunque es una de las pocas propiedades aristocráticas que se mantuvieron en pie tras la Revolución francesa, el paso del tiempo ha hecho la mella lógica en paredes y techos. Ya cuando lo heredaron, los propietarios previos a Pierre, los hermanos Laure y Patrick Clarens, tuvieron que vender muebles y libros con gran valor histórico para hacer frente a algunos gastos.

También lo alquilaban para bodas, fiestas o cacerías, con vistas a sacar algún dinero y afrontar así los altos gastos de matenimiento, hasta que el techo del invernadero se hundió por una filtración, lo que suponía una reforma a la que no podían hacer frente. Por eso, la finca lleva a la venta varios años, aunque hasta ahora no había tenido comprador. En su momento, estuvo habitado por la artista francesa Niki de Saint Phalle y, según Patrice Besse, la inmobiliaria donde se ofertaba, también el cantante Mick Jagger se interesó por él.

Así que Pierre Casiraghi ha aprovechado esta oportunidad inmobiliaria y, junto con su mujer, es el nuevo dueño del castillo de Beauregard. Una propiedad con la que además tiene lazos familiares, ya que uno de sus antepasados nació allí. En las últimas semanas, tanto el interior como la fachada del edificio han sido reformadas, y ya está lista para que Pierre, Beatrice y sus pequeños príncipes lo ocupen. Su situación tan cercana a Montecarlo hace que sea ideal para primera vivienda, pero también como una residencia de vacaciones, en la que seguro que Carolina de Mónaco y toda su troupe pasan mucho tiempo.

Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo, con sus hijos el pasado noviembre. (EFE)
Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo, con sus hijos el pasado noviembre. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios