Logo El Confidencial
¿REGALOS ENVENENADOS?

Un yate, un palacete, dos Ferraris... Los otros regalos de los jeques a don Juan Carlos

Su estrecha relación con las monarquías y mandatarios de los países de Oriente Medio ha traído grandes beneficios, materiales y económicos al Rey emérito

Foto: El rey Juan Carlos, con el emir de Baréin. (Getty)
El rey Juan Carlos, con el emir de Baréin. (Getty)

En 2015, el rey Felipe estableció una nueva política de la Casa Real con respecto a todos los regalos que tanto él como su familia recibían, en un esfuerzo por cambiar e imponer la transparencia como criterio principal de la institución. La norma estipulaba que no se aceptarían regalos que superasen "los usos habituales, sociales o de cortesía". Pero, teniendo en cuenta que en muchas culturas no aceptar un regalo supone toda una afrenta para el que lo regala, se matizaba que, de exceder esos usos, los regalos serían, o bien cedidos a entidades sin ánimo de lucro, o bien incoporados a Patrimonio Nacional, el mismo destino que tienen los regalos de carácter institucional, cumplan o no las condiciones estipuladas.

Esta medida impuesta por el monarca rompía completamente con la práctica anterior, que imperaba con don Juan Carlos al frente de la Casa Real. La opacidad sobre los regalos era la norma hasta 2014, fuera cual fuera el valor. Y en sus casi cuatro décadas de reinado han sido innumerables los que ha recibido, desde jamones ibéricos a cantidades ingentes de marisco, puros o plumas estilográficas, objeto que el Rey emérito colecciona. Y sí, entre estos regalos también están los maleados 100 millones de euros que ahora el Tribunal Supremo investiga como posible comisión recibida por la construcción del AVE a La Meca.

El rey Juan Carlos recibe un regalo de manos del presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Kuwait en 2014. (EFE)
El rey Juan Carlos recibe un regalo de manos del presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Kuwait en 2014. (EFE)

Como decíamos, a lo largo de su reinado, don Juan Carlos ha recibido muchos regalos, tantos y de tan diversa índole que sería imposible hacer un listado completo. Una dificultad a la que se añade la mencionada opacidad con la que antes se trataba ese tema en el palacio de la Zarzuela. Pero de algunos sí se ha tenido conocimiento, especialmente de los que son más valiosos. Y, casualmente, todos han llegado de países de Oriente Medio, cuya relación con el rey Juan Carlos ha sido estrecha, pero también muy fructífera y polémica.

La Mareta

Ha sido uno de los regalos más significativos y valiosos que el rey Juan Carlos ha recibido y también uno de los que más ha sido utilizado, aunque no solo por él. Esta casa-palacio situada en la costa Teguise de Lanzarote fue propiedad del rey Hussein de Jordania, construida a finales de los años 70 y cedida al rey Juan Carlos años después. El entonces monarca la incorporaba a Patrimonio Nacional, una decisión que tomaba tras enterarse de que tendría que pagar los impuestos correspondientes, tal y como contaba José Bono en su biografía. También era una forma de que los gastos de mantenimiento no salieran de la Casa Real, pero sin rechazar el regalo de su buen amigo.

En La Mareta se ha alojado no solo la familia real -allí moría la condesa de Barcelona en el año 2000, mientras disfrutaban de sus vacaciones de Navidad-, sino también mandatarios extranjeros como Mijaíl Gorbachov o Helmut Kohl, además de los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero y José María Aznar y el actual, Pedro Sánchez.

Los entonces Príncipes de Asturias, en La Mareta con Leonor en 2005. (Cordon Press)
Los entonces Príncipes de Asturias, en La Mareta con Leonor en 2005. (Cordon Press)

La pistola de piedras preciosas

Es uno de los más enigmáticos, y también salió de las manos del rey Hussein, quizá el más generoso de los monarcas de Oriente Medio y al que don Juan Carlos consideraba casi un hermano. Se trata de una pistola fabricada con metacrilato y piedras preciosas, cuyo destino y ubicación actual se desconocen por completo. También la del caballo pura sangre que el mismo Rey le entregó como obsequio.

El yate Fortuna

Aunque el más conocido y que más portadas ha ocupado ha sido el barco que regalaban al rey Juan Carlos varios empresarios baleares en el año 2000, hubo otras embarcaciones Fortuna en la vida del monarca. Una de ellas, la que el emérito recibía como regalo del rey Fahd de Arabia Saudí en 1979, y que también se ponía, dos años después, en manos de Patrimonio Nacional. El motivo de tan generoso obsequio no se sabe, pero tenía nada menos que 29 metros de eslora y varios camarotes, que además se ampliaron en 1980. En su cubierta hemos visto navegando como invitados de los Reyes eméritos en Mallorca a personalidades como Bill Clinton, José María Aznar o el príncipe Carlos y Diana de Gales.

Los Ferraris

Este regalo fue uno de los más polémicos. En 2014, se desvelaba que el rey Juan Carlos había recibido como obsequio del primer ministro de Emiratos Árabes, Mohamed bin Rashid Al Maktoum -más conocido en nuestro portal por ser el exmarido de la princesa Haya de Jordania-, dos exclusivos vehículos de la marca Ferrari: uno de ellos modelo FF, cuyo coste asciende a 300.000 euros, y el otro, un modelo F40 cuyo valor en subasta superaba los 600.000 euros. También se cedían en su momento a Patrimonio Nacional para que fueran subastados, sin que trascendiera el importe de su venta.

Por supuesto, estos no han sido los únicos, pero sí los regalos más conocidos que ha recibido la Casa Real desde esta zona del mapa, donde la opulencia parece ser el denominador común a la hora de mostrar la generosidad y el aprecio a una persona. También los actuales Reyes han sido agasajados con obsequios muy valiosos. Quizá el más costoso de todos llegó en 2015, con la visita a nuestro país del príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman. En total, fueron más de 20 piezas de joyería, repartidas entre todos los miembros de la familia real, incluyendo la princesa Leonor y la infanta Sofía. Pero esta vez fue diferente: el lote de joyas sí se detalló en el listado de regalos que cada año se reciben en Zarzuela, eso sí, sin concretar cuál era el valor total del generoso obsequio.

Los Reyes, con el príncipe saudí Mohamed bin Salman en 2015. (EFE)
Los Reyes, con el príncipe saudí Mohamed bin Salman en 2015. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios