Logo El Confidencial
FAMILIA REAL DE HOLANDA

Máxima de Holanda y su llamativo vestido amarillo de volantes en el Prinsjesdag

La argentina ha optado por recuperar un vestido del diseñador de origen danés Claes Iversen que ya le habíamos visto con anterioridad

Foto: Los reyes de Holanda. (CP)
Los reyes de Holanda. (CP)

Los reyes de Holanda han presidido su Prinsjesdag más atípico. Se trata del acto más importante en la agenda de los Orange, no solo por ser el más ceremonioso, sino también porque en él Guillermo Alejandro pronuncia un discurso en el que da a conocer novedades económicas para el país. En esta ocasión, el coronavirus ha sido el gran protagonista de la jornada y ha provocado grandes cambios en su celebración.

Guillermo Alejandro y Máxima no han realizado, por ejemplo, el tradicional recorrido por las calles de La Haya en carroza, sustituyéndola por un coche, y el lugar escogido para la celebración ha sido la Grote Kerk, un espacio más grande que el Binnenhof​, donde habitualmente tenía lugar, para que los invitados pudieran sentarse sin problemas de distancia.

 La reina Máxima. (CP)
La reina Máxima. (CP)

Y continuando con ese perfil bajo de la ceremonia, Máxima tampoco ha querido estrenar look. La argentina ha optado por recuperar un vestido del diseñador de origen danés Claes Iversen que ya le habíamos visto con anterioridad. Se trata de un diseño de volantes horizontales de arriba a abajo que estrenó en marzo de 2018 para una cena de gala con Rania de Jordania.

Máxima, con el vestido en la cena con Rania. (EFE)
Máxima, con el vestido en la cena con Rania. (EFE)

Sin embargo, y quizás después de ver las imágenes de esa cena, en las que brillaba cual rayo de sol, Máxima pidió que se oscureciera varios tonos la tela, consiguiendo un color más cercano al mostaza.

La reina ha decorado su cabeza con un delicado tocado de inspiración floral de la sombrera belga Fabienne Delvigne que redondeaba su estilismo, en el que también destacaba un clutch nude de Bottega Veneta, el mítico Knot que también tiene la reina Letizia, y guantes de piel.

Como no podía ser de otra manera, ya que estamos hablando de Máxima, las joyas han jugado un papel fundamental, sobre todo el impresionante broche en forma de lazo -con el que sujetaba la banda de la Orden del León Holandés- que llevaba en la cintura y en cuyo centro se encontraba un enorme citrinio. La reina también lucía unos pendientes de diamantes y varias pulseras.

Los reyes durante la ceremonia. (CP)
Los reyes durante la ceremonia. (CP)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios